Internacional - Economía

El crecimiento de las exportaciones japonesas se ralentiza ante el riesgo de recesión mundial

2023-11-15

La balanza comercial arrojó un déficit de 662,500 millones de yenes (4.380 millones...

Por Tetsushi Kajimoto

TOKIO, 16 nov (Reuters) - Las exportaciones japonesas crecieron por segundo mes consecutivo en octubre, pero a un ritmo mucho más lento debido a la caída de los envíos de chips y acero a China, a medida que el debilitamiento de la demanda externa pasa factura a la economía dependiente del comercio.

La debilidad de las exportaciones ha complicado los esfuerzos de Japón por estimular el crecimiento económico, ya que la atonía de la demanda interna lastra la recuperación pospandémica.

Ante la ausencia de motores de crecimiento, algunos economistas advierten de que Japón podría caer en una recesión técnica, definida como dos trimestres seguidos de contracción.

La economía japonesa se contrajo entre julio y septiembre, rompiendo dos trimestres consecutivos de expansión debido a la debilidad del consumo y las exportaciones, mostraron los datos el miércoles.

Las exportaciones aumentaron un 1,6% en octubre respecto al año anterior, según datos del Ministerio de Finanzas publicados el jueves.

El aumento fue superior al 1,2% previsto por los economistas en una encuesta de Reuters, pero inferior al 4,3% de septiembre.

Por destinos, las exportaciones a China, el mayor socio comercial de Japón, cayeron un 4,0% interanual en octubre, encadenando 11 meses consecutivos de descensos.

Las exportaciones a Estados Unidos, el principal aliado de Japón, aumentaron un 8,4% en el año hasta octubre, ya que la demanda de vehículos híbridos y maquinaria de minería y construcción contribuyó a que el valor de los envíos con destino a Estados Unidos alcanzara su mayor nivel histórico.

Las importaciones cayeron un 12,5% hasta octubre, frente a la estimación promedio de un descenso del 12,2%.

La balanza comercial arrojó un déficit de 662,500 millones de yenes (4.380 millones de dólares), frente a la estimación promedio de un déficit de 735,700 millones de yenes.



aranza