Migración

Illinois cancela construcción de campamento temporal para migrantes en Chicago por contaminantes

2023-12-05

Los alcaldes de Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles y Nueva York han presionado para...

 

CHICAGO (AP) — El gobierno de Illinois anunció el martes que dejará de lado sus planes de instalar en Chicago un campamento temporal para albergar a migrantes durante el invierno, debido al riesgo de contaminantes en el suelo de una antigua instalación industrial.

La decisión se dio a conocer mientras Chicago atraviesa problemas para dar refugio a más de 24,000 migrantes que han llegado a la ciudad provenientes de la frontera con México desde agosto del año pasado, la mayoría de ellos en autobuses puestos a disposición por el gobernador de Texas, Greg Abbott, de acuerdo con datos de la ciudad publicados el martes.

Ante la llegada del crudo invierno y a pesar de la creación de una asociación con líderes religiosos para que proporcionen albergue temporal, cientos de solicitantes de asilo siguen a la espera de que se les asigne un lugar en aeropuertos y cuarteles de policía, y algunos de ellos permanecen en campamentos instalados en aceras fuera de las comisarías.

En respuesta a la necesidad urgente, el estado destinó hasta 65 millones de dólares para un campamento en el vecindario de Brighton Park diseñado para albergar a 2,000 migrantes, y para la construcción de estructuras permanentes en una instalación para 200 camas en el vecindario de Little Village, dando prioridad a familias y personas con discapacidades.

La obra en Brighton Park comenzó la semana pasada a pesar de las protestas de los residentes de la zona de que la propiedad de 3,6 hectáreas (9 acres) está contaminada y pondría en riesgo la salud de los migrantes que sean alojados allí. De acuerdo con un reporte ambiental publicado el viernes que identificó contaminantes, el lugar había albergado previamente una plataforma ferroviaria con tanques y depósitos de aceite, una fundición de zinc y un estacionamiento para camiones de remolque.

La ciudad dio a conocer la noche del viernes un estudio elaborado por la consultora Terracon que detalla el descubrimiento y retiro de secciones de tierra de la instalación en Brighton Park que contenían niveles excesivos de mercurio y otros contaminantes.

La oficina del alcalde Brandon Johnson aseguró el lunes, con base en los hallazgos de Terracon, que el sitio era seguro para uso residencial temporal. Eso fue antes de que la oficina del gobernador de Illinois J.B. Pritzker suspendiera el proyecto y después de que la Agencia de Protección Ambiental del estado revisó el reporte ambiental de casi 800 páginas. Para entonces, ya se había colocado una gran cantidad de enormes carpas blancas equipadas con unidades de calefacción.

“Mi gobierno está comprometido con mantener a salvo a los solicitantes de asilo mientras trabajamos para ayudarlos a lograr su independencia”, dijo Pritzker en un comunicado. “No seguiremos con los planes de albergar familias en un lugar en donde persisten graves preocupaciones ambientales”.

La Agencia de Protección Ambiental de Illinois llegó a la conclusión de que se necesitaban más estudios para garantizar la seguridad del lugar.

“El bienestar de los residentes y trabajadores del lugar es nuestra mayor prioridad, y las condiciones actuales y previstas del lugar no reducen adecuadamente los riesgos de exposición humana a las condiciones ambientales conocidas y potenciales”, dijo el director de la agencia estatal John J. Kim.

La concejal Julia Ramirez, representante del distrito que alberga el sitio ante el Ayuntamiento, se opuso al proyecto por cuestiones de seguridad.

“Me alegra que la oficina del gobernador decidió no seguir utilizando este lote para un albergue y se aseguró que estamos asumiendo la responsabilidad de cuidar la salud de las familias migrantes y de los residentes”, comentó, añadiendo que deben continuar con la búsqueda de un albergue seguro.

La obra fue suspendida el lunes en lo que la agencia ambiental del estado revisaba el reporte, el cual recopiló resultados de laboratorio que examinaban la tierra del lugar, agua subterránea y los gases en el suelo.

Un análisis reveló niveles excesivos de mercurio, de cuatro metales, de DEHO — una sustancia química presente en los productos plásticos — y dos compuestos orgánicos semivolátiles (SVOC), los cuales se pueden encontrar en pesticidas, productos a base de aceites y retardantes de incendios.

La tierra que rodea las secciones en las que se tomaron las muestras fue excavada y eliminada en un vertedero. Además, se construyó una barrera para limitar el acceso a ese terreno, de acuerdo con el reporte.

La oficina de Johnson dijo en un comunicado emitido el lunes que con esas salvaguardas, el lugar era seguro para brindar albergue temporal. Después de la cancelación del proyecto el martes, Johnson comentó a los reporteros que “la misión sigue siendo la misma” de encontrar un albergue seguro para los migrantes que duermen al aire libre.

Funcionarios de la ciudad no respondieron de inmediato a consultas sobre si estaban considerando otros sitios.

Yimara Pájaro, costurera venezolana, dijo que ella y su pareja acamparon afuera de una estación de policía en el lado sur de la ciudad durante dos meses hasta que la semana pasada fueron trasladados a un refugio temporal dentro de una iglesia.

Dormir a la intemperie en Chicago después de varias nevadas y con temperaturas bajo cero durante las noches de este otoño, los dejó en mal estado de salud, comentó. Añadió que sufrió tres ataques de asma agravados por el frío.

Pájaro dijo que no quería trasladarse a un refugio diseñado para albergar a miles de personas, como el que se tenía planeado en Brighton Park. Y si el lugar está contaminado, “no deberían llevarnos a ninguno”, comentó. “Porque si es algo tóxico, nos vamos a enfermar. Entonces no les importa la salud de nosotros ni nada de eso”.

Los alcaldes de Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles y Nueva York han presionado para recibir más ayuda federal para alojar a los recién llegados. Los migrantes han estado llegando a ciudades con gobiernos demócratas en autobuses financiados por los gobernadores republicanos de Texas y Florida. En un principio, los críticos habían dicho que el envío de migrantes era una maniobra política, pero más de un año después, las ciudades pasan problemas para hacer frente a la alta afluencia ante una disminución de sus recursos.

 



aranza