Internacional - Seguridad y Justicia

Estados Unidos anuncia una misión internacional contra los ataques a buques comerciales en el mar Rojo

2023-12-19

El Comando Central del ejército estadounidense reportó el lunes dos nuevos ataques...

TARA COPP y LOLITA C. BALDOR

MANAMA, Bahrein (AP) — Estados Unidos y otros países crearán una nueva fuerza para proteger a los buques que transitan por el mar Rojo, donde algunos han sido atacados con drones y misiles balísticos disparados desde zonas de Yemen controladas por los hutíes, dijo el martes en Bahrein el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

La gravedad de los ataques, varios de los cuales han dañado buques, ha llevado a algunas compañías navieras a ordenar a sus barcos que se mantengan a la espera y no entren en el estrecho de Bab el-Mandeb hasta que pueda resolverse la situación de seguridad.

El Comando Central del ejército estadounidense reportó el lunes dos nuevos ataques contra embarcaciones comerciales. Un ataque con un dron y un misil balístico alcanzaron un petrolero cerca de Yemen, aproximadamente al mismo tiempo que un carguero informaba de un explosivo que detonó en el agua cerca del barco, según el ejército.

“Se trata de un desafío internacional que exige una acción colectiva”, declaró Austin en un comunicado emitido poco después de la medianoche en Bahrein. “Por ello, hoy anuncio el establecimiento de la Operación Guardián de la Prosperidad, una nueva e importante iniciativa multinacional de seguridad”.

En todo momento hay unos 400 buques comerciales en el sur del mar Rojo, explicó a la prensa un oficial militar de alto rango que acompañó a Austin a la región.

En la nueva misión, los barcos militares no escoltarán necesariamente a una embarcación concreta, sino que se desplegarán para ofrecer una protección general a tantos como sea posible en cada momento, indicó el oficial bajo condición de anonimato para ofrecer detalles adicionales de la operación que no se habían hecho públicos.

Mohammed Abdel-Salam, vocero y negociador jefe de los hutíes, desafió el martes a la coalición y dijo que los rebeldes con apoyo iraní seguirían atacando barcos vinculados con Israel cerca de Yemen.

“La coalición formada por los estadounidenses es para proteger a Israel y militarizar el mar sin ninguna justificación, y no impedirá que Yemen continúe sus operaciones legítimas en apoyo de Gaza”, escribió en X, antes conocida como Twitter.

Los ataques hutíes, afirmó, “no son una demostración de fuerza ni un desafío a nadie” y añadió que “el que quiera expandir el conflicto debe asumir las consecuencias de sus actos”.

La compañía naviera Maersk anunció el martes que por el momento había decidido redirigir sus barcos, que llevaban días detenidos fuera del estrecho y el mar Rojo, y enviarlos en su lugar rodeando África y por el cabo de Buena Esperanza, una ruta mucho más larga y menos eficiente. Maersk dijo que celebraba la creación de la iniciativa internacional de seguridad, pero por el momento la ruta más larga ofrecería “resultados más predecibles” para sus clientes.

En las últimas cuatro semanas, milicianos hutíes han atacado o detenido barcos comerciales en 12 ocasiones, y aún retienen a 25 tripulantes del MV Galaxy Leader en Yemen, señaló Austin en una reunión ministerial sobre la nueva misión marítima. Estados Unidos sigue buscando miembros que puedan unirse y trata de incrementar el número de armadas presentes y participantes.

Por el momento se han sumado Reino Unido, Bahrein, Canadá, Francia, Italia, Países Bajos, Noruega, Seychelles y España, dijo Austin. Algunos de los países realizarán patrullas conjuntas, mientras que otros proporcionarán apoyo de inteligencia en el sur del mar Rojo y el golfo de Adén.

Una ausencia notable era la de China, que tiene buques militares en la región pero no ha respondido a peticiones previas de asistencia de embarcaciones comerciales, a pesar de que algunos de los buques atacados tenían lazos con Hong Kong, dijo el oficial militar.

Otros países también han acordado participar en la operación, pero prefieren no ser nombrados públicamente, dijo un funcionario de defensa bajo condición de anonimato para poder discutir detalles de la nueva misión que no han sido anunciados públicamente.

La misión estará coordinada por el ya existente Grupo de Trabajo Combinado 153, creado en abril de 2022 para mejorar la seguridad marítima en el mar Rojo, el estrecho de Bab el-Mandeb y el golfo de Adén. El grupo ha contado con 39 países miembros, pero los funcionarios estaban trabajando para determinar cuáles de ellos participarían en este último proyecto.

Estados Unidos también ha pedido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que tome medidas contra los ataques.

Dos destructores de la Marina estadounidense —el USS Carney y el USS Mason— se han desplazado diariamente por el estrecho de Bab el-Mandeb para ayudar a disuadir y responder a los ataques de los hutíes.

La ampliación de la operación se produjo después de que el 3 de diciembre tres buques comerciales fueran alcanzados por misiles disparados por los hutíes de Yemen.

Hasta la fecha, Estados Unidos no ha contraatacado a los hutíes ni ha atacado ninguna de las armas u otras instalaciones de los combatientes yemeníes. El lunes, Austin no respondió a la pregunta de por qué el Pentágono no había contraatacado.



Jamileth