Internacional - Finanzas

Giro de la Fed dominará un año de recortes de tasas

2024-01-08

La Reserva Federal de Estados Unidos liderará el giro de los países más ricos...

Bloomberg News

(Bloomberg) -- Los próximos 12 meses se perfilan como el año de los recortes de tasas de interés.

Tras la campaña de endurecimiento más agresiva de las últimas décadas en 2022 y 2023, los bancos centrales de todo el mundo se disponen a empezar a relajar su política monetaria a medida que la inflación sigue retrocediendo.

Así lo refleja Bloomberg Economics, cuyo indicador agregado de tasas de todo el mundo muestra un descenso de 128 puntos básicos durante el año, liderado principalmente por las economías emergentes.

En este contexto, bancos centrales como el de Brasil, entre otros, ya empezaron el proceso.

La Reserva Federal de Estados Unidos liderará el giro de los países más ricos después de que sus autoridades monetarias proyectaran 75 puntos básicos de recortes para el año, marcando un cambio abrupto respecto a advertencias anteriores de que las tasas aún podrían subir durante gran parte de 2024.

Otros, como el Banco Central Europeo, son más reticentes a hablar de recortes, pero Bloomberg Economics espera que la primera flexibilización se materialice en junio. Los mercados apuestan a que el Banco de Inglaterra también baje las tasas este mes.

Japón seguirá siendo el país más destacado entre sus pares, y se espera que el gobernador, Kazuo Ueda, por fin endurezca su política monetaria, poniendo fin a la última tasa negativa del mundo.

En cuanto a las economías emergentes, se prevé que Argentina y Rusia apliquen fuertes recortes de tasas. Según el análisis de Bloomberg Economics, también se espera que el banco central de México, que se había resistido a este tipo de medidas, comience a relajar su política.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“Los bancos centrales desean dar la vuelta triunfal a medida que la inflación vuelve a la meta con solo un modesto impacto en el crecimiento. Los mercados aplaudirán el giro de la política monetaria y pondrán la banda sonora adecuada. La realidad, sin embargo, es que la política monetaria no tuvo mucho que ver con la presión pospandemia sobre los precios en el camino hacia arriba, y no puede adjudicarse demasiado del crédito en el camino hacia abajo. Una de las conclusiones es que las herramientas de los bancos centrales son limitadas, y las fuentes de riesgo de inflación, amplias”.

—Tom Orlik, economista jefe global

Los planes para bajar las tasas dependen de que la inflación siga desacelerándose. Los escépticos advierten que los precios en su mayoría aún están lejos de las metas de los bancos centrales y que la política deberá seguir siendo restrictiva.

Aun así, las cifras de inflación general y subyacente siguen enfriándose, encabezadas por los precios de los bienes, a los que se espera que siga el sector de servicios, lo que permitirá a los funcionarios comenzar a tomar medidas para aliviar la carga de los costos de endeudamiento sobre los hogares y las empresas.

A continuación, presentamos una guía trimestral de Bloomberg sobre las perspectivas de los principales bancos centrales del mundo.

Reserva Federal de EU

    Tasa actual de fondos federales (límite superior): 5,5%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 4,25%

    Proyección del mercado: Los operadores prevén cinco recortes de tasas de interés de un cuarto de punto este año, el primero de los cuales se espera para mayo.

La mayoría de los funcionarios de la Fed esperan recortar las tasas este año, comenzando así a revertir la campaña de endurecimiento más agresiva en cuatro décadas en respuesta a la caída de la inflación. Pero también han enfatizado que sus medidas dependen de que se siga avanzando en materia de precios y se guiarán por los datos que vayan apareciendo.

Las autoridades pronostican reducir las tasas en 75 puntos básicos hasta el 4,6% en 2024, según la mediana de las proyecciones publicada en diciembre. Sin embargo, los mercados de futuros apuestan a que la Fed recortará las tasas seis veces este año, comenzando con una probable reducción de un cuarto de punto en marzo.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, y varios de sus colegas han enfatizado que el banco central podría “proceder con cautela”, lo que sugiere que no tienen prisa. Powell dijo en su conferencia de prensa de diciembre que era prematuro cantar victoria, aunque reconoció que se había discutido la cuestión de cuándo comenzar a “reducir” la restricción de la política monetaria.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“La Fed ha llegado al final de su ciclo de alzas. Dado que la inflación subyacente parece estar en camino de acercarse al objetivo del 2% de la Fed —según algunas métricas clave— en marzo de 2024, es probable que el FOMC pueda responder al crecimiento vacilante y al aumento del desempleo con un primer recorte de tasas en ese mes. Esperamos otros recortes de 100 puntos básicos en el resto del año, con lo que el límite superior de las tasas de fondos federales a finales de 2024 se situará en el 4,25%”.

—Anna Wong

Banco Central Europeo

    Tasa de depósito actual: 4%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 3,25%

    Proyección del mercado: Los operadores están divididos en partes casi iguales a la hora de esperar la primera reducción de un cuarto de punto para marzo y se inclinan por una relajación de 1,5 puntos porcentuales para fin de año.

A diferencia de la Fed, los funcionarios del BCE se resisten a hablar de la posibilidad de recortes de tasas. A pesar de que la inflación ha retrocedido con mucha más fuerza de lo imaginado, persisten las preocupaciones sobre el ritmo de los aumentos salariales en la eurozona, integrada por 20 naciones. Es poco probable que se aclare si estas tendencias se están enfriando antes del segundo trimestre de 2024.

Los miembros del Consejo de Gobierno se han negado a aceptar un recorte inminente, en contra de las apuestas del mercado de una reducción en cuestión de meses, mientras la economía de la región coquetea con su primera recesión desde la pandemia.

La clave ahora será si Europa experimenta una desaceleración leve que todavía se consideraría un aterrizaje suave, o si los efectos persistentes del aumento sin precedentes de los costos de endeudamiento del BCE provocan un desplome lo suficientemente duro como para cambiar la configuración de la política monetaria antes de lo previsto.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“El BCE terminó de subir las tasas. La inflación subyacente está cayendo, las encuestas apuntan a un deterioro significativo de la actividad y la extensión del crédito es más débil de lo que era en la profundidad de la crisis del euro. Además, el ambiente ha cambiado en todo el mundo. A menos que la economía se hunda, el BCE necesitará tiempo para asegurarse de que la inflación sigue la trayectoria correcta. Esperamos el primer recorte en junio de 2024. Sin embargo, los riesgos están muy sesgados hacia una acción más temprana”.

—David Powell

Banco de Japón

    Tasa de equilibrio de política monetaria actual: -0,1%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 0%

    Proyección del mercado: Los mercados monetarios apuestan a un recorte de 10 puntos básicos en julio, pero menos de 20 puntos básicos de relajación acumulada para fin de año.

La cuestión para los observadores del Banco de Japón es cuándo llegará el fin de la última tasa negativa del mundo, no si lo hará. Tras conseguir transformar el programa de control de la curva de rendimientos en un aislante flexible contra las subidas repentinas de los rendimientos en su primer año al frente del Banco, el Gobernador Kazuo Ueda analizará ahora los datos que vayan surgiendo para evaluar la estabilidad de las tendencias de la inflación.

El terremoto el día de Año Nuevo convenció a la minoría de los economistas que pronosticaban un rápido aumento de las tasas de interés a retrasar sus previsiones para ajustarse a la opinión dominante, que considera que el primer aumento de tasas del banco desde 2007 se producirá en abril. Los resultados preliminares de las negociaciones salariales de primavera, que tendrán lugar en marzo, acapararán la mayor atención del mercado en años, ya que el Banco de Japón ha dejado claro que es uno de los factores clave en su búsqueda de un ciclo virtuoso de salarios-inflación.

Banco de Inglaterra

    Tasa bancaria actual: 5,25%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 4%

    Proyección del mercado: Los mercados apuestan a que las autoridades realizarán en su mayoría cinco recortes de un cuarto de punto este año, el primero de los cuales será en junio.

Los operadores también han aumentado sus apuestas a que en mayo se producirá un recorte, a pesar de que el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, insiste en que es demasiado pronto para considerar un giro en la política monetaria.

Hay una creciente especulación de que el Banco de Inglaterra se verá obligado a abandonar el mensaje de alzas durante más tiempo que mantuvo en su reunión de diciembre, que contrastó notablemente con comunicaciones más acomodaticias de la Fed.

Es probable que el Banco de Inglaterra rebaje sus previsiones de inflación en su próxima reunión del 1 de febrero, después de que la lectura de noviembre fuera mucho más baja de lo esperado, por debajo del 4%.

Aunque el Reino Unido puede haber sufrido una pequeña recesión en el segundo semestre de 2023, su panorama de crecimiento está empezando a mejorar. Las nuevas previsiones del Banco de Inglaterra podrían reflejar los menores costos de endeudamiento esperados por los mercados, una inflación más suave y unos salarios crecientes en términos reales. El banco central también presentará en febrero su evaluación anual del potencial de crecimiento a medio plazo de la economía.

Banco Popular de China

    Tasa actual de préstamo a medio plazo a 1 año: 2,5%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 2,2%

La economía china se encuentra bajo presión de cara a 2024, mientras la demanda interna y externa sigue inestable. Los modestos recortes de tasas del banco central no han logrado hasta ahora aliviar las amenazas deflacionarias, mientras la confianza de los consumidores se debilita en medio de una caída sin precedentes del mercado inmobiliario. Aunque el país parece haber alcanzado su objetivo de crecimiento de aproximadamente el 5%, el próximo reto es repetirlo este año. Para ello se necesitará probablemente un mayor apoyo de políticas debido a una base de comparación más elevada.

Se prevé que el Banco Popular de China reduzca moderadamente las tasas y los requisitos de reservas de efectivo de los bancos, en línea con su enfoque prudente. Las expectativas de una modificación de la tasa de política a un año a mediados de enero están aumentando luego del recorte de la tasa de depósito de los bancos comerciales el mes pasado. El banco central ha aumentado la financiación del sector inmobiliario y ha prometido fondos de emergencia a los gobiernos locales que enfrentan enormes pagos de deuda.

Banco central de Brasil

    Tasa Selic actual: 11,75%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 9%

El banco central de Brasil ha reducido en dos puntos porcentuales los costos de endeudamiento desde agosto en un ciclo de relajación que la mayoría de los analistas consideran que se extenderá hasta mediados de 2024. Los miembros del Consejo, encabezados por su presidente, Roberto Campos Neto, se han comprometido a seguir recortando las tasas en medio punto hasta marzo.

La inflación general se ha desacelerado hasta situarse dentro del rango de tolerancia de la autoridad monetaria, y las lecturas subyacentes, que son vigiladas atentamente y que excluyen elementos volátiles como la energía y los alimentos, también están disminuyendo. Aun así, los banqueros centrales están optando por un ciclo de recortes gradual, ya que la mayoría de los analistas apuestan a que la inflación se mantendrá por encima del objetivo del 3% hasta 2026. Las dudas de los inversionistas en torno a las promesas del presidente Luiz Inácio Lula da Silva de eliminar el déficit fiscal primario (que excluye los pagos de intereses) están complicando las perspectivas de la política monetaria.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“Esperamos que el BCB mantenga el ritmo actual hasta la reunión de mayo. A partir de entonces, el BCB probablemente procederá con más cautela, con movimientos de 25 puntos básicos, a medida que la tasa real ex ante se acerque a las estimaciones más altas para la tasa neutral (4,1% a 5,5%, según una encuesta del BCB). Nuestra previsión del 9% para diciembre supone que el Gobierno seguirá siendo ambiguo en cuanto a los objetivos fiscales, y que los nombres de los nuevos miembros del BCB no se conocerán hasta el 3T24”.

—Adriana Dupita

Banco de México

    Tarifa de interés interbancaria actual: 11,25%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 9,5%

El Banco de México es el único que se resiste entre los principales bancos latinoamericanos con sistemas de meta de inflación, la mayoría de los cuales ya comenzaron a reducir los costos de endeudamiento. Se espera que Banxico inicie un ciclo de flexibilización a principios de 2024, y la gobernadora, Victoria Rodríguez, dijo que una reducción podría producirse en el primer trimestre.

Aun así, la junta del banco prevé que la inflación no vuelva al objetivo del 3% hasta el segundo trimestre de 2025, lo que significa que cualquier flexibilización se implementará gradualmente. Las elecciones presidenciales de junio en México también traerán consigo una nueva serie de presiones sobre los precios, con un gasto gubernamental adicional en obras públicas y el mayor déficit fiscal en más de treinta años.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“Banxico ha mantenido las tasas en el 11,25% desde el final del ciclo de endurecimiento en mayo, en consonancia con unas condiciones monetarias restrictivas. La desaceleración de la inflación y el descenso de las expectativas dejan margen para cierta acomodación, pero se prevé que se mantengan por encima del objetivo y limiten el riesgo a la baja. La ralentización del crecimiento, coherente con la reducción de la brecha de producción positiva, también respalda un ajuste gradual. Los tipos estadounidenses son un riesgo. Vemos a Banxico recortando lentamente las tasas a partir de marzo, pero las condiciones monetarias seguirán siendo restrictivas en 2024”.

—Felipe Hernández

Banco central de Argentina

    Tasa actual: 100%

    Previsión de Bloomberg Economics para fines de 2024: 70%

El presidente Javier Milei reformó la política monetaria del banco central argentino después de que asumió el cargo el 10 de diciembre, devaluando el peso y cambiando el instrumento que utiliza para su tasa de referencia, de letras a 28 días a pases a 1 día, lo que implicó una reducción de las tasas del 133% al 100%. La autoridad monetaria, ahora dirigida por Santiago Bausili, también se embarcó en una rápida campaña de recuperación de las reservas extranjeras.

Los próximos meses plantean un enorme desafío para la política monetaria, mientras Milei advierte sobre la posibilidad de hiperinflación. De hecho, los aumentos del costo de vida ya se están intensificado debido al debilitamiento del tipo de cambio y el incremento de los precios regulados. Es probable que la situación empeore en el corto plazo, ya que se considera que algunas de las medidas de Milei impulsarán la inflación anual a más del 200% anual.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“La tasa real fuertemente negativa fijada por el BCRA al comienzo de la Administración de Milei puede ayudar a reducir el valor real de la deuda pública. Vemos riesgos en esa estrategia: puede impulsar la demanda de bonos públicos, pero también corre el riesgo de alimentar la inflación y una corrida hacia el dólar. Vemos la tasa de interés oficial en el 70% a finales de 2024: nuestra previsión supone que Milei cumpla la mayor parte de su plan de ajuste fiscal y que los controles de divisas sigan vigentes al menos parcialmente hasta finales de año”.

—Adriana Dupita



Jamileth