Internacional - Seguridad y Justicia

Países bálticos tienen 3 o 4 años para prepararse para una ‘prueba’ de Rusia a la OTAN: Estonia

2024-02-14

Tsahkna dijo que el gobierno de Estonia calcula que la preparación de una “prueba para...

 

VARSOVIA (AP) — El ministro de Relaciones Exteriores de Estonia dijo el miércoles que la OTAN tiene tres o cuatro años para fortalecer sus defensas mientras el presidente ruso Vladímir Putin impulsa la “maquinaria de guerra” de su país.

Margus Tsahkna dijo en una conferencia de prensa durante una visita a la capital de Polonia que Estonia no ve a Rusia como una amenaza inmediata contra los otros países bálticos, Lituania y Letonia, debido a que Moscú está ocupado con su invasión total a Ucrania.

“Pero debemos entender que la maquinaria de guerra de Rusia ha iniciado a escala total, igual que sus capacidades de producción y su mentalidad, debido a que Putin ahora lo controla todo”, dijo junto con su anfitrión, el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia Radek Sikorski.

Tsahkna dijo que el gobierno de Estonia calcula que la preparación de una “prueba para la OTAN” podría tomarle “tres o cuatro años” a Rusia.

Se considera que Estonia, Lituania y Letonia están entre los objetivos más probables de Rusia si ésta decide un día arriesgarse y atacar a la alianza militar. La vecina Polonia, aunque de mayor tamaño, también se siente vulnerable. Los cuatro países apoyan incondicionalmente a Ucrania.

Al tiempo que aumentan las tensiones entre Rusia y Occidente debido a la guerra, el martes surgió la información de que la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, fue puesta en una lista de los más buscados en Rusia por sus esfuerzos de retirar monumentos de la era soviética relacionados con la Segunda Guerra Mundial. Kallas desestimó esta acción como una “conocida táctica para asustar” por parte de Moscú.

El ministro de Relaciones Exteriores de Estonia dijo el miércoles en un comunicado que convocó al encargado de negocios de Rusia para expresar su “indignación”.

Tsahkna y Sikorski destacaron la importancia de mantener un sólido apoyo a Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores de Estonia recordó como en 2007, cuando era ministro de defensa, Rusia desplegó 120,000 soldados a lo largo de la frontera con los estados del Báltico. Desde entonces, esos soldados fueron desplegados a Ucrania, donde muchos de ellos murieron.

Tsahkna dijo que esto demuestra que “Ucrania no pelea por nosotros, sino en lugar de nosotros”.



aranza