Nacional - Finanzas

Ventas masivas en mercados emergentes golpean con fuerza al “superpeso”

2024-04-16

El “superpeso”, la divisa principal con mejor desempeño del mundo desde finales...

 

(Bloomberg) -- Los operadores de carry trade se están deshaciendo de sus posiciones en los mercados emergentes a medida que aumentan los costos de financiamiento y los riesgos geopolíticos disparan la volatilidad implícita. Ni siquiera el peso mexicano, la moneda estrella de este año, se salva de la aversión al riesgo que sacude a los mercados mundiales.

El “superpeso”, la divisa principal con mejor desempeño del mundo desde finales de 2016, está bajo presión a medida que los operadores se deshacen incluso de sus posiciones más rentables. El peso es una de las monedas con peor desempeño el martes, con una caída de hasta un 1,7%, a medida que los operadores venden las monedas de alto rendimiento y compran el dólar. El grupo incluye el real brasileño, el peso colombiano, el esloti polaco y el florín húngaro.

Inicia tu día bien informado con el boletín #CincoCosas. Suscríbete gratis aquí.

Los inversionistas, recelosos de las monedas menos líquidas, se vieron atraídos anteriormente por el “superpeso” gracias a una combinación de tasas de interés altas, baja volatilidad y estabilidad política atrajo. Pero los recientes repuntes de volatilidad tras datos de inflación y cifras de ventas minoristas más fuertes de lo previsto en Estados Unidos, sumado al repunte del dólar, están llevando a los operadores a revisar sus posiciones.

“Es un entorno de aversión al riesgo debido a un aumento de la volatilidad combinado con una expectativa de un menor diferencial de tasas”, dijo Miguel Iturribarria, estratega de BBVA México. La proyección de BBVA es que el peso alcance los 17,40 por dólar en los próximos dos meses y finalice el año en 18,20 por dólar, desde los 17 actuales.

Los fuertes aumentos de la volatilidad implícita están afectando a la moneda, mientras los operadores evalúan el atractivo de las operaciones de carry trade, en las que piden prestado en monedas de menor rendimiento para comprar las que ofrecen rendimientos más altos.

La variación del peso mexicano fue tan severa —la volatilidad implícita a un mes se disparó a 13,4% el martes, frente a 7,4% a fines de marzo— que su contraparte colombiana se convirtió en la mejor opción para carry trade en América Latina.

Las posiciones alcistas sobre el peso han exacerbado la tendencia bajista de la divisa. Los datos de la bolsa de futuros CME Group de las últimas semanas mostraron un aumento de las apuestas por el peso, con posiciones de fondos apalancados que alcanzaron los 57.711 contratos en la semana hasta el 9 de abril, la más alta desde marzo de 2023.

Si bien todavía se espera que los aspectos positivos a largo plazo compensen los negativos y que la moneda mexicana se vea protegida por los estrechos lazos del país con EU y el impacto del nearshoring, la moneda seguiría afectada hasta que se deshagan un mayor número de estas posiciones.

“Veremos que el volumen volverá a bajar y, con ello, veremos que el USD/MXN vuelve a probar los mínimos recientes en las próximas semanas”, dijo Christian Lawrence, estratega con Rabobank en Nueva York.



aranza