Cuentas Claras

Deuda Pública de Estados, ¿Asunto de Seguridad Nacional?

2012-12-22

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray...

Por Jaime Arizmendi, Argonmexico

*Quebrada, Tlaxcala Acudiría a la Banca

Toma chocolate y paga lo que debes, pero ¿con qué?… La Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó un balance al cierre del tercer trimestre 2012, respecto a la deuda de las entidades federativas, que para entonces sumaba 406 mil 765 millones de pesos, con el triste papel prominente del DF, Nuevo León, Edomex, Coahuila y Veracruz, que casi suman la mitad de ese endeudamiento total.

Un reporte que la SHCP entregó a la Comisión de Federalismo del Senado, señala que los estados con el más alto nivel de endeudamiento son: 1) Distrito Federal, con 54 mil 422 millones de pesos. 2) Nuevo León, con 41 mil 976 millones de pesos. 3) Estado de México, 38 mil 785 millones de pesos. 4) Coahuila, 36 mil 450 millones de pesos; y 5) Veracruz, con 34 mil 53 millones de pesos.

Y aunque el próspero Veracruz aparece en quinto lugar, se asume que fue la entidad que mayor porcentaje de deuda registró en ese trimestre, por el incremento en sus obligaciones financieras. Hacienda desglosó la deuda pública por cada ciudadano.

Así, mientras Coahuila encabeza la mayor deuda per cápita con 13 mil 491 pesos; en Veracruz, cada ciudadano tendría que pagar cuatro mil 344 pesos de la deuda pública; al participar en esa negra competencia con Michoacán, donde cada residente registrado debe cuatro mil 204 pesos.

Por el contrario, la organización "México Evalúa" ha señalado que ‘'en los últimos 10 años, la deuda estatal se ha duplicado; sin que tales entidades, o sus gobernadores, muestren avances significativos en servicios a la población, los más importantes: educación, salud e infraestructura.

En esa dramática situación se encuentra Tlaxcala, que aun cuando no aparece entre los primeros cinco, su gobierno estatal tuvo que echar mano hasta del último centavo en sus arcas, para poder cubrir los salarios, aguinaldos y otras prestaciones de sus empleados, sin incluir a los del sector educativo.

La severa crisis económica que padece el gobierno de Tlaxcala, parte de un déficit de 307 millones de pesos para poder pagar el aguinaldo y las dos últimas quincenas del año a más de 19 mil mentores del magisterio, revela el secretario de Finanzas del estado, Ricardo García Portilla, quien busca ayuda en las secretarías de Hacienda y de Educación Pública, para tratar de sanear el débito.

El joven funcionario refiere que a la fecha (20 de diciembre de 2012), la SHCP no ha otorgado el apoyo extraordinario "de cada año", lo cual ha colocado a la entidad en una crítica y alarmante situación, toda vez que "ya no hay dinero de dónde echar mano"; y para cumplir con las prestaciones de fin de año al sector educativo estatal se ha tenido que extender el plazo.

El titular de la Sefin tlaxcalteca admite que si la respuesta de Hacienda no es positiva para la entidad, "sí vamos a estar en muy serios aprietos". Lo peor, la única alternativa para el Ejecutivo estatal será el endeudamiento con la Banca, utilizando la línea de crédito que tiene en reserva.

Aunque expone su confianza en que la SHCP les va a ayudar. "Conozco desde hace muchos años al doctor Luis Videgaray y a los secretarios; y el gobernador mantiene una excelente relación con ellos, lo mismo que con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto".

García Portilla anota que el déficit presupuestal es "añejo". Resulta de un error en la fórmula del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), que ha puesto en iguales aprietos a administraciones estatales pasadas, por lo que, incluso, cuando Alfonso Sánchez Anaya planteó alguna vez en su gobierno la necesidad de "devolver" el sistema educativo a la Federación.

"Es muy complicado, porque se tiene que demostrar el déficit que se tiene; Hacienda no lo ha querido hacer regularizable. Demuéstramelo, y cuando lo hagas, veré si tengo la suficiencia presupuestaria, pero no lo hace regularizable; es decir, no lo reconoce como un adeudo permanente. Si tengo este año te doy y nos vemos en el siguiente".

Incluso resume que en el marco de un cambio de administración federal, el proceso se vuelve doblemente complejo. "Más en un cierre tan complicado como estamos teniendo ahorita a nivel federal". Sin embargo, confía que las instancias involucradas apoyen al estado y fortalezcan las finanzas estatales para cubrir ese adeudo.

Vale anotar que la Oficialía Mayor del Gobierno de Tlaxcala (OMG), confirmó que en la primera quincena de este mes, los burócratas del estado recibieron íntegramente el pago de su aguinaldo; con lo que la administración cumplió puntualmente con lo establecido en la ley en la materia.

De acuerdo con la disponibilidad presupuestal, y a través de un esfuerzo que realizó la Secretaría de Finanzas (Sefin), el gobierno que encabeza el priísta Mariano González Zarur cubrió totalmente esta prestación laboral a sus trabajadores sindicalizados, de confianza y por honorarios, sostuvo el oficial mayor, Ubaldo Velasco Hernández.

Recordó que en la primera semana de diciembre se previó que por la falta de liquidez, el aguinaldo se pagaría en dos partes; no obstante, la Sefin logró hacer algunos ajustes financieros y el pasado 14 de este mes cubrió al 100 por ciento el pago de este derecho laboral.

Con ello, la administración estatal cumplió con todas las prestaciones de fin de año de sus empleados, ya que el pasado 30 de noviembre cubrió la prima vacacional. Incluso, comentó que en la primera quincena de este mes también otorgó a los servidores públicos la quincena del 30 de diciembre, a efecto de cerrar el año fiscal en tiempo y forma.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray refirió que en los últimos tres años la deuda de los estados y municipios ha crecido de manera muy importante", al pasar de 1.5% del PIB (en 2009) a 3%, actualmente.

A pesar de que afirmó que la deuda de estados y municipios "no representa un riesgo para las finanzas nacionales", aceptó que se tiene que poner orden, porque en unos años sí podrían presentarse problemas. "Poner orden, significa poner límites", advirtió  Videgaray, al advertir tajante que "no habrá rescates" para pagar deudas locales.

Además, antepuso que el presidente Enrique Peña Nieto presentará una iniciativa que, entre otras acciones, plantea conocer el destino de las deudas estatales, y la "prudencia  y responsabilidad" para contraerlas. Al reconocer que no todas las deudas son negativas, previno se debe analizar caso por caso; tarea que corresponde a los órganos de fiscalización de las entidades. Los tlaxcaltecas lo saben bien, ¡El dinero se paga, el favor nunca!…



PCesar