Religión

Las campanas de la catedral de Ciudad de México saludarán al Papa

2016-01-13

Las campanas también sonarán en su recorrido hacia la Basílica de Guadalupe, y...

Zenit.Org.-Durante su estancia en la capital del país 50 campaneros tocarán durante los dos días de actividades pontificias

Las 35 campanas de la catedral metropolitana de la Ciudad de México acompañarán al papa Francisco en sus recorridos por la capital de la país. Así lo ha indicado el diácono Rafael Parra, Campanero Mayor de la Catedral, tal y como recoge una nota publicada en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México. Parra anunció que serán "50 campaneros acreditados quienes las estarán echando al vuelo en distintos momentos, durante los dos días de actividades pontificias en la capital del país".

Asimismo explicó que las 35 campanas del templo sonarán al unísono cuando el papa Francisco llegue a México el 12 de febrero por la tarde, y que seguirán tocando hasta que llegue a la Nunciatura Apostólica, donde se hospedará.

También el 13 de febrero, las campanas comenzarán a tocar cuando el Papa salga de la Nunciatura Apostólica y lo acompañarán en su recorrido hasta el Palacio Nacional, donde se entrevistará con el presidente de la nación, Enrique Peña Nieto. A su salida, volverán a sonar con toques solemnes hasta que se reúna con el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien le entregará las llaves de la Ciudad de México en la explanada del zócalo.

Al concluir este encuentro, las campanas repicarán de nuevo –de acuerdo al protocolo establecido– hasta que el Papa sea recibido en la Puerta Santa de la catedral metropolitana. Allí se reunirá en privado con los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano, y posteriormente, con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Las campanas también sonarán en su recorrido hacia la Basílica de Guadalupe, y a su regreso a la Nunciatura Apostólica.

Con esta visita a México del santo padre Francisco, será la tercera vez que el diácono Rafael Parra eche al vuelo las campanas de la Catedral de México por un Papa, como ya hizo para san Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Cañizares pide "un gobierno estable" ante la situación de "extrema gravedad" en Cataluña

El cardenal arzobispo de Valencia insta a las formaciones políticas a tener "altura de miras", porque por encima de otros intereses está el bien común de España

El cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Antonio Cañizares Llovera, considera que la situación generada en Cataluña es de "extrema gravedad" y pide a las fuerzas políticas "altura de miras y generosidad" para formar un "gobierno estable" formado por los partidos moderados y constitucionalistas.

"¡Por favor! Pido a las fuerzas políticas que estén a la altura que las circunstancias exigen y piensen en el bien común. No hay tiempo que perder: se necesita un Gobierno estable. El retraso en el tiempo de la solución de un Gobierno estable juega contra todos. ¿A quién habrá que pedir las responsabilidades correspondientes en el futuro?", se pregunta. Así se expresa en un artículo que publicará en su próximo número el semanario Paraula, y que adelanta la agencia de noticias de la archidiócesis de Valencia (AVAN).

Para el purpurado, "lo que dicta la razón y el sentido común" es que esta estabilidad la garanticen "las fuerzas democráticas, moderadas, constitucionalistas, respetuosas con la Ley y las leyes".

En este sentido, pide a las formaciones políticas "que se guíen por la razón y no por sentimientos, que no vuelvan la vista atrás en una mentalidad de enfrentamiento ya superada, que sean capaces de diálogo, de colaboración y de cooperación en la edificación de una España de todos y para todos, con capacidad de sacrificio".

"¿Tan difícil es?", se cuestiona, al tiempo que predice que será complicado para "quienes sean alicortos para emprender el vuelo alto que ahora se necesita".

Además, el cardenal Cañizares advierte de que las consecuencias de no formar un gobierno estable las pagarán "los pobres, los que no tienen trabajo, las familias, los débiles, los últimos, los que no cuentan".

Por ello, pide a las formaciones políticas que "sean generosas" y les recuerda que "por encima de otros intereses, está el bien común" y que "el bien común se llama España y los españoles, singularmente los más desfavorecidos".

En todo caso, precisa que no trata de "imponer nada a nadie" y añade que su propuesta "no es de una determinada confesión religiosa particular" sino "de todos y para todos, conforme a la razón".

Al final de su artículo, en el que asegura que escribe sus reflexiones "como obispo y ciudadano", se dirige a los católicos españoles para exhortarles a "no ocultar a Jesús", a "ser consecuentes" con su fe y a "no cruzarse de brazos". "Necesitamos estar muy unidos, a ver si despertamos y no negamos la aportación del Evangelio que tanto necesita nuestra Patria", concluye el arzobispo de Valencia.

Obras Sociales Jesuitas en España lanza la campaña Hospitalidad

Ante el creciente volumen de refugiados y migrantes llamando a las puertas de Europa, el Servicio Jesuita a Migrantes, Entreculturas, Alboan y todo el Sector Social Jesuita promueven una corriente de solidaridad e inclusión

"Del millón de personas migrantes y refugiadas llegadas por mar a Europa en 2015, 3.845 entraron directamente a la península y 10,900 personas han entrado por Ceuta y Melilla. Estas ciudades son hoy el principal punto de entrada de personas refugiadas a nuestro país. España se ha comprometido a traer a 19,000 personas refugiadas llegadas a las costas de Grecia e Italia pero por ahora solo han venido 18". Así lo ha indicado la Compañía de Jesús en un comunicado.

"El mundo está viviendo la mayor crisis de personas refugiadas desde la Segunda Guerra Mundial. La gran mayoría permanecen en países cercanos al suyo, pero la necesidad de buscar lugares seguros y con esperanza de futuro les empuja a cruzar fronteras y llegar a Europa", ha añadido.

"La obligación de brindar protección a estas personas pesa sobre los gobiernos, pero la sociedad europea también tiene su cuota de responsabilidad. Si negamos protección a quien huye del hambre y la violencia, negamos nuestra identidad e incumplimos los instrumentos internacionales de derechos humanos", ha asegurado.

Por ello, el conjunto de las obras sociales jesuitas en España lanza la campaña Hospitalidad. "Una llamada a la acogida y a la promoción de una cultura de la solidaridad y la inclusión con las personas migrantes y refugiadas que están llegando a nuestras fronteras y a no olvidar a las que no pudieron escapar de los conflictos, así como a aquellas que están en países en tránsito", han explicado sus promotores.

El próximo 17 de enero se celebra la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado. "En este día queremos recordar que el mundo está viviendo la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Conflictos enquistados en Siria, Afganistán o el Cuerno de África están produciendo la huida continua de población civil que busca salvar su vida y tener un futuro", han señalado.

"El Mediterráneo se ha convertido en la frontera más desigual y mortífera del mundo. Los 3.771 muertos intentando llegar a Europa por mar en 2015 suponen un escándalo ético. Son seres humanos con derecho a ser protegidos. El cumplimiento de este derecho pesa sobre los gobiernos, pero la ciudadanía tenemos también nuestra cuota de responsabilidad", han destacado.

Ante esta situación, desde las obras sociales jesuitas en España han manifestado que "hay que estar al lado de estas personas en todo su proceso migratorio, desde los países de origen y tránsito, hasta su llegada a destino".

La campaña Hospitalidad de la Compañía de Jesús tiene una mirada integral que abarca 4 ámbitos: acogida y acompañamiento, cooperación internacional, sensibilización y educación e incidencia.

El padre Ermes Ronchi predicará los Ejercicios Espirituales para el Papa y la Curia

El encargo se le ha comunicado al sacerdote a través de una llamada telefónica. Los Ejercicios de Cuaresma tendrán lugar del 6 al 12 de marzo en Ariccia

El padre Ermes Maria Ronchi, presbítero y teólogo de la Orden de los Siervos de María, predicará los Ejercicios Espirituales del papa Francisco y de la Curia que se celebrarán en Ariccia, desde el domingo 6 de marzo, después del ángelus, hasta el sábado 12. Así lo ha anunciado el mismo padre Ronchi a Il Messaggero Veneto, contando la llamada en la que el Pontífice le pedía "un favor". "La llamada del Papa me ha llegado por sorpresa, mi primera reacción ha sido de asombro, de emoción. Cuando me dijo que tenía que pedirme un favor no dudé en responder pero por supuesto, dígame, cualquier cosa que necesite… Después cuando me dijo que quería invitarme a organizar algunos encuentros de reflexión, traté de irme por las ramas y le respondí que no estaba seguro de ser la persona adecuada, de estar a la altura de la tarea que me proponía".

Nacido en Racchiuso de Attimis, el 16 de agosto de 1947, Ronchi fue ordenado sacerdote en el 1973. El mismo año, junto a otros religiosos, dio vida a una comunidad experimental en la provincia de Vicenza  (transferida después a Casale Monferrato). Desde 1991 al 1994 está en la comunidad de los Siervos de María en Verona. En 1994, después de seis meses en París para refrescar los estudios, se estableció en Milán, donde actualmente desarrolla varias actividades en la iglesia de san Carlo, dirigendo el Centro cultural Corsia de los Siervos fundado por David Maria Turoldo.

Redactó los textos de reflexión para la vigilia de 500 mil jóvenes en el Encuentro nacional de jóvenes en 2007. Es profesor de Estética Teológica e Iconografía en la Pontificia facultad teológica "Marianum" de Roma. El 11 de septiembre de 2012 fue nombrado párroco de san Carlo en Milán. Es autor de numerosos libros sobre temas bíblicos y espirituales; colabora además con diversos medios, entre ellos, Avvenire (periódico de la Conferencia Episcopal Italiana).

Condujo la sección "Las razones de la esperanza" dentro del programa televisivo de cultura católica. Característica de su dirección, la asociación del comentario del Evangelio con la visita de una comunidad de inspiración religiosa y la lectura de una poesía devocional al finalizar el programa.



LAL