Internacional - Finanzas

China inunda sistema financiero de efectivo antes del Año Nuevo Lunar

2017-01-27

Los analistas señalan que las autoridades chinas prefieren utilizar medidas de corto plazo...

Shen Hong, The Wall Street Journal

SHANGHAI (EFE Dow Jones)--China ha inyectado una gran cantidad de dinero en su sistema financiero en los últimos días con un conjunto de herramientas de corto plazo con vistas a evitar una crisis de liquidez estacional y sin apuntar a un viraje hacia una política monetaria más relajada.

El banco central chino inyectó 1,13 billones de yuanes (unos US$165,000 millones) en los mercados nacionales de capital la semana pasada a través de sus operaciones rutinarias, lo que supone un récord de una semana.

Esta gran inyección se produjo antes del receso por el Año Nuevo Lunar, que este año comienza el sábado, una fiesta en la que los consumidores chinos suelen ir de tiendas y regalan a amigos y familiares paquetes rojos llenos de billetes nuevos de yuanes.

Además, las empresas del país deben provisionar fondos para sus pagos fiscales de finales de mes.

La medida se ha llevado a cabo tras una oleada de ventas de bonos chinos generada por el pánico el mes pasado que puso de relieve los nuevos riesgos que afrontan los mercados financieros dirigidos por la deuda del país.

Los analistas señalan que las autoridades chinas prefieren utilizar medidas de corto plazo para relajar las condiciones financieras en lugar de instrumentos más contundentes como las rebajas de tasas de interés, en parte debido a su deseo de evitar que aumenten las dudas sobre el estado de la economía y que se generen fuertes flujos de salida de capital de China.

“Todas las recientes inyecciones de liquidez fueron medidas temporales, lo que también significa que Pekín sigue temiendo las consecuencias negativas que una relajación monetaria formal tendrá sobre la moneda y los flujos de capital”, dijo Zhu Chaoping, economista para China del banco singaporí de inversión UOB Kay Hian Holdings Ltd.

En un intento de evitar que las recientes inyecciones de liquidez se consideren una relajación monetaria, el Banco Popular de China anunció inesperadamente a última hora del martes que había aumentado el costo del crédito de los préstamos de 22 instituciones financieras a través de la llamada línea de crédito a medio plazo, una herramienta activa desde 2014.

Aunque el banco central inyectó de hecho 245,500 millones de yuanes en el mercado, subió los intereses de dos conjuntos de préstamos --con duración de seis meses y un año-- en 0,1 puntos porcentuales, en ambos casos.

Los inversionistas consideran esto un alza de tasas pensada para ayudar en la batalla del Gobierno para controlar la inversión especulativa alimentada con deuda. 



yoselin