Nacional - Economía

Expertos y Merryl Lynch critican plan de López Obrador

2018-07-03

Los planes que ha esbozado el politólogo Andrés López Obrador, que...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 3 JUL - La euforia de los ganadores en la histórica contienda electoral de México persiste, pero los especialistas económicos, que suelen ser "aguafiestas", advierten que los planes del futuro presidente podrían traer consigo algunos riesgos.

Los planes que ha esbozado el politólogo Andrés López Obrador, que arrasó en las urnas con más del 53% de los votos según el 93% del escrutinio, podrían generar, entre otras cosas, "desequilibrios fiscales y en la "cuenta corriente", señalaron.

López Obrador prometió en su campaña, y lo reiteró en el mensaje del triunfo la noche del domingo, que durante su gobierno habrá "cero endeudamiento" y que actuará con "prudencia fiscal".

Sin embargo, al mismo tiempo dio a conocer que duplicará las pensiones a ancianos, discapacitados y jóvenes, para que puedan continuar trabajando y sigan estudiando, entre otras cosas.

Otras de las medidas que plantea aplicar en los primeros 100 días de su gobierno son un alza del salario mínimo, el congelamiento de precios de la energía, la reducción del impuesto al consumo en la frontera y el aumento a los créditos de la banca pública, así como el inicio de grandes obras de infraestructura.

Un análisis de Bank of America-Merryl Lynch señaló que las medidas que se propone llevar adelante López Obrador "de inicio" generarían "un mayor consumo e inversión" al aplicarse políticas en materia de pensiones, becas, congelamiento de precios de energía y la aplicación de programas de infraestructura.

Ello "estimularía la demanda" pero "las dudas surgen en la efectividad que puedan tener sus planes para elevar la productividad de los trabajadores y así la oferta de la economía", afirmó el banco estadounidense.

El presidente electo anticipó que no cancelará la reforma energética, que privatizó la mayoría de las áreas del crudo, el gas y la petroquímica, después de un férreo monopolio del Estado que se remonta a 1938, cuando el entonces presidente Lázaro Cárdenas, uno de los más venerados del panteón cívico, nacionalizó la industria petrolera.

Sin embargo, López Obrador ha dicho que someterá a revisión exhaustiva los contratos suscritos con firmas internacionales para la explotación de crudo en zonas difíciles de extraer y que requieren cuantiosas inversiones como las aguas profundas del Golfo de México.

Ello provocaría que "la implementación de la reforma energética se desacelere en el inicio del nuevo sexenio, pero permanezca en su trayectoria actual", señaló Ixchel Castro, de la firma Wood Mackenzie.

No obstante, Castro consideró que el interés de la inversión extranjera en el país continuará, tras 9 rondas de licitaciones petroleras.

Hasta ahora, el gobierno del presidente Enrique Peña otorgó 107 contratos a empresas nacionales y extranjeras que realizarán inversiones por unos 160,000 millones de dólares en caso de éxito geológico, según el ministerio de Energía.

Los expertos también cuestionaron el plan del futuro gobierno de aumentar los créditos a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y pronosticaron que "tienen pocas probabilidades de éxito" por cuanto "se enfocarían con criterios políticos".

"Esa política, en lugar de incrementar la productividad, podría terminar en un deterioro de las finanzas públicas, ya que esa inversión a través de la banca de desarrollo, resultaría improductiva", estimó el Bank of America.

En suma, esta entidad financiera dijo que "con mayores salarios y una productividad estancada, el país perdería competitividad exportadora e incrementaría su déficit comercial", lo que obligaría a obtener financiamiento con mayores flujos de capital extranjero, aumentando el déficit en cuenta corriente.

En consecuencia, el tipo de cambio del peso frente al dólar podría sufrir una fuerte depreciación, debido al déficit en cuenta corriente, lo que haría que México "esté más expuesto a choques externos", según el análisis.

"Nuestra última visión a mediano plazo es bajista, debido a un posible deterioro de la productividad y las instituciones económicas y política", agregó el banco.



Jamileth