Internacional - Seguridad y Justicia

Interceptan dos explosivos más, dirigidos a Joe Biden y a Robert de Niro

2018-10-25

La mañana del 25 de octubre, varios vehículos de la policía y ambulancias en...

Por WILLIAM K. RASHBAUM , ALAN FEUER y RICHARD PÉREZ-PEÑA, The New York Times

Dos artefactos explosivos más, uno enviado al exvicepresidente Joe Biden y el otro al actor Robert de Niro, han sido encontrados, dijeron el 25 de octubre funcionarios de fuerzas de seguridad. Estas bombas caseras son las más recientes en una ola de dispositivos similares enviados a varios demócratas prominentes que han estado en la mira de la retórica del presidente Trump y de varias figuras de derecha.

Un funcionario de las agencias de seguridad dijo que el sobre y las etiquetas impresas con la dirección del paquete enviado a De Niro eran similares a aquellas encontradas en los artefactos explosivos enviados al expresidente Barack Obama, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y otros demócratas. Una imagen de rayos X mostró que contenía un dispositivo similar que asemeja a un artefacto explosivo.

El Servicio Postal de Estados Unidos registra imágenes del correo que llega a su sistema. Funcionarios buscaron esas imágenes durante la noche y encontraron otros paquetes sospechosos, afirmó un funcionario de agencias de seguridad. No se informó cuántos paquetes con explosivos más fueron descubiertos.

El dispositivo enviado al exvicepresidente Biden fue encontrado en una instalación del Servicio Postal en Delaware, indicó un funcionario de cuerpos de seguridad, de manera similar al paquete enviado al exfiscal general Eric Holder: el sobre tenía la dirección incorrecta y era redirigido al remitente anotado en la etiqueta de envío, la congresista de Florida Debbie Wasserman Schultz.

“Al parecer proviene de mismo remitente”, dijo el funcionario.

Personal de seguridad en la compañía de De Niro, TriBeCa Productions, descubrieron el paquete alrededor de las cinco de la mañana y llamaron al Departamento de Policía de Nueva York, cuyo escuadrón antibombas respondió, señalaron funcionarios informados sobre el asunto. Fue retirado alrededor de las 6:30 y lo llevaron al campo de tiro del departamento de policía en el Bronx.

La mañana del 25 de octubre, varios vehículos de la policía y ambulancias en espera saturaron las calles del barrio de TriBeCa a solo una cuadra del río Hudson. La policía cerró varias manzanas alrededor del edificio que alberga la compañía cinematográfica y el restaurante de De Niro.

Durante la ceremonia de entrega de los Premios Tony en junio, De Niro dio un discurso en el que atacó al presidente estadounidense con una expresión malsonante, y un video de sus comentarios fue ampliamente compartido en las redes sociales.

En un inicio, Trump denunció los envíos de bombas caseras, al decir en la Casa Blanca: “Tenemos que unirnos”.

No obstante, en un mitin en la noche del miércoles en Wisconsin, tomó un tono distinto y criticó a los medios y a los demócratas, incluso mientras pedía a los estadounidenses “unirse en paz y armonía”.

Y la mañana del jueves, en un tuit que no habla directamente sobre los artefactos explosivos, culpó a los medios de comunicación por “la ira que vemos hoy en nuestra sociedad”.

Investigadores federales, estatales y locales en Nueva York, Washington, Florida y Los Ángeles están involucrados en el caso en constante expansión, el cual no ha resultado en lesiones pero ha conmocionado a los grupos de poder en la política y los medios de Estados Unidos.

El primer artefacto explosivo fue encontrado el lunes en la residencia de George Soros, el multimillonario defensor de las causas liberales, en el condado de Westchester, al norte de la ciudad de Nueva York.

El 24 de octubre, funcionarios estadounidenses dieron a conocer que dispositivos similares, todos contenidos en sobres manila, fueron enviados a varias personas, todas demócratas: Obama, Clinton y Maxine Waters, la representante de California.

Otro artefacto explosivo, dirigido a John Brennan, director de la CIA durante el gobierno de Barack Obama, fue enviado a las oficinas de CNN en Manhattan.

Ninguno de los dispositivos ha herido a nadie y no queda claro si alguno de ellos podría haber explotado realmente. Tampoco se sabe si son la obra de una persona o de múltiples individuos.



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México