Diagnóstico Político

La diplomacia muta

2018-11-28

  Al finalizar la reunión fue divulgada una foto de Bolsonaro sonriente y juntando sus manos...

 

(ANSA) - BRASILIA.- El futuro presidente Jair Bolsonaro, que en enero asumirá el cargo, recibió hoy al embajador israelí, Yossy Shelly, y mañana al asesor de Seguridad del mandatario Donald Trump, John Bolton, dos encuentros indicativos de un nuevo rumbo de la diplomacia brasileña.
 
  Al finalizar la reunión fue divulgada una foto de Bolsonaro sonriente y juntando sus manos con las del diplomático israelí, Shelly, el general Augusto Heleno, que será ministro de Seguridad Institucional, y Ernesto Araújo, que estará a cargo del ministerio de Relaciones Exteriores.
 
  El encuentro, que se prolongó por más de una hora, se realizó en la residencia oficial de campo Granja do Torto, en las afueras de Brasilia, la cual fue cedida por el presidente en funciones Michel Temer al mandatario entrante.
   
 La conversación ocurrió un día después de que el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del futuro mandatario, anunció en Estados Unidos que la embajada en Israel se trasladará de Tel Aviv a Jerusalén.
   
 En Washington, Eduardo Bolsonaro declaró que "la cuestión no es preguntar (si ocurrirá) sino cuando será" el cambio de la misión diplomática en Israel.
   
 A lo que agregó: "nosotros, en el gobierno (que asume en enero) no sabemos la fecha, como es que ocurrirá, pero tenemos la intención" de llevar adelante el traslado.
 
  El diputado Bolsonaro, que fue el más votado del país en los comicios de octubre, fue enviado por su padre a Washington para avanzar en la relación con funcionarios estadounidenses.
 
  El congresista fue recibido en la Casa Blanca por Jared Kushner, yerno y asesor "Senior" del presidente Donald Trump.
   
Luciendo un gorro con el nombre de Trump el hijo de Bolsonaro, que es policía federal licenciado, descartó que el cambio de sede diplomática en Israel pueda acarrear consecuencias en la relación con el mundo árabe pero previó tensiones con Irán.
    
"Creo que la situación política cambió en Medio Oriente, donde la mayoría es sunita y ve como una amenaza a Irán", señaló.
 
  "Tal vez si nosotros apoyáramos políticas para frenar a Irán podríamos lograr el apoyo de los países árabes", planteó.
 
   Estos movimientos de diplomacia informal desplegados por Bolsonaro y su hijo preceden al desembarque en Río de Janeiro, este jueves, de John Bolton, que es el asesor de seguridad nacional de Trump.
 
  La reunión en Río representa una "oportunidad histórica para que Brasil y Estados Unidos trabajemos juntos en una serie de áreas como economía, seguridad y otras", señaló el funcionario estadounidense.
 
   Bolton hará una escala en Brasil y luego proseguirá viaje hacia Argentina donde participará junto a Trump en la Cumbre del G-20, a la que no asistirá Bolsonaro.
   
 En la conversación con el futuro gobernante brasileño se va a "preparar el terreno" para incrementar cooperación bilateral, dijo el titular del Consejo de Seguridad Nacional.
   
 El lunes pasado el hijo de Bolsonaro dijo, después de vistar el Consejo en Washington, que en la reunión de mañana entre su padre y Bolton puede ser tratada la posibilidad de una visita de Trump a Brasil.



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México