Internacional - Población

California: Lluvias podrían generar corrientes de escombros

2018-11-29

El servicio de meteorología emitió una advertencia de posibles inundaciones...

Por OLGA R. RODRÍGUEZ, AP

SAN FRANCISCO (AP) — Una tormenta que ingresó a California el jueves trajo lluvias que amenazaban con desatar flujos de escombros en zonas quemadas por incendios y nieve que podría provocar problemas a los conductores en la Sierra Nevada.

No se reportaron grandes problemas en las zonas que hace poco fueron calcinadas por siniestros, pero ocurrieron numerosos accidentes de tráfico en autopistas resbalosas del área de Los Ángeles. Se ordenó que la mayoría de los vehículos en las montañas usen neumáticos con cadenas.

Un equipo de socorristas trabajó en el área del poblado de Paradise para identificar los puntos que podrían ser propensos a inundaciones súbitas y deslaves. Los trabajadores limpiaron drenajes y retiraron árboles quemados que podrían derrumbarse, dijo Callie Lutz, portavoz del condado Butte.

La población de 27,000 habitantes sigue bajo orden de evacuación obligatoria desde hace casi tres semanas, cuando un incendio arrasó la zona destruyendo miles de casas y dejando al menos 88 muertos.

Los residentes podrían volver a sus viviendas a partir de la próxima semana, pero solo si la tormenta no obstaculiza las labores para despejar carreteras y reanudar el servicio eléctrico, dijo el alguacil Kory Honea.

El jueves podrían caer hasta 250 milímetros (una pulgada) de lluvia en la zona quemada, ubicada a unos 225 kilómetros (140 millas) al noreste de San Francisco, dijo Cindy Matthews, portavoz del Servicio Nacional de Meteorología.

El servicio de meteorología emitió una advertencia de posibles inundaciones súbitas y corrientes de escombros en las zonas afectadas por los principales incendios en el estado.

En la costa cerca de Big Sur, el Departamento de Transporte de California cerró un tramo de 19 kilómetros (12 millas) de la Autopista 1 debido a posible inestabilidad.

Esa ruta panorámica ubicada entre elevadas montañas y el océano se ha visto afectada por deslaves desde el 2016. Pero el que la afectó en mayo del 2017 fue monumental y se requirió mucho trabajo para reconstruir la carretera.



regina