Educación

López Obrador sentencia la reforma educativa de Peña Nieto para impulsar una nueva

2018-12-12

López Obrador quiere poner fin al punto más polémico de la antigua reforma...

Sonia Corona | El País

El presidente ha asegurado que su modelo toma en cuenta tanto las opiniones de los docentes como de los padres de familia.

“Nunca, jamás, se le va a faltar al respeto a los maestros, al magisterio nacional, a nuestras maestras, a nuestros maestros, como sucedió recientemente, que se dedicaron a ofender a los maestros. Eso se termina”, dijo López Obrador antes de firmar la iniciativa. Durante el Gobierno de Peña Nieto, que promulgó la reforma educativa en 2013, los profesores estuvieron en constante confrontación con las autoridades y sus nuevas condiciones para la educación en el país. Los profesores, principalmente en el sur del país, denunciaron las malas condiciones del sistema educativo y la imposibilidad de poder cumplir con las condiciones que el Gobierno puso en la reforma debido a sus carencias. El nuevo presidente mexicano asegura que tiene el respaldo de diversos sectores para avanzar con su plan. “Hay una diferencia con relación a la manera en que actuaron cuando impusieron la mal llamada reforma educativa, que se hizo en contra de la voluntad de los maestros”, mencionó.

Para cerrar el ciclo, el plan del nuevo presidente plantea la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que se había encargado de evaluar el desempeño de los maestros. En su lugar, abrirá el Instituto Nacional para la Revalorización del Magisterio para impulsar la capacitación de los docentes y la mejora del sistema educativo. “Los maestros no están en contra de la evaluación, pero sí están en contra de esta evaluación ligada a lo laboral. Tenemos evidencias de que donde se implementó una evaluación similar no tuvieron el éxito deseado”, expuso el secretario de Educación, Esteban Moctezuma. El nuevo Gobierno apunta a que la reforma educativa de Peña Nieto dañó severamente al sistema de educación: la matrícula en las escuelas para docentes cayó un 23% y 150,000 maestros anticiparon su jubilación.

Moctezuma ha garantizado que devolverá sus trabajos a 1,000 maestros que fueron destituidos durante la administración de Peña Nieto y que el Gobierno mexicano liberará a, por lo menos, siete presos políticos del conflicto magisterial. “Fue muy injusto que se haya culpado a los maestros como únicos responsables de los problemas de la educación pública”, dijo. El secretario de Educación reconoció que buena parte de los problemas del sistema educativo de México recaen en el incumplimento de las responsabilidades del Estado mexicano. El compromiso que la nueva propuesta pone sobre la mesa la ampliación del sistema gratuito de educación a todos los niveles, la actualización permanente de los programas educativos, la integración del arte y la música en los planes de estudio, el fortalecimiento de las escuelas que preparan a los profesores, y la inclusión de las culturas indígenas para combatir la desigualdad. Además, López obrador ha insistido en su promesa de campaña de abrir 100 universidades y ampliar la capacidad de las universidad públicas que ya existen.

El debate sobre las malas prácticas en el sistema educativo, como la venta de plazas para maestros, sirvió durante el sexenio de Peña Nieto para impulsar los cambios constitucionales. Moctezuma ha explicado que la Secretaría de Educación Pública (SEP) vigilará que el sistema educativo sea transparente. “Todas las prácticas de corrupción van a ser atacadas, investigadas, obviamente sancionadas”, dijo. Aseguró que trabajarán con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) —el más grande América Latina— para atender las necesidades del gremio. “El SNTE confía en que estos cambios serán en beneficio de los maestros, para mantener su certeza laboral y su profesionalización, así como para mejorar la escuela pública, por lo que reitera su voluntad de seguir trabajando al lado de las instituciones”, apuntó el sindicato en un comunicado tras el anuncio del presidente. En agosto y tras salir de prisión, la antigua líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, aseguró que cooperaría con el nuevo plan educativo de López Obrador después de que la administración de Peña Nieto la mantuviese detenida durante cinco años.

La propuesta de López Obrador tendrá que pasar por el mismo camino que la de Peña Nieto: las dos cámaras legislativas deberán aprobarla y después 17 congresos locales tendrán que aceptarla. Después, el Gobierno mexicano tendrá que modificar las leyes secundarias y los reglamentos, un proceso que podría extenderse durante el 2019. Moctezuma ha insistido en que el nuevo plan para la educación es un proyecto con perspectiva para los próximos 30 a 40 años.



Karla
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México