Internacional - Política

Los buitres sobrevuelan al partido de Berlusconi, que sigue perdiendo su fuerza

2019-04-15

“Para nuestro futuro es muy importante que consigamos al menos un 10 por ciento de los votos...

Por Angelo Amante y Crispian Balmer, Reuters

ROMA (Reuters) - El que fuera primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, podría sufrir deserciones en masa en su partido Forza Italia si no alcanza los resultados esperados en las elecciones europeas del mes que viene, dijeron políticos del partido, poniéndose en riesgo incluso el futuro de la agrupación.

Cualquier fragmentación de Forza Italia consolidaría la posición del vice primer ministro Matteo Salvini, del partido de derechas la Liga, como líder indiscutible del bloque conservador en Italia, además de reforzar el poder del Gobierno en el parlamento.

Por otra parte, significaría casi con toda seguridad la retirada de Berlusconi de la primera línea política, abriendo la puerta a un nuevo liderazgo que podría intentar reconstruir el que antes fuera un centro-derecha moderado y ahora está asediado por por grupos nacionalistas euroescépticos.

El obituario político de Berlusconi lleva años escribiéndose, pero el octogenario magnate de los medios de comunicación sigue desafiando a sus detractores y reclamando un papel central en la vida pública italiana.

Sin embargo, os veteranos de Forza Italia cada vez están más ansiosos por la pérdida prolongada de votantes y el liderazgo en popularidad de la Liga, que en su día fue un socio junior de la formación de Berlusconi.

“Para nuestro futuro es muy importante que consigamos al menos un 10 por ciento de los votos en las elecciones europeas”, dijo un parlamentario senior y exministro de Forza Italia que pidió no ser identificado.

“Por debajo de ese umbral psicológico, la gente abandonará el barco y tratará de unirse a la Liga. Es la ley de la gravedad de Newton, las fuerzas más grandes atraen a las pequeñas”, dijo a Reuters.

Las encuestas electorales de principios de abril pronostican que Forza Italia consiga entre el 8,7 y el 12,1 por ciento de los votos, por debajo del 14 por ciento que sumó en las elecciones generales de 2018, mientras que a la Liga le conceden entre el 30,5 y 35,7 de los votos.



regina