Nacional - Política

López Obrador convoca a un acto por la dignidad de México y envía mensaje a Estados Unidos

2019-06-06

El llamado fue hecho por el mandatario mexicano en momentos en que una extensa delegación...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Un acto de unidad para "defender la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos" fue convocado por el presidente Andrés López Obrador, acosado por fuertes presiones de Washington para endurecer su política migratoria.
    
Ante la amenaza de Donald Trump de imponer aranceles a sus exportaciones como presión para que México frene al máximo la avalancha migratoria procedente de Centroamérica, López Obrador llamó a participar en esta demostración que se llevará a cabo el próximo sábado en Tijuana, frontera con Estados Unidos.
    
En este encuentro se prevé que participen gobernadores, legisladores federales y locales, jueces, sindicalistas, empresarios y líderes religiosos, así como militantes partidistas y ciudadanos comunes.
    
El llamado fue hecho por el mandatario mexicano en momentos en que una extensa delegación encabezada por el canciller Marcelo Ebrard realiza intensas negociaciones desde ayer con altos funcionarios en Washington, liderados por el vicepresidente Mike Pence, López Obrador anunció esta acción "Estoy convocando al pueblo de México, a todos los sectores de todas las clases sociales y culturas", a esta manifestación, señaló López Obrador en conferencia de prensa.
    
Sin embargo, al mismo tiempo se mostró seguro en que se llegará a un acuerdo en las pláticas que mantienen Ebrard y Mike Pence al frente de sus respectivas comitivas.
    
"Tengo confianza en que se llegue a un acuerdo para que no se apliquen estas medidas unilaterales", dijo el mandatario.
    
Trump anunció días atrás que impondrá aranceles del 5% a todas las importaciones de Estados Unidos desde México a partir del día 10 y luego un 5% más cada mes hasta octubre próximo para llegar a un 25% a fin de estrechar el cerco a su vecino para que tome medidas firmes destinadas a parar el éxodo de extranjeros a su país.
    
López Obrador evitó el lenguaje duro contra Trump y señaló que no confrontará al gobierno estadounidense y actuará "de manera responsable para cuidar la relación con autoridades" de ese país, especialmente Trump. "No es recomendable la confrontación y así lo está expresando el pueblo de México, quieren que se mantenga una relación de amistad con el pueblo y el Gobierno de Estados Unidos. Por ahí vamos a actuar, sin amenazas, sin baladronadas, con mucha responsabilidad", afirmó.
    
Aunque la reunión de ayer terminó sin acuerdos, se mantuvo un ambiente de cordialidad y al final la delegación mexicana dejó abierta la esperanza de que no se aplicará el impuesto a las exportaciones mexicanas, que según analistas locales tendría un efecto devastador en la economía nacional.
    
"No era de esperarse que en una primera reunión de dos horas te pongas por completo de acuerdo en algo", afirmó Ebrard, quien hoy mismo en Washington se aprestaba a continuar las negociaciones.
    
Trump pretende que México acceda a cerrar por completo el acceso al torrente de migrantes que ingresan por la porosa frontera sur del país y otorgue asilo a los centroamericanos que entren a su territorio.
    
Asimismo, pretende que acceda a servir de "tercer país seguro" para que los extranjeros aguarden los trámites de asilo ante instancias estadounidenses.
    
Sin embargo, México se opone a acatar estas demandas, sobre todo la del país seguro, aunque se cree que podría endurecer aún más su política migratoria, como ya lo ha hecho en las últimas semanas.
    
Ayer mismo, elementos de la Policía Federal frenaron de tajo a cientos de migrantes y detuvieron a por lo menos 400 cerca de la frontera con Guatemala, cuando pretendían formar una caravana.
    
"No venimos a pedir papeles, no queremos pararnos en tu país, no estamos molestando a nadie, déjenos pasar libremente", afirmó un migrante a agentes que lo apremiaban a subir a autobuses, mientras otros se hincaban y suplicaban para que los dejaran continuar su marcha.
    
El 23 de abril pasado, fuerzas del orden detuvieron a unas 400 personas indocumentadas que se desplazaban a pie entre Mapastepec y Pijijiapan y desde entonces han estado frustrando todo intento de nuevas caravanas como las que se formaron a partir de octubre desde Honduras.



Jamileth