Nacional - Política

Acuerdos con Estados Unidos suscitan suspicacias

2019-06-10

El presidente estadounidense Donald Trump desató este ambiente de desconfianza entre la...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- México logró evitar que desde hoy se impusieran aranceles a sus exportaciones del 5% a Estados Unidos tras una semana de tensas negociaciones bilaterales, pero no pudo impedir que surgieran suspicacias al no divulgarse las "letras pequeñas" de los acuerdos alcanzados.
    
El presidente estadounidense Donald Trump desató este ambiente de desconfianza entre la oposición y los analistas en México, tras decir ayer que no se informaron algunos aspectos del arreglo obtenido pero que los dará a conocer "en el momento adecuado".
    
"Es importante destacar que se acordaron algunas cosas que no se mencionaron en el comunicado de prensa de ayer", afirmó el mandatario, quien el sábado por la tarde sostuvo una conversación telefónica con su par mexicano Andrés López Obrador.
    
Trump se refirió a un supuesto compromiso de México de "comprar grandes cantidades de productos agrícolas" de Estados Unidos, pero el canciller Marcelo Ebrard rechazó hoy que esto haya ocurrido.
    
"No hay acuerdo dentro de las negociaciones con Estados Unidos de ninguna especie que no se haya dado ya a conocer", afirmó el ministro, aunque la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, reconoció que "hay muchos detalles" no incluidos en la declaración conjunta emitida el viernes en Washington.
    
Sin embargo, especialistas señalaron que, por ejemplo, México "asumió de facto" la figura de "tercer país seguro" para los centroamericanos que pidan asilo en Estados Unidos, al aceptar en su territorio a los migrantes que están en espera de desahogar sus gestiones de asilo.
    
"El mayor problema de esta negociación y con los indicios que tenemos, es que México ha logrado ser el muro que Trump no construyó en la frontera", afirmó Oscar Hernández, investigador de El Colegio de México.
    
"Hasta la semana pasada, México se había resistido a convertirse en un eslabón en esa cadena de persecución de los migrantes centroamericanos", recordó el comentarista León Krauze. "Ahora, con miles de soldados mexicanos patrullando la frontera sur, Trump podrá presumir que finalmente ha conseguido la plena complicidad mexicana. En efecto: México se ha vuelto el muro", señaló.
    
"Al parecer, Trump consiguió su muro: es México", afirmó lapidario el escritor Héctor Aguilar Camín.
    
Por su parte Daniella Burgi, del Latin America Working Group, un respetado "think tank" estadounidense, señaló que México "aceptó hacerle el trabajo" a Washington para detener los flujos migratorios.
    
Hasta ahora, se sabe que del 29 de enero al 5 de junio, Estados Unidos envió a México a 10.393 centroamericanos solicitantes de asilo, dentro del programa Protocolos de Protección al Migrante, conocidos como "Quédate en México" pero el programa podría aumentar luego del acuerdo.
    
De acuerdo con Burgi, "vamos a ver una ampliación" y "una agravación de lo que ya se está viendo en la frontera, que es una crisis humanitaria".
    
Krauze recordó que la estancia de centroamericanos en espera de una solución a sus demandas de asilo "no será de días ni de semanas" por cuanto el sistema de tribunales de migración estadounidense "está cerca de colapsar". "Hay miles de casos pendientes. Los centroamericanos que soliciten asilo tendrán que esperar meses o incluso años para ver resueltas sus peticiones", expuso. La oposición en el Congreso, por su parte, consideró que la negociación entre los dos gobiernos fue en rigor "una rendición incondicional" de México, que "claudicó de manera vergonzosa" ante las exigencias de Trump.
    
El jefe de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN, derecha), principal fuerza de la oposición, Carlos Romero Hicks, exigió al gobierno que informe de manera detallada las concesiones hechas a Trump.
    
El propio oficialismo se manifestó pesimista sobre los compromisos adquiridos con Trump y llamó a "no celebrar en exceso" por cuanto "no hay ninguna garantía" de que el magnate no volverá a esgrimir la amenaza de los aranceles.
    
"Non hay ninguna garantía. Estamos en la vulnerabilidad. Por eso México no debe cantar victoria", afirmó el coordinador del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) en el Senado, Ricardo Monreal.



Jamileth