Educación

Revuelta estudiantil tras suicidio en el ITAM

2019-12-17

Luego que Fernanda Michua se quitó la vida, los estudiantes de la llamada "Harvard...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 16 DIC - Una rebelión estudiantil en el elitista ateneo Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), que hasta hace poco alimentaba a la clase gobernante del país y se jacta de preparar a los mejores profesionales, estalló tras el suicidio de una estudiante.
    
La muerte de la joven alumna que estudiaba Derecho, aparentemente víctima de una carga excesiva de estrés en plena temporada de exámenes, sacó a la luz la tremenda presión a la que los maestros y autoridades someten a los estudiantes.
    
Luego que Fernanda Michua se quitó la vida, los estudiantes de la llamada "Harvard mexicana" convocaron a una maratónica asamblea en la que acordaron un "paro activo" con una serie de peticiones.
    
Los alumnos advirtieron que, de no satisfacerse sus demandas, a más tardar en enero próximo, las protestas podrían ampliarse en demanda de la renuncia del rector Arturo Fernández.
    
El episodio no parece aislado pues solo en lo que va de este semestre tres estudiantes se han suicidado, de acuerdo con el escritor, economista y egresado del ITAM, Alejandro Noyola, quien señala que "muchos más padecen trastornos alimenticios, de ansiedad y depresión".
    
"La institución es responsable de no haber generado un ambiente sano para el aprendizaje", indicó Noyola, exponiendo que "el régimen de terror (...) comienza antes de la primera clase". La comunidad en rebeldía del ITAM, fundado por el magnate Raúl Bailleres, cuyo hijo Raúl es uno de los hombres más ricos de México, exige "atender la salud mental de los alumnos", sin comprometer la "calidad académica" y "mejores condiciones" para estudiar".
    
Además, demanda cambios en las reglas de aprobación de algunas materias para tomar en cuenta el desempeño de los estudiantes a lo largo del semestre y no sólo los exámenes finales, a fin de no perjudicar a los de más alto promedio y a los becarios.
    
La protesta parecería un tema para páginas interiores en un diario local, si se tratara de una de las que con frecuencia se suscitan en las universidades públicas, pero no en aquellas donde acuden los ricos o los hijos de la clase privilegiada, muchos de ellos todavía en el poder.
    
Al menos en los últimos 35 años, se convirtió en una verdadera "cantera de la clase política" pues siempre hubo varios miembros del gabinete egresados de esta institución, como el exdirector del Banco de México (central), Agustín Carstens, los exministros de Finanzas Pedro Aspe y Francisco Gil Díaz, e incluso un presidente, Felipe Calderón (2006-2012).
    
"Lo que necesitamos es salud mental. No podemos ser los mejores si tenemos un colapso mental o de energía. No entramos al ITAM para pasarla bomba (relajados), sino porque queremos ser los mejores", indicó una de las estudiantes que participaron en las protestas.
    
En la nómina de 10 peticiones se exige crear "un protocolo de denuncias contra docentes y administrativos por afectar la salud mental de los alumnos", la contratación de psicólogos de planta para la contención emocional de los alumnos, y la capacitación de docentes y directivos en salud mental.
    
El escritor Alejandro Noyola relató algunos de los casos concretos que mantienen un clima de zozobra y de pesadumbre y generan fuertes presiones a los estudiantes.
    
Por ejemplo, citó el caso del más influyente profesor del ITAM, Isaac Katz, convertido en uno de los gurúes de los gobiernos de México en los últimos 35 años, que apoyó en Twitter un titular de un diario según la cual "la voz de la mujer provoca cansancio en el cerebro de los hombres".
    
Ante las protestas de esta actitud misógina, la dirección del ITAM se deslindó de esta expresión del docente, a quien Noyola acusa de hacer uso de las redes sociales para "mofarse de alumnos que no entienden ciertos temas de su materia o reprueban".
    
Otro docente considerado "vaca sagrada" e "intocable" de este ateneo, el turco Levent Ulku, suele llamar "idiotas" a sus alumnos al menos cuatro veces por clase y tener un comportamiento "racista" contra los mexicanos, a los que dice "odiar", según Noyola.
    
Sin embargo estos sólo serían algunos ejemplos del ambiente de misoginia y de acoso e intimidación a los que son sometidos los alumnos, según la comunidad universitaria. 


 



regina