Internacional - Política

Primer viernes de oración musulmana en Jerusalén desde el plan Trump

2020-01-31

La policía desplegó refuerzos en varios sectores de la ciudad Santa, epicentro...

Por Ahmad GHARABLI, Guillaume LAVALLÉE

Jerusalén, 31 Ene 2020 (AFP) - En medio de una relativa calma, miles de musulmanes participaron este viernes en la primera oración semanal en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén desde el anuncio del plan de Donald Trump para Oriente Medio, pese al rechazo que despertó la iniciativa entre los palestinos. 

Uno de los motivos de rechazo es el estatuto de Jerusalén, cuya parte palestina está ocupada y anexionada por Israel, pero que Washington estima en su plan como la capital "indivisible" del Estado hebreo.

Poco antes de la oración del alba, la policía dispersó a palestinos que gritaban consignas "nacionalistas" en la Explanada de las Mezquitas, a la que los judíos denominan Monte del Templo.

La policía desplegó refuerzos en varios sectores de la ciudad Santa, epicentro mundial de los monoteísmos, donde miles de palestinos se reunieron el viernes con motivo de la oración. 

"No queremos que la situación degenere como en Siria... o en Irak", declaró, en alusión a los conflictos que tienen lugar en esos dos países, el gran muftí de la mezquita Al Aqsa, Muhamed Ahmad Husain, según un periodista de la AFP en el lugar. 

Tras la oración, no se registraron altercados con la policía. Los observadores veían la oración de este viernes como un barómetro de la contestación popular al proyecto de Trump. 

- Eventual anexión del Valle del Jordán -

El proyecto de Estados Unidos prevé asimismo la anexión de las colonias israelíes y del valle del Jordán, territorio palestino ocupado desde 1967.

Según responsables israelíes, esos proyectos de anexión serán presentados el domingo al gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu. 

Pero la situación no parece tan clara. Estas colonias pueden ser anexionadas "sin demora", indicó el embajador de Estados Unidos en Jerusalén, David Friedman.

Sin embargo, el arquitecto del proyecto estadounidense, Jared Kushner, yerno y consejero de Trump, expresó el "deseo de que (el gobierno israelí) espere a después de las elecciones" legislativas del 2 de marzo en Israel, para anexionar los sectores fijados en el plan. 

Las dos opciones no cuestionan el proyecto de anexión del valle del Jordán, donde el ejército israelí ya desplegó esta semana refuerzos.

El despliegue militar en el Jordán reforzó la idea de una rápida anexión de este valle agrícola, que ocupa un 30% de Cisjordania, y delimitado por la frontera con Jordania.

Pero las fuentes militares aseguran que este despliegue tiene que ver con las manifestaciones palestinas.

- Cohetes y morteros -

Desde el martes, los enfrentamientos entre manifestantes palestinos que protestan contra el plan de Estados Unidos y las fuerzas israelíes han dejado al menos 30 heridos palestinos en Cisjordania, donde sin embargo las protestas son limitadas.

En la Franja de Gaza, geográficamente separada de Cisjordania y controlada por los islamistas de Hamás, miles de palestinos se manifestaron en los últimos días. 

En Gaza, los manifestantes portaban una pancarta con la inscripción "La lisafqat al Qarn (No al acuerdo del siglo, en árabe)", como se llamó al plan Trump, que prevé "desmilitarizar" Gaza y unirla mediante un corredor con la Cisjordania amputada.

Por la noche, se dispararon cohetes desde Gaza hacia Israel, que replicó con bombardeos contra "posiciones" de Hamás, según el ejército. 

El viernes por la tarde, el ejército israelí afirmó que había atacado posiciones de Hamás después de que se registraran tres tiros de mortero desde el enclave hacia Israel. 

- "Traición" -

Los líderes palestinos, que no participaron en la elaboración del plan Trump, condenaron unánimamente el proyecto que, según ellos, ha sido redactado en base a los intereses de Israel, y buscaron apoyos internacionales a su causa.

Pero salvo Irán -archienemigo de Israel-, y Turquía, acérrimo defensor de la causa palestina, las monarquías del Golfo y otros países árabes, como Egipto o Jordania -únicos dos países árabes que firmaron acuerdos de paz con Israel-, acogieron el plan con tibieza pero sin grandes críticas.

"Los países árabes que apoyan un plan semejante traicionan a Jerusalén y a su propio pueblo y algo más importante: a toda la humanidad", denunció este viernes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ante responsables de su partido, el AKP, en Ankara.

En Jordania, unas 3,000 personas se manifestaron este viernes en Amán contra el proyecto estadounidense, profiriendo gritos como "Muerte a Israel" y quemando banderas del Estado hebreo. También se celebraron marchas en otras ciudades como Irbid, Karak y Salt. 

Este sábado, varios ministros árabes de Relaciones Exteriores llevarán a cabo una reunión extraordinaria en El Cairo. El muftí de Al Aqsa se refirió este viernes a ella y criticó el silencio de "numerosos países" árabes respecto a la iniciativa estadounidense.



regina