Salud

Los expertos no recomiendan las nebulizaciones para tratar a pacientes con COVID-19

2020-06-18

Los especialistas consultados por AFP Factual no aconsejan las nebulizaciones para tratar el nuevo...

 

AFP  | Hacer nebulizaciones”, inhalar una “infusión con eucalipto manzanilla y sal”, hacer “gárgaras de agua bien tibia” son algunas de las recomendaciones para tratar el nuevo coronavirus que aparecen en un mensaje compartido al menos 354,000 veces en redes sociales desde el pasado 7 de abril. En realidad, la mayoría de las afirmaciones son falsas o no tienen fundamento científico, según los expertos consultados y las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Por favor amigos familia apenas tengan síntomas no esperen prueba de coronavirus. Háganse nebulizaciones 3 días SEGUIDOS (Fisiol, mucosolvan, Fluimucil) si no tiene la máquina hagan infusión con hojas de eucalipto manzanilla y sal, inhalen x 20 minutos unas 3 a 5 noches seguidas”, dice el mensaje compartido en Facebook (1, 2, 3, 4, 5), en Twitter e Instagram (1, 2).

El mensaje continúa con otras recomendaciones como “tomar paracetamol cada ocho horas”, “suero oral” y “té de jengibre, canela miel de abeja limón manzanilla yerba luisa no permita deshidratar (sic)”. También hacer “gárgaras de agua bien tibia con vinagre sal limón tres veces al día (sic)” y usar “mascarilla y guantes”.

1- Nebulizaciones para el COVID-19

La publicación viral recomienda hacer nebulizaciones si se tienen los síntomas del nuevo coronavirus. Pero los especialistas consultados por AFP Factual no aconsejan las nebulizaciones para tratar el nuevo coronavirus. Incluso, advierten que podrían propiciar la dispersión del virus.

La nebulización se hace a través de dispositivos que permiten que medicamentos líquidos, como broncodilatadores o antiinflamatorios, lleguen a los pulmones en forma de vapor, de acuerdo con Alejandro Videla, neumonólogo del Hospital Universitario Austral en Argentina y miembro de la Sección Infecciones de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Sobre su uso en pacientes con COVID-19, Alejandra Cañas, directora del departamento de Medicina Interna del Hospital San Ignacio de Bogotá, asegura que las nebulizaciones están “absolutamente contraindicadas”.

Además, los tres expertos consultados advierten que el uso de nebulizadores podría aumentar la dispersión del nuevo coronavirus.

“Con este proceso se producen partículas finas o aerosoles, que expulsa la persona a la que se le están haciendo, lo cual facilita la expansión del virus”, afirma Cañas.

En ese sentido, una reseña científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la transmisión del nuevo coronavirus “podría ser posible en circunstancias y lugares específicos en que se efectúan procedimientos o se administran tratamientos que pueden generar aerosoles” y cita entre los ejemplos “la administración de fármacos por nebulización”.

Un estudio publicado en el sitio web de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos también concuerda con que que la terapia de nebulización puede aumentar el riesgo de dispersión del virus. “El riesgo de transmisión de infección a través de núcleos de gotitas y aerosoles puede aumentar durante los tratamientos con nebulizador”, explica el estudio.

Para Videla, el uso del nebulizador en un caso confirmado o probable de COVID-19 podría hacerse con extremas medidas para no aumentar la dispersión del virus.

“Si se usan nebulizaciones por indicación del médico en un caso confirmado o probable de COVID-19, la persona debe permanecer sola durante el uso de la nebulización. Al terminar el ambiente debe ventilarse porque su uso puede aumentar la diseminación del virus”, indica el médico.

Los nebulizadores se usan para tratar el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras condiciones donde son adecuadas las medicinas inhaladas, indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Según la publicación, estos aparatos administran una “corriente de aire con un medicamento” para que llegue a los pulmones durante un determinado periodo de tiempo.

2- Los medicamentos

Respecto a las nebulizaciones de las medicaciones recomendadas en la publicación Videla sostiene: “el único que podría nebulizarse es el suero [fisiol], pero por ser líquido y no le haría nada en un paciente. Los otros dos son un jarabe [el mucusolvan NDLR] y un granulado [el fluimucil NDLR] y esos no se pueden nebulizar”.

El médico explica que los tres medicamentos recomendados en las publicaciones podrían ser utilizados bajo supervisión médica para disminuir síntomas, aunque no a través de un nebulizador. “Pero no modifican la evolución de la enfermedad”, afirma Videla.

El fisiol es suero fisiológico, es decir, agua con sal; el mucosolvan o ambroxol se utiliza en caso de tos con flema para disminuir la mucosidad, y el fluimucil (o n-acetilcisteína) sirve para romper y volver menos viscosos los mocos, explica Alejandra Moreno, química farmacéutica de la Universidad de Antioquia, en Colombia.

Sobre su posible resultado en las nebulizaciones, Moreno afirma: “Aunque el suero podría nebulizarse, no tendría ningún resultado en un paciente. Los otros dos medicamentos no sirven para hacer nebulizaciones porque sus formas farmacéuticas (tabletas, polvo, solución, etc) no están diseñadas para eso”.

3- Infusiones

Las publicaciones indican que si no se cuenta con una máquina de nebulización “hagan infusión con hojas de eucalipto manzanilla y sal, inhalen x 20 minutos unas 3 a 5 noches seguidas”. Pero los expertos consultados coinciden en que no hay evidencia científica de que este tipo de bebidas sean efectivas para tratar el COVID-19.

“No hay evidencia de que infusiones con eucalipto o manzanilla tienen un beneficio respiratorio”, sostiene la neumóloga Cañas.

El médico Videla coincide: “No está probado por la literatura médica ningún efecto terapéutico de estas infusiones y menos aún en el caso de COVID-19. No se puede aconsejar el uso de remedios caseros porque pueden inducir una falsa seguridad y retrasar la consulta al médico o el uso de medicamentos efectivos”.

La OMS ha indicado que, “aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19” hasta ahora ninguno ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad.

Hasta la fecha no existe una vacuna u otro antídoto contra el nuevo coronavirus.

Esta receta casera tampoco figura en el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC), ni entre las indicaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de enfermedades (ECDC).

4- Paracetamol

El paracetamol (acetaminofén), que también aparece en el texto viral, está en la lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes con COVID-19, publicada en marzo de 2020 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS); pero es recomendado como un producto para tratar la fiebre.

"Ese medicamento es un antipirético, o sea, quita la fiebre, el dolor de cabeza y otras dolencias leves. Si bien el acetaminofén es un medicamento medianamente seguro, puede generar compuestos bastante tóxicos para el hígado. En dosis altas y recurrentes, la exposición podría ser peor, por eso de debe respetar la dosis máxima al día”, afirmó la química Moreno.

De acuerdo a la especialista, la dosis máxima diaria para un adulto es de 1 gramo cada seis horas.

5- Té, suero y canela

El mensaje de las publicaciones virales también incluye tomar “suero oral” y “té de jengibre, canela, miel de abeja, limón y manzanilla”. También hacer “gárgaras de agua bien tibia con vinagre, sal y limón tres veces al día”. Esta mezcla o sus ingredientes, apuntan los expertos, no tiene ninguna propiedad para la prevención o el tratamiento del COVID-19.

La miel “tiene descritos efectos potenciadores del sistema inmune, pero cuando su ingesta ocurre de forma continua en la dieta y no en un grado que nos permita eliminar un virus en unas semanas”, sostiene en esta verificación de la AFP el químico farmacéutico Cristian Paredes, docente del Internado de Farmacia Clínica en la Universidad Católica de Chile.  

Por su parte, Olosmira Correa, magíster en Ciencias Farmacéuticas y profesora asistente en el departamento de Ciencia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Chile, afirma que “la miel y el limón alivian síntomas, pero ninguno de estos componentes elimina el virus”.

Sobre la canela, Paredes indica que su consumo en exceso no es recomendado: “No hay estudios para evaluar algún efecto terapéutico sobre el COVID-19. Sin embargo, parece que tiene sustancias como la cumarina, con cierto efecto terapéutico e incluso hepatotóxico [NDLR: que su ingestión puede provocar daños en el hígado], por lo que su consumo en exceso tampoco es recomendado”, explica.

Sobre el jengibre no existen evidencias sólidas sobre alguna propiedad para tratar el nuevo coronavirus, sostiene el decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Antonio Castillo, y explica que “se le han atribuido múltiples beneficios, pero no contamos con información científica sólida que pueda afirmar que esta raíz contribuya o ayude a superar el COVID-19”, afirma.

En verificaciones anteriores, la AFP ya ha confirmado que ni el jengibre, eucalipto, limón o los vahos de agua son efectivos contra el COVID-19. AFP Factual también ha verificado que no hay evidencia científica que indique que las gárgaras con sal y agua curen o prevengan el nuevo coronavirus.

6- Mascarillas y guantes

Otra de las recomendaciones de las publicaciones es “usar mascarillas y guantes” y “mantenerse hidratado”.

La OMS ha dado lineamientos precisos sobre cómo llevar estos implementos. Sobre las mascarillas sostiene: “la utilización de una mascarilla no basta para proporcionar un nivel adecuado de protección contra la COVID-19”.  Y plantea que es necesario mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas, lavarse las manos frecuentemente y evitar tocarse la cara y la mascarilla.

Sobre los guantes, el organismo precisa que “el hecho ‎de llevarlos puestos no impide el contagio, ya que si uno se toca la cara ‎mientras los lleva, la contaminación pasa del guante a la cara y puede ‎causar la infección.” Y agrega que lavarse las manos con frecuencia "proporciona más protección ‎frente al contagio de la COVID-19 que usar guantes de goma”.

En cuanto a la hidratación, la OMS afirma: “es beneficioso para la salud general seguir una dieta equilibrada, mantener una adecuada hidratación, hacer ejercicio de forma habitual y dormir bien”.

En conclusión, la mayoría de los consejos que se comparten en varias publicaciones para tratar el nuevo coronavirus contienen afirmaciones falsas o sin fundamentos científicos, de acuerdo a los especialistas y las recomendaciones de las autoridades de salud.

Esta verificación fue realizada con base en la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.



Jamileth