Espectáculos

Johnny Depp, implacable contra Amber Heard, se prepara para su segunda batalla judicial

2020-09-01

A pesar de los dardos envenenados que se han ido lanzando el uno al otro, llegaron a un acuerdo de...

Por NATALIA MÉNDEZ APARICIO | El País

Madrid - 31 SEP 2020 - 17:30 CDT A la espera de conocer esta semana, en un principio, el veredicto del juicio de Johnny Depp contra el tabloide The Sun —por la publicación de un artículo de opinión en el que se aseguraba que existían “pruebas abrumadoras” que demostraban que el actor se vio envuelto en episodios de violencia doméstica contra su esposa, Amber Heard”—, el intérprete no cesa en su batalla contra la actriz, con la que estuvo casado 15 meses, entre 2015 y 2016. Ahora Depp se prepara para un segundo asalto que esta vez será en Estados Unidos, país de ambos.

Un tribunal del estado de Virginia atenderá la denuncia del actor contra Heard por describir presuntos abusos y amenazas de muerte en un artículo publicado en el periódico The Washington Post unos meses después de llegar a un acuerdo de divorcio. El nombre del intérprete nunca se menciona en el escrito titulado Hablé en contra de la violencia sexual y me enfrenté a nuestro odio cultural. Esto tiene que cambiar, escrito en el apogeo del movimiento #MeToo, pero el protagonista de Piratas del Caribe decidió emprender acciones legales. Una disputa judicial para la que también se están preparando los abogados de Heard, que ha regresado a Londres tras unas vacaciones en Turquía, según una fuente del Daily Mail: “No importa cuál es el resultado [del caso de Depp contra The Sun], Amber se está preparando para la segunda ronda. Pero si Johnny gana su caso contra The Sun, entonces el seguirá y seguirá. Podría durar años”.

Heard redactó aquel artículo con la pretensión de animar a las lectoras a denunciar la violencia de género: “Me di cuenta que los hombres tienen el poder —físico, social y financiero— y que muchas instituciones apoyan esa situación. Supe esto desde mucho antes de poder decirlo en voz alta, y estoy segura de que tú también”. Contó cómo afecto a su carrera el hablar públicamente de una supuesta relación tóxica con su expareja: “Mis amigos y consejeros me dijeron que nunca más trabajaría como actriz, que me pondrían en una lista negra. Tenía una película ya cerrada y decidieron contratar a otra intérprete, y una marca, para la que acababa de firmar una campaña para dos años, decidió abandonarme”.

Desde que Heard dañó públicamente la imagen de Depp diferentes figuras de Hollywood han defendido al actor: Winona Ryder, Penélope Cruz, Benicio del Toro y Vanessa Paradis (madre de los dos hijos de Depp, Lily-Rose y John Christopher), entre otros. En cambio, la persona más conocida dentro de los defensores de la actriz ha sido Elon Musk, magnate de la tecnología y fundador de la firma de automoción Tesla. De hecho, salieron juntos alrededor de un año, desde 2016 hasta agosto de 2017, pero Depp apuntó que su exesposa y el empresario iniciaron su relación sentimental mucho antes, cuando todavía estaban casados. El actor la acusó de serle infiel con Musk, pero también con Channing Tatum, Leonardo DiCaprio, James Franco y otros actores con los que Heard había trabajado. Alejandro Romero, el portero del Eastern Columbia Building donde vivía el matrimonio, contó ante el tribunal británico: “Elon Musk acudía con frecuencia al ático durante la ausencia de dos semanas del señor Depp”.

A pesar de los dardos envenenados que se han ido lanzando el uno al otro, llegaron a un acuerdo de divorcio en el verano de 2016. Ella retiró todos los cargos por violencia doméstica y él pagó siete millones, en lugar de la pensión mensual de 50,000 dólares que reclamó en un principio la intérprete. Eso sí, Amber Heard también quiso dejar claro que no es una mujer interesada, como muchas veces se insinuó —por ejemplo, Del Toro dijo al New York Daily News: “Lo que sé es que hay bastantes problemas que vienen de esa chica y todo me suena un poco manipulado”—, y por eso prometió donar el dinero.

Sin embargo, la disputa entre ambos no quedó ahí, pues siguen dirimiendo sus diferencias en los tribunales. A lo largo del mes de julio Depp y Heard se han visto de nuevo las caras, aunque con mascarilla, en el Tribuna Superior de Londres. El actor demandó a News Group Newspapers, el imperio mediático de Rupert Murdoch, y al director de The Sun, Dan Wooton, por escribir este último un artículo que reforzaba las acusaciones de la actriz. Un juicio en el que nuevamente ambos intérpretes han seguido hablando de su tormentosa relación. Heard aseguró que su exmarido era “muy bueno manipulando a las personas” y tenía un comportamiento “extremadamente controlador e intimidante”, además de temer por su vida en algunos momentos.

Por su parte, Depp habló de sus adicciones, las cuales empezaron cuando era muy joven: “Odio defender las drogas, el alcohol, la violencia o la locura para cualquiera, pero siempre han funcionado para mí, pero eso no me convierte en un monstruo”. Tras separarse de Vanessa Paradis, realizó un “verdadero esfuerzo” para abandonar la bebida. También se reveló el contenido de una carta que le envió Depp al cantante Elton John, íntimo amigo al que le agradeció su apoyo mientras intentaba dejar sus excesos: “Mi querido Elton, 100 putos días de claridad para un viejo como yo. Nadie lo hubiera creído posible nunca excepto unos pocos, tú el más importante. Me hubiera tragado el monstruo si no fuera por ti”. A pesar del mea culpa de Depp, este no quiso que la imagen de adicto le afectara solo a él y afirmó que Heard sufría los mismos problemas.

Los abogados de Depp aseguraron que el proceso judicial era “muy doloroso” para el actor. Sin embargo, el intérprete no tiene ningún reparo en sentar en el banquillo nuevamente a su exesposa. El enfrentamiento entre ambos se prolonga ya cuatro años y podría seguir así si Depp sigue empeñado en limpiar su imagen y Heard, en convertirse en una heroína para las mujeres.
 



regina