Salud

La pandemia se dispara en Oriente

2020-11-30

El dato más relevante de esta segunda oleada de Covid-19 en Corea del Sur es el descenso de...

Por ANSA

(ANSA) - SEUL, 30 NOV - Corea del Sur registró 438 nuevos casos de Covid-19 en un día, incluidos 24 importados, y las autoridades sanitarias decidieron inmediatas restricciones en el área metropolitana de Seúl, que es la más afectada, en el marco de un alarmante rebrote de la pandemia en Oriente.
    
Desde mañana y hasta el 7 de diciembre en la capital surcoreana, los saunas y gimnasios cerrarán sus puertas y los hoteles tendrán prohibido organizar fiestas de Nochebuena, para evitar reuniones concurridas en lugares cerrados.
    
El dato más relevante de esta segunda oleada de Covid-19 en Corea del Sur es el descenso de la edad media de los infectados.
    
En septiembre el porcentaje de menores de 50 años era del 58,9%, mientras que en noviembre subió al 74,6%.
    
La situación de Corea del Sur se suma a la de Japón, China y Hong Kong, que han detectado aumento de casos y están tomando medidas lo que muestra una reactivación de la pandemia en Oriente.
    
El Gobierno japonés confirmó este domingo que el país ha batido el récord de pacientes graves por coronavirus, con 462 afectados, en medio de un rebrote de contagios.
    
De hecho, la capital del país, Tokio, y la prefectura de Aichi, en el centro de Japón, están pidiendo a los restaurantes de la capital y partes de Nagoya que reduzcan el horario comercial de atención para frenar la propagación.
    
El número de personas con síntomas graves aumentó en 22 desde el sábado, según el ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar. El Gobierno de la capital ha elevado su alerta de virus al más alto de cuatro niveles por primera vez desde principios de septiembre.
    
Asimismo, en Hong Kong, la ciudad que más sufrió la epidemia del coronavirus del SARS en 2002, vive una cuarta oleada de Covid-19, que parece más grave que las anteriores y que le ha llevado a cerrar todas sus escuelas hasta el próximo año, entre otras medidas.
    
El Gobierno local reiteró ayer su preocupación por el reciente repunte de casos (más de 100 por día) a lo que se suma un grupo de "supercontagiadores" que frecuenta clubes de baile, con lo que ha decidido limitar las reuniones públicas a dos personas o a cerrar salones de juego y piscinas.
    
Además, los restaurantes deberán limitar a dos los comensales por mesa, mientras que gimnasios y otros recintos deportivos sí podrán permanecer abiertos por el momento.
    
Las nuevas medidas estarán vigentes dos semanas y son similares a las anunciadas el pasado julio, cuando la ciudad afrontó un brote que excedió 700 casos en dos semanas.
    
La Jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, aseguró que las autoridades sanitarias están adoptando un enfoque "flexible" consistente en imponer y levantar restricciones en función de los informes de los expertos. Pero, según admitió, "esta nueva oleada es ciertamente grave" dado que "muchos de los que dieron positivo en las últimas semanas han estado en contacto con multitudes de personas".

La semana pasada China comenzó a realizar test de coronavirus a millones de personas tras imponer confinamientos y cerrar escuelas, luego de detectar múltiples casos de transmisión local en tres ciudades la semana pasada.
    
Con la llegada del frío, restricciones a gran escala han sido adoptadas en las ciudades de Tianjin, Shanghái y Manzhouli, pese al bajo número de casos comparado con Estados Unidos u otros países que lidian con fuertes picos o nuevas olas de coronavirus.
    
Expertos y Gobiernos de todo el mundo han advertido que las posibilidades de que el virus se propague serán mayores durante el invierno por la necesidad de la gente de permanecer en lugares cerrados, más allá de una condición climática.



aranza