Nacional - Seguridad y Justicia

Hombres armados irrumpieron en un velorio y mataron al menos a nueve personas en Guanajuato

2021-01-08

El asesinato de Sandoval se produjo pocos meses después de un descarado intento de asesinar...

Por Oscar Lopez | The new York Times

Es el más reciente ataque sangriento en el estado de Guanajuato, que vive en medio de una guerra territorial entre grupos criminales rivales.

Al menos nueve personas fueron asesinadas en el centro de México, cuando unos hombres armados abrieron fuego durante un velorio la noche del jueves, según informaron las autoridades locales. Las imágenes en las redes sociales mostraban cuerpos ensangrentados esparcidos cerca de un ataúd y personas que se habían desplomado en la calle.

El tiroteo tuvo lugar en el exterior de una casa particular en la ciudad de Celaya, en el estado de Guanajuato, según las autoridades locales, que dijeron que una persona herida había sido llevada a un hospital. Algunos medios de comunicación locales informaron que el número de muertos podría llegar a ser de 13.

El ataque ocurrió alrededor de las 9 p.m. en el barrio Arboledas de San Rafael. Las fuerzas de seguridad buscan a los responsables, según la Secretaría de Seguridad Ciudadana, una agencia local en Celaya.

En los videos difundidos en las redes sociales se escuchan ráfagas de disparos que parecían haber sido grabados en la escena.

El ataque es el más reciente que ha asolado Guanajuato, alguna vez una región relativamente pacífica, que ahora se encuentra en el centro de una guerra territorial entre grupos criminales rivales.

El estado, hogar de destinos turísticos como San Miguel de Allende, se ha convertido últimamente en uno de los más mortíferos em México. En julio, 26 personas fueron asesinadas después de que hombres armados irrumpieron en un centro de rehabilitación de adicción a las drogas en la ciudad de Irapuato, otro en una serie de ataques violentos que han tenido lugar en gran parte del país.

Guanajuato, núcleo de fabricación de automóviles al noroeste de Ciudad de México, tuvo un promedio de por lo menos nueve homicidios al día en 2020, una de las tasas de asesinato más altas del país.

El derramamiento de sangre en Guanajuato es en gran parte el resultado de una disputa territorial entre el cártel de Santa Rosa de Lima y el Cártel Jalisco Nueva Generación, más grande y poderoso, que ha expandido sus operaciones a Guanajuato. Este conflicto ha llevado a un aumento de la violencia y a varios asesinatos en masa.

“Es una situación muy grave lo que se está padeciendo en Guanajuato”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una conferencia de prensa tras la masacre de julio. “Sí hay una confrontación de bandas y son agresiones entre ellos en la mayoría de los casos”.

A pesar de la promesa de entregar la paz con “abrazos, no balazos”, López Obrador no ha podido mellar significativamente en la creciente violencia de México. Más de 31,000 personas fueron asesinadas entre enero y noviembre del año pasado, según cifras oficiales.

En diciembre, un exgobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, fue asesinado a tiros mientras estaba de vacaciones en la ciudad turística de Puerto Vallarta, en uno de los asesinatos políticos de más alto perfil de la historia reciente de México. Los expertos en seguridad dijeron que el cártel de Nueva Generación de Jalisco era probablemente el culpable.

El asesinato de Sandoval se produjo pocos meses después de un descarado intento de asesinar al jefe de policía de México, que también fue vinculado al cártel de Jalisco.



aranza