Internacional - Política

El Kremlin critica la retórica "muy agresiva" y "poco constructiva" de Biden hacia Rusia

2021-02-05

Putin ha rechazado cualquier responsabilidad de las autoridades rusas en el supuesto envenenamiento...

 

MADRID, 5 (EUROPA PRESS) La Presidencia de Rusia ha criticado este viernes la retórica "muy agresiva" y "poco constructiva" del presidente estadounidense, Joe Biden, hacia el país durante su discurso del jueves en materia de política exterior.

   "Los ultimátums, aunque solo sea un matiz, generalmente son inaceptables para nosotros. Ya hemos dicho que no toleraremos tales declaraciones ni sermoneos", ha señalado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

   Pese a ello, ha destacado que Moscú espera seguir cooperando con Washington en áreas de interés común y ha hecho hincapié en que confía "en la voluntad política de los estadounidenses para continuar la colaboración" en estos asuntos.

   Biden cargó durante su discurso contra la "decisión de Rusia de dañar y alterar la democracia" estadounidense y aseguró que había trasladado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que "los días en los que Estados Unidos mira a otro lado ante las acciones agresivas de Rusia han terminado".

   "No dudaremos a la hora de elevar los costes para Rusia y defender nuestros intereses vitales y a nuestro pueblo. Seremos más efectivos a la hora de hacer frente a Rusia cuando trabajemos en coalición y coordinación con otros socios que piensan igual", manifestó.

   Por otra parte, criticó el "encarcelamiento por motivos políticos" del opositor Alexei Navalni y "los esfuerzos de Rusia para suprimir la libertad de expresión y la asamblea pacífica". "Navalni, como todos los ciudadanos, rusos, tiene garantizados sus derechos por la Constitución. Se ha actuado contra él por desvelar la corrupción. Debe ser liberado de forma inmediata y sin condiciones", remachó.

NUEVO CASO CONTRA NAVALNI
   Navalni ha comparecido este mismo viernes en una vista por otro caso contra él, en este caso por calumnias contra un veterano de la Segunda Guerra Mundial por expresar su apoyo a los cambios en la Carta Magna sometidos en julio a un referéndum.

   Según las informaciones recogidas por Sputnik, Navalni ha pedido durante la vista que los periodistas "abandonen la sala", tras retomarse las audiencias, suspendidas en agosto después de que el opositor fuera supuestamente envenenado durante un vuelo.

  "Entiendo muy bien cómo surgió este caso. Fue inventado por gente de relaciones públicas. Era necesario que me enfrentara no a los investigadores y fiscales, sino a algo santo, por ejemplo, un veterano de la Gran Guerra Patria", ha manifestado.

   La Fiscalía ha acusado a Navalni de publicar información "que no tiene nada que ver con la realidad, denigra el honor y la dignidad de la víctima, y socava la reputación de esta última". La jueza que lleva el caso, Vera Akimova, ha aplazado hasta el 12 de febrero la vista, a petición del Ministerio Público.

   Durante la jornada ha salido a la luz que Sergei Maximishin, uno de los doctores que le atendieron, ha fallecido "repentinamente", según ha indicado el hospital de la ciudad de Omsk en el que trabajaba, sin dar más detalles al respecto, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

  Un tribunal de Moscú hizo el martes efectiva la pena dictada en 2014 contra Navalni, detenido el 17 de enero al regresar desde Alemania, donde había estado convaleciente de un envenenamiento sufrido en agosto de 2020. Las autoridades alegaron entonces que el líder opositor había incumplido las medidas excepcionales que mantenían en suspenso la sentencia por fraude contra él.

   Navalni, de 44 años, fue detenido el 17 de enero al regresar a casa desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento por un agente nervioso casi fatal que él y Occidente atribuyeron al servicio secreto de Putin. El pasado jueves un tribunal confirmó la prisión preventiva de 30 días y rechazó así el recurso de los abogados de Navalni, que pedían su libertad.

   Putin ha rechazado cualquier responsabilidad de las autoridades rusas en el supuesto envenenamiento sufrido por Navalni y ha apelado al "marco de la ley" para la convocatoria de cualquier movilización a favor del opositor en el país euroasiático.



aranza