Religión

Arzobispo alemán renuncia tras informe sobre abusos sexuales

2021-03-18

El arzobispo de Hamburgo, Stefan Hesse —quien previamente fue prominente miembro de la...

Por KIRSTEN GRIESHABER y DANIEL NIEMANN

COLONIA, Alemania (AP) — Un informe encargado por la archidiócesis alemana de Colonia sobre la gestión de la Iglesia ante las denuncias de abusos sexuales por parte del clero detectó 75 casos en que autoridades de alta jerarquía desatendieron sus obligaciones.

Luego que las conclusiones se dieron a conocer el jueves, el arzobispo de Hamburgo presentó su renuncia al papa Francisco.

El reporte, comisionado por el arzobispo de Colonia, el cardenal Rainer Maria Woelki, exoneró a Woelki mismo de cualquier falta por negligencia con respecto a las víctimas de abuso sexual.

Sin embargo, el predecesor de Woelki, el cardenal ahora fallecido Joachim Meisner, fue acusado de anomalías como el no dar seguimiento ni reportar casos de abuso, no haber impuesto ningún tipo de sanción a los responsables y no haber brindado atención a las víctimas. Meisner se jubiló en 2014 y murió en 2017.

El arzobispo de Hamburgo, Stefan Hesse —quien previamente fue prominente miembro de la Iglesia en Colonia_, fue responsabilizado de 11 casos de negligencia en sus funciones.

La noche del jueves, Hesse publicó un comunicado en video en el que aceptó que había cometido “errores” en el pasado y lamentó enormemente haber causado tanto sufrimiento a las víctimas y sus parientes “por medio de mis acciones u omisiones”.

“Nunca participé en encubrimientos”, aseveró. “Sin embargo estoy preparado para asumir mi parte de la responsabilidad por el fallo del sistema”.

“A fin de prevenir daños a la oficina del arzobispo y a la archidiócesis de Hamburgo, estoy presentando mi renuncia al papa Francisco, y le estoy solicitando que me releve de mis funciones de inmediato”, detalló.

El abogado encargado del nuevo informe, Bjoern Gercke, dijo a los reporteros en Colonia que su pesquisa involucró los casos de 314 víctimas de abuso —la mayoría de ellos niños al momento en que sufrieron el abuso y no tenían más de 14 años— y 202 personas acusadas de cometer los abusos sexuales en la diócesis de Colonia desde 1975.

El foco de la investigación no estuvo tanto en lo que los presuntos agresores habrían hecho a las víctimas, sino en determinar si la Iglesia —arzobispos o ex arzobispos y otros miembros de alto rango— habían respondido correctamente a las acusaciones de abuso sexual.

El total, el informe encontró 75 casos en los que ocho funcionarios de alto rango no hicieron su trabajo de ya sea darle seguimiento a las acusaciones, reportar o sancionar casos de presunto abuso sexual del clero y despedir a empleados de la Iglesia, así como no atender a las víctimas.

Woelki ha enfurecido a muchos católicos de la localidad en los últimos meses al alegar preocupaciones legales para mantener en secreto un primer informe sobre la manera en que reaccionaron las autoridades eclesiásticas locales cuando los sacerdotes fueron acusados de abusos sexuales. Woelki comisionó el nuevo reporte —una investigación de 800 páginas basada en expedientes de la Iglesia y que fue integrada por un despacho de abogados alemán.

Gercke agregó que el primer reporte, realizado por un despacho de abogados de Múnich, también había concluido que el arzobispo actual no era culpable de ninguna falta. La archidiócesis de Colonia cuenta con la mayor cantidad de católicos en Alemania, con cerca de 1,9 millones.

Un tribunal de Colonia anunció el mes pasado que aumentó el número de citas disponibles para quienes quieran abandonar formalmente la Iglesia — de 1,000 a 1,500 a partir de marzo — ante el aumento de la demanda.

En Alemania, los miembros de la Iglesia pagan un abultado impuesto para financiar la institución. Para abandonarla, tiene que abonar 30 euros (35 dólares) y declarar formalmente que se desvinculan.



aranza