Nacional - Seguridad y Justicia

Secuestrada una candidata y su familia en Guerrero

2021-06-02

El secuestro de Martínez se suma a la ola de violencia que azota el país durante la...

David Marcial Pérez | El País

México - Marilú Martínez Núñez, candidata de Movimiento Ciudadano (MC) a la alcaldía de Cutzamala de Pinzón, un pequeño pueblo de Guerrero, fue secuestrada la noche del martes en su casa junto al resto de su familia. Según ha denunciado la dirigencia estatal del partido, alrededor de las 10 de la noche varios hombres armados irrumpieron en la casa de la candidata llevándose toda la familia. El secuestro de Martínez se suma a la ola de violencia que azota el país durante la campaña electoral, que finaliza este miércoles, convertida ya en la más violenta de la historia de México.

El presidente estatal de Movimiento Ciudadano, Adrián Wences Carrasco, ha acusado al alcalde del municipio, el priista Timoteo Arce Solís, de estar detrás del secuestro. La esposa del alcalde, Rosa Jaimes, es la rival de Martínez en los comicios por la alcaldía del Cutzamala de Pinzón, un pueblo de apenas 5,000 habitantes clavado en los bordes de Guerrero con el Estado de México y Michoacán. En plena Tierra Caliente, uno de los territorios más violentos del país, disputado desde hace años por diferentes grupos criminales rivales en un difuso escenario donde se mezclan también las redes locales del poder político y económico.

Movimiento Ciudadano ha denunciado también que, desde hace días, Martínez había estado recibiendo amenazas para que abandonara la candidatura. “Allá [Tierra Caliente] se le tiene que pedir permiso a los que mandan para moverse. Es una zona que da miedo”, apuntó Carrasco en una rueda de prensa. Dos candidatos a alcaldes de MC en la región renunciaron durante el transcurso de la campaña y tuvieron que ser sustituidos.

A menos de una semana de que arranquen los comicios del 6 de junio, los más grande de la historia de México, en las que quedarán elegidos 20,000 cargos públicos, entre ellos, los gobernadores de 15 de las 32 entidades federativas y los 500 miembros de la Cámara de Diputados, la contienda electoral ya ha quedado marcada como la más violenta de todas. Se han registrado 782 agresiones a candidatos y políticos, superando las 774 registradas de la campaña de 2018, según la consultora Etellekt.

Desagregando las datos, los asesinatos no superaron las cifras de hace tres años -35 candidatos asesinados frente a los 48 de 2018- pero el resto de violencias sí se han disparado. Daños a la propiedad, secuestros, atentados contra familiares, intimidación, intentos de homicidio, palizas, despojo de oficinas, abuso de autoridad o abuso sexual.

La consultora, que ha hecho un detallado registro de los últimos ocho meses, detalló que durante esta oleada de violencia se hirió, secuestró o se dejó con el vehículo en llamas a 737 personas. De ellos, 518 eran aspirantes y candidatos, 120 militantes de algún partido y otros 99 eran autoridades electas, según cifras recogidas hasta este 30 de mayo. Estas cifras no incluyen media decena de nuevos incidentes contabilizados entre el 31 de mayo y el 1 de junio.

El secuestro de la candidata de MC en Cutzamala de Pinzón ilustra también otro de los hallazgos del informe de Etellekt. El eslabón más débil de la cadena es la política municipal. Es la más golpeada, con un 75% de agresiones, después siguen los ataques contra quienes aspiran a un cargo estatal, 16% y, por último, el 9% de agresiones cuyas víctimas eran candidatos a cargos federales.

En cuanto a la orientación política de los ataques, el 44% golpearon a integrantes de la coalición opositora PAN, PRI y PRD. El 28% a miembros de Morena, PVEM y PT, resume el informe de los más de 21,000 cargos de elección popular que se elegirán el 6 de junio. Dos candidatos de Movimiento Ciudadano fueron asesinaos durante la campaña. Abel Murrieta, aspirante en Cajeme, Sonora, y Alma Rosa Barragán, candidata en Moroleón, Guanajuato. Ambos fueron tiroteados mientras hacían actos de campaña.



Jamileth