Nacional - Política

“No voy a denunciar el espionaje a mí y a mi familia”: López Obrador

2021-07-20

El presidente ha dicho también que no cree que ninguna dependencia del Gobierno mantenga en...

Pablo Ferri | El País

La polémica por el programa espía Pegasus continúa en México, al calor de la información divulgada el lunes sobre el espionaje al que fueron sometidos el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, su familia y colaboradores cercanos, incluso su cardiólogo. Este martes, el mandatario ha explicado que no tiene intención de “denunciar” este hecho, ocurrido supuestamente durante los años de Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Su argumento es que él ha sufrido espionaje de Estado desde finales de la década de 1970 y que no tendría sentido centrarse en un solo caso. “Si me pongo a presentar denuncias, no termino”, ha dicho.

López Obrador ha insistido además en que su Gobierno no espía a nadie, práctica, ha remarcado, que pertenece al pasado. “Hay que saber que desgraciadamente esto se padeció y hay que hacer el compromiso de no repetirlo. Es lo que estamos haciendo, nada de que tenemos opositores y vamos a escuchar a ver qué les sacamos. Eso es guerra sucia, una actitud inmoral completamente, eso no. La política es un imperativo ético”, ha argumentado el mandatario.

El presidente ha dicho también que no cree que ninguna dependencia del Gobierno mantenga en la actualidad ningún contrato para usar Pegasus. “No sé si pueda existir este contrato, lo voy a revisar y hoy vamos a informar. De lo que estoy seguro es que no se espía a nadie”, ha dicho. López Obrador no ha aclarado si esa revisión incluirá a la Fiscalía General de la República, poder independiente del Ejecutivo que usó Pegasus en el pasado y que se encarga, desde hace cuatro años, de investigar su uso para espiar presuntamente a activistas y periodistas.

Destapado en 2017, el escándalo del malware (programa informático malicioso para infiltrarse en dispositivos) Pegasus resurge a oleadas, de acuerdo a la capacidad de la prensa de conseguir información. El domingo, varios medios internacionales coordinados por la plataforma Forbidden Stories divulgaron datos sobre una lista de objetivos potenciales de clientes de Pegasus en el mundo. Ideado y comercializado por la empresa israelí NSO Group, Pegasus es un malware espejo. Infecta los celulares de las víctimas, permitiendo al cliente acceder a sus datos. NSO Group siempre ha defendido que dada la naturaleza del programa, los únicos clientes a los que vende Pegasus son gobiernos.

Los datos divulgados el domingo reflejan que ningún otro país en el mundo ha usado Pegasus en la escala en que lo hizo México en los años de Peña Nieto. Al menos 15,000 celulares aparecen en la lista de objetivos potenciales de los clientes de la compañía israelí, entre ellos periodistas, activistas u opositores políticos, caso de López Obrador. Hasta el momento, los únicos clientes conocidos de este malware en México en esos años fueron la vieja Fiscalía, la Procuraduría General de la República, la agencia federal de inteligencia, el Cisen y la Secretaría de la Defensa Nacional.

Prácticamente desconocidos, los contratos de estas dependencias con NSO Group o sus intermediarios en México aparecen en el centro de la polémica. Ejército, Cisen y Fiscalía han reconocido que en el pasado contrataron Pegasus, siempre por la presión de organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación, amarrando el caudal de información de tal manera que apenas se conocen datos sobre su funcionamiento, el material recogido, la lógica estratégica o las bitácoras de uso. Ese es el tipo de información que constaría en la investigación de la actual Fiscalía, datos que resguarda con celo.

Aunque pareciera cosa del pasado, Pegasus pisa igualmente el presente. En 2019, WhatsApp denunció a NSO Group después de que la empresa detectara que el malware había tratado de infectar miles de teléfonos, aprovechando una brecha de seguridad del sistema de mensajería. Parte de los objetivos de Pegasus entonces eran mexicanos. Dicho evento reta las declaraciones de López Obrador estos años sobre el uso de programas espía en su Administración. López Obrador llegó al poder en diciembre de 2018.



aranza