Salud

López-Gatell da por superado el pico máximo de la cuarta ola de contagios de covid-19

2022-02-01

Los especialistas, sin embargo, llaman a la calma. No hay indicios hasta ahora de que produzca...

Elías Camhaji | El País

Las autoridades mexicanas aseguran que el país ha dejado atrás el punto máximo de contagios provocados por ómicron. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha dicho este martes que hay varias señales para ser optimistas sobre el avance de la pandemia en el país, como una reducción de los casos que se esperan esta semana, una ocupación hospitalaria que comienza a ceder y una caída en el porcentaje de positividad: el porcentaje de personas que han dado positivo entre todos los que se han hecho una prueba. “Hemos pasado el punto máximo de esta cuarta ola de covid-19 en México”, ha dicho el funcionario.

“Ya nos encontramos en la fase de descenso”, ha agregado López-Gatell en conferencia de prensa, que espera que la desescalada de la pandemia continúe en las próximas semanas y que, por las características de ómicron, esta caída se produzca “posiblemente a una velocidad semejante al ascenso”. El subsecretario ha señalado que esta semana se estima una caída del 31% de los contagios, así como en el número de pacientes que necesitan internarse en un hospital. “En una semana o semana y media las unidades médicas se van a empezar a desocupar”, ha asegurado.

México tuvo un inicio de año complicado por el repunte de la pandemia. El país batió su récord de contagios diarios al registrar más de 60,000 casos el pasado 19 de enero y las defunciones alcanzaron su punto más alto desde octubre, al rondar los 500 fallecimientos durante varios días de la semana pasada, según datos oficiales. La reducción de los contagios se comenzó a notar desde la semana pasada, cuando las autoridades sanitarias hablaron de una desaceleración. Esa tendencia parece mantenerse: este lunes el país sumó 12.521 contagios y 198 defunciones por covid, aunque los datos suelen ser más bajos al inicio de cada semana.

Algunos especialistas son más cautos, sobre todo en lo que respecta a las hospitalizaciones. Los últimos datos disponibles marcan un 47% de ocupación en camas generales, dos puntos porcentuales más que el domingo. Las camas con ventilador se han mantenido ocupadas al 29%, sin cambios respecto del día anterior. Las estadísticas dejan ver un desfase: las personas hospitalizadas no han bajado al mismo tiempo que se han reducido los casos. Una tendencia similar se ha visto con las defunciones. “La mortalidad todavía sigue en una tendencia al alza”, ha reconocido López-Gatell.

“Esta ha sido una fase de la pandemia caracterizada por los no vacunados, quienes llegan al hospital y pierden la vida son con toda probabilidad personas que no se vacunaron o pusieron el esquema completo”, ha dicho el subsecretario. La vacunación arrancó a un ritmo lento, pero el Gobierno ha asegurado que ya se ha logrado cubrir con una dosis de refuerzo a todos los trabajadores sanitarios y ha señalado que un 63% de los adultos mayores de 60 años ya tienen una tercera dosis. Las autoridades aún no han dicho cuál será la estrategia de inoculaciones para menores de 40 años y si va a haber un ajuste en vista de que ómicron ha perdido terreno.

El papel de López-Gatell al frente de la gestión de la pandemia ha sido cuestionado y de acuerdo con el abogado Javier Coello Trejo, que busca llevar a la justicia al subsecretario por homicidio por omisión, ya se han sumado más de 2,000 personas a la demanda. Pese a la orden de un juez de investigarlo, la Fiscalía General de la República sostuvo que no ve elementos suficientes para abrir una pesquisa.

Detectado el primer caso de la subvariante BA.2

México ha identificado el primer caso de la subvariante BA.2, una nueva versión de ómicron que es todavía más contagiosa. Se trata de una mujer de 48 años que se hizo una prueba PCR el pasado 17 de enero en Ciudad de México, según el Instituto Nacional de Medicina Genómica. El caso se compartió en la plataforma GISAID, donde científicos de todo el mundo suben sus resultados sobre secuenciación de muestras, 14 días después.

La BA.2 es un subtipo de la variante ómicron que ha tenido una expansión considerable en países como Dinamarca, donde se ha convertido en la versión dominante del virus. Estudios de ese país apuntan que puede ser 1,5 veces más contagiosa que el subtipo BA.1, que es la versión de ómicron que primero se esparció por el mundo y que fue identificada en noviembre pasado en Sudáfrica.

Los especialistas, sin embargo, llaman a la calma. No hay indicios hasta ahora de que produzca síntomas más graves de la enfermedad ni que pueda eludir la protección de las vacunas. “BA.2 tiene suficientes mutaciones como para que merezca la pena vigilarla de cerca”, matizó el microbiólogo español Darío García de Viedma, del hospital Gregorio Marañón en Madrid. El pasado 21 de enero, la Organización Mundial de la Salud instó a priorizar la investigación sobre la nueva subvariante, aunque en ese momento el subtipo “clásico” de ómicron, la BA.1, representaba prácticamente el 99% de los casos en el mundo.



aranza