Nacional - Política

Opositores impulsan boicot contra referendo de López Obrador

2022-04-03

En el referendo se preguntará a los mexicanos si quieren que se le revoque el mandato a...

Por FABIOLA SÁNCHEZ

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Sectores opositores convocaron el domingo a movilizaciones en la capital mexicana y otras ciudades del país para impulsar un boicot al referendo revocatorio del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, previsto para el 10 de abril, que se ha visto envuelto en la polémica y el desánimo del electorado.

Al grito de “¡democracia, democracia!”, y entre pancartas en las que se leía “¡Terminas y te vas!”, varios cientos de opositores, vestidos con camisetas y pantalones blancos, salieron pasado el mediodía a marchar por una de las principales avenidas del centro de la Ciudad de México hasta el emblemático Monumento a la Revolución con el fin de promover el boicot a la consulta impulsada por López Obrador, que busca revalidar su gestión a la mitad de su sexenio y pasar a la historia como el primer gobernante mexicano en promover una votación de ese tipo.

“Nos quieren tomar el pelo con una revocación falsa. No hay revocación. Lo que quiere el presidente es su ratificación”, afirmó Sandra Herrera, una empleada pública de 52 años, mientras levantaba un cartel en el que se leía “Terminas y te vas. Todos somos mexicanos. México unido”, en medio de cientos de personas que se concentraron en el Monumento a la Revolución.

Herrera dijo que esperaba que la mayoría de los mexicanos no acudan a las urnas el domingo para no respaldar una “farsa”, y que a partir del 11 de abril “abramos los ojos y no dejemos que el presidente nos siga dividiendo”.

Muy cerca de Herrera estaba Jaime Apud, un comerciante de 45 años, quien indicó que decidió salir a marchar para exigirle a López Obrador “que se ponga a trabajar en lo que es la seguridad del país, en las medicinas que se restablezcan en los hospitales, y en la economía”.

“En ese palacio (Nacional) el presidente no se da cuenta que la vida real está aquí en las calles, y que día a día se deteriora más la seguridad y nuestra economía. Ya es hora que deje de hablar tanto y empiece a trabajar”, agregó.

En el referendo se les preguntará a los mexicanos si quieren que se le revoque el mandato a López Obrador, o que continúe hasta el final de su sexenio en el 2024.

Ante la popularidad que tiene el gobernante, que supera el 60%, y el debilitamiento que enfrenta la oposición, los analistas ya dan por descontado que la opción de la revocatoria de mandato no triunfará, pero se prevé que podría haber una baja participación debido al desconocimiento que hay sobre la consulta y el desinterés del electorado.

Algunos analistas apuntan a que este evento podría correr con la misma suerte que el referendo que se realizó en agosto pasado, también promovido por López Obrador, en el que se les preguntó a los mexicanos si estaban a favor de que se enjuiciara a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. La consulta tuvo una participación de 7% y no logró el porcentaje mínimo de 40% (equivalente a 37,5 millones de votantes) que la legislación mexicana exige con el fin de que sea vinculante para los poderes públicos.

Patricio Morelos, académico del Tecnológico de Monterrey, dijo que será muy poca la incidencia política que podrán generar los resultados del referendo revocatorio de cara a las elecciones de gobernadores previstas para el 5 de junio en seis de los 32 estados del país, o las presidenciales del 2024.

Morelos dijo a la AP que es muy posible que el presidente López Obrador gane la consulta, pero con una baja participación, situación que la oposición podría aprovechar para alegar que el referendo fue un fracaso y que se gastó innecesariamente una gran cantidad de recursos que pudieron haberse utilizado para atender otros problemas urgentes de México.

“Nadie va a ganar. Cada quien va a mantener el discurso polarizante en el que quizás el que gana es López Obrador, que tiene una mayor cantidad de simpatizantes que la oposición”, agregó.

Con relación a las motivaciones que han llevado a sectores adversos al gobierno a promover el boicot, Morelos indicó que la oposición sabe que “en este momento los números no los favorecen” para lograr la revocatoria de mandato de López Obrador, y es por ello que opta por estimular la no participación porque “les resulta más rentable” decir que la votación no logró ser vinculante.

Entre los que han levantado su voz contra el referendo está el expresidente Fox, que gobernó México de 2000 a 2006, quien exhortó a los mexicanos a no asistir a las urnas el 10 de abril.

“Hagámosle el vacío para pegarle duro en su ego y en su soberbia. Porque, además, no hay otro camino; lo demás él se las va a arreglar para sacar ventaja. El vacío, no ir a votar, es el consenso que tenemos quienes pensamos que hay que derrotar a ese hombre”, dijo el viernes Fox en un mensaje en Twitter, un férreo crítico de López Obrador.

En los meses previos a la consulta se dio una intensa batalla política y legal entre el oficialismo y el Instituto Nacional Electoral (INE) luego de que el Congreso, controlado por el partido oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), le recortó el presupuesto al organismo.

El INE suspendió en diciembre el proceso para el referendo bajo el argumento de que carecía de recursos suficientes, pero luego debió reactivarlo tras una sentencia de la Suprema Corte de Justicia que le ordenó seguir adelante con la votación.

Luego de una serie de ajustes, el organismo electoral fijó un presupuesto de cerca de 78,2 millones de dólares para el referendo revocatorio, que en un principio se había estimado que costaría 191,2 millones de dólares. López Obrador suele criticar recurrentemente al INE.



JMRS