Ecología y Contaminación

"La guerra contra la naturaleza debe terminar", dice Guterres antes de cumbre sobre el clima

2019-12-02

En todo el mundo, las condiciones meteorológicas extremas, desde incendios forestales hasta...

Por Isla Binnie

MADRID, (Reuters) - El mundo debe poner fin a una “guerra contra la naturaleza” y encontrar más voluntad política para combatir el cambio climático, dijo el domingo el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en vísperas de una cumbre mundial sobre el clima de dos semanas en Madrid.

En todo el mundo, las condiciones meteorológicas extremas, desde incendios forestales hasta inundaciones están relacionadas con el calentamiento global provocado por el hombre, lo que ejerce presión sobre la cumbre para reforzar la aplicación del Acuerdo de París de 2015 sobre la limitación del aumento de la temperatura.

“Nuestra guerra contra la naturaleza debe terminar, y sabemos que es posible”, dijo Guterres antes de la cumbre del 2 al 13 de diciembre.

“Simplemente tenemos que dejar de excavar y perforar y aprovechar las enormes posibilidades que ofrece la energía renovable y las soluciones basadas en la naturaleza”.

Las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero -principalmente de la quema de combustibles fósiles basados en el carbón- que se han acordado hasta ahora en el acuerdo de París no son suficientes para limitar el aumento de la temperatura a un objetivo de entre 1,5 y 2 grados centígrados (2,7 y 3,6 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales.

Muchos países ni siquiera están cumpliendo esos compromisos, y falta voluntad política, dijo Guterres.

Por su parte, el presidente Donald Trump ha comenzado a retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París, mientras que la deforestación de la cuenca amazónica -una reserva crucial de carbono- se está acelerando y China se ha inclinado hacia la construcción de más centrales eléctricas de carbón.

Setenta países se han comprometido a alcanzar una meta de “neutralidad de carbono” o “neutralidad climática” para 2050.

Esto significa que equilibrarían las emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo, mediante la tecnología de captura de carbono o la plantación de árboles.

Pero Guterres dijo que estas promesas no eran suficientes.

“También vemos claramente que los mayores emisores del mundo no están haciendo su parte”, dijo, “y sin ellos, nuestra meta es inalcanzable”.

La cumbre climática de la ONU celebrada el año pasado en Polonia proporcionó un marco para la presentación de informes y el seguimiento de las promesas de emisiones y la actualización de los planes para nuevas reducciones. Sin embargo, sigue habiendo puntos conflictivos, sobre todo en lo que respecta a un artículo sobre cómo poner precio a las emisiones, y así permitir que sean objeto de comercio.

“Ni siquiera quiero considerar la posibilidad de que no estemos de acuerdo en el artículo 6”, dijo Guterres. “Estamos aquí para aprobar las directrices para implementar el artículo 6, no para encontrar excusas para no hacerlo.”

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha aceptado una invitación para convertirse en enviado especial de la ONU para la acción climática y la financiación para el clima a partir del 1 de enero, dijo Guterres.



Jamileth