Internacional - Política

Miles de abogados exigen en Islamabad la rehabilitación de jueces del Supremo

2008-06-13

Los abogados iniciaron en Karachi (sur) el pasado 9 de junio esta larga marcha de 1.200...

Igor G. Barbero

Islamabad, (EFE).- Al grito de "Musharraf, vete ya", miles de abogados entraron hoy en Islamabad después de cinco días de una "larga marcha" por toda la geografía paquistaní para exigir la restauración de los jueces del Supremo destituidos por el presidente paquistaní en noviembre de 2007.

La marcha llega a la capital paquistaní justo un mes después de que se rompiera el gobierno de coalición entre el Partido Popular de Pakistán (PPP) de la fallecida Benazir Bhutto y la Liga Musulmana-N (PML-N) de Nawaz Sharif, a causa precisamente del desacuerdo para rehabilitar a los magistrados.

Los letrados entraron en Islamabad lentamente en una extensa caravana de coches y aclamados por miles de ciudadanos que mostraban banderas de distintos partidos políticos.

Algunos convoyes de abogados procedentes de distintos puntos del norte del país habían comenzado ya a agolparse por la mañana en los aledaños del Parlamento, donde está prevista una gran sentada, explicó a Efe el presidente del colegio de abogados de Rawalpindi, Sardar Asmatullah.

El Gobierno ha ordenado el cierre de las arterias viarias que conducen a la sede de las principales instituciones y el despliegue de la policía en las carreteras de acceso a la capital.

Varias embajadas alojadas en el denominado "enclave diplomático", así como todas las oficinas de la ONU, cerraron ayer sus puertas hasta el próximo lunes y recomendaron a sus trabajadores no acercarse a la zona por cuestiones de seguridad, ya que en algunas concentraciones anteriores hubo atentados.

Una fuente del colectivo dijo a Efe que los letrados "se quedarán en Islamabad hasta que la alta judicatura sea restaurada", y añadió que aún tienen que decidir su estrategia de protesta, que se puede prolongar durante varios días.

"Está en juego no sólo el futuro de los jueces que fueron destituidos, sino la independencia y credibilidad de la institución judicial. El movimiento que hoy llega a Islamabad hace historia", aseguró a Efe el abogado Shan-e-Haider, de la ciudad noroccidental de Peshawar.

En el lugar de encuentro del colectivo, a unos 400 metros de la Asamblea Nacional, se encuentran contenedores y alambradas de espino.

"El éxito de nuestro movimiento se basa en la solidaridad de la sociedad civil", dijo a Efe por teléfono el letrado de la ciudad oriental de Lahore Anwar Kamal.

Los abogados iniciaron en Karachi (sur) el pasado 9 de junio esta larga marcha de 1.200 kilómetros con el objetivo de reclamar la restauración de los jueces del Supremo destituidos tras la declaración del Estado de excepción por parte de Musharraf en noviembre de 2007.

Hoy hace justo un mes que la PML-N, que exigía una inmediata restitución de los jueces destituidos durante la declaración del estado de excepción, abandonó el Gobierno encabezado por el PPP.

El partido de Bhutto argüía problemas legales para no rehabilitarlos, ya que, en caso de volver, no tendrían cabida junto a los magistrados nombrados en su sustitución, considerados fieles a Musharraf.

El Gobierno tiene ahora la intención de ampliar la sala del Supremo de 16 a 29 magistrados, una medida que ha de ser aprobada por el Parlamento a finales de junio, lo que permitiría eventualmente que los antiguos y nuevos magistrados se integraran en la misma corte.

Pero de momento la alta judicatura no ha sido restaurada y la PML-N, la segunda fuerza del país, ha dejado prácticamente solo al frente del Gobierno a un PPP que necesita su apoyo para llevar a cabo las reformas constitucionales que pretende.

El secretario general de la opositora Liga Musulmana-Q, próxima a Musharraf, Mushahid Hussain, aseguró a Efe que "el PPP apuesta por restituir a la judicatura, pero no quiere a Iftikhar Chaudhry", el ex presidente del TS.

Chaudhry, destituido por Musharraf, tenía entre sus casos pendientes un recurso contra la amnistía que el presidente concedió a Bhutto y su esposo y que permitió su regreso del exilio.



LLG

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...