Internacional - Política

López Obrador se desmarca de intelectuales

2019-03-20

El mandatario señaló que terminó la era de los "intelectuales...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- La tradicional práctica del viejo régimen del Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), que dejó el poder el pasado 1 de diciembre luego de 77 años casi ininterrumpidos, de financiar a escritores y artistas, llegó a su fin con el nuevo presidente Andrés López Obrador.
    
El mandatario señaló que terminó la era de los "intelectuales orgánicos que defendieron al régimen neoliberal" aunque señaló que ningún pensador o artista que difiera de su administración izquierdista "será perseguido".
    
López Obrador aludía así a un concepto del filósofo marxista italiano Antonio Gramsci que caracterizaba a los "intelectuales orgánicos" como "grupos específicos que cumplen la función de mantener la hegemonía de las "clases dominantes".
    
"Nosotros no vamos a perseguir a nadie por sus ideas, no vamos a utilizar, mucho menos, al Estado para cuestionar a escritores, a críticos", expuso.
    
Desde tiempos del ex presidente Luis Echeverría (1970-1976) el gobierno suele otorgar generosas becas a través de diversos mecanismos a intelectuales y artistas para, de acuerdo con algunos críticos, tenerlos de su lado y evitar las críticas.
    
López Obrador "pintó su raya" con la clase pensante del país luego de que una de sus más cercanas allegadas, la diputada Tatiana Clouthier, asesora de campaña del hoy jefe de Estado, acusó al historiador Enrique Krauze de participar en una "campaña sucia" contra el entonces candidato presidencial.
    
Según versiones periodísticas, como parte de esta cruzada se financió, produjo y difundió el documental "Populismo en América Latina", en el cual se equiparó a López Obrador con figuras de la historia como el venezolano Hugo Chávez, el argentino Juan Domingo Perón y el brasileño Luiz Inazio Lula da Silva. En un libro recién publicado por la editorial Grijalbo, llamado "Juntos hicimos historia", Clouthier relata que las acciones de Krauze, autor de "La presidencia imperial", entre otras obras, y quien fue cercano al extinto escritor y premio Nobel Octavio Paz, buscaron "acechar y denostar" a López Obrador.
    
Krauze negó enfáticamente estas afirmaciones de la legisladora, hija del ex candidato presidencial y líder empresarial conservador Manuel Clouthier, las calificó de "mentiras" y dijo ser "blanco de una persecución desde el poder", al tiempo que dejó abierta la posibilidad de acudir a los tribunales para defender su honor.
    
"Tatiana, la hija de mi amigo y compañero Manuel Clouthier, publica un libro en el que me difama. Todas sus afirmaciones son mentiras. Me reservo el derecho de actuar legalmente", señaló Krauze a través de Twitter.
    
El caso fue también destapado por el portal Aristegui Noticias, el cual indicó que Krauze encabezó la llamada "Operación Berlín o Pejealeaks" al frente de un grupo de 100 empleados (publicistas, diseñadores, editores de video y Community Managers).
    
El propósito de esta red, apoyada por prominentes empresarios como Agustín Coppel, Alejandro Ramírez y Germán Larrea, era crear "contenido para desacreditar en redes sociales al entonces candidato a la presidencia" por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
    
En este esfuerzo también aparece la figura del escritor Fernando García Ramírez, columnista del periódico "El Financiero" y miembro del consejo editorial de Letras Libres, que dirige Krauze.
    
López Obrador señaló sobre este asunto que Krauze "es un buen historiador, tiene una postura política no precisamente afín a la nuestr, pero merece todo nuestro respeto".
    
Krauze a su vez contestó con un mensaje en el cual dijo que "yo también lo respeto a usted" y dijo que su crítica "ha sido franca y pública", pero que ha apoyado "su proyecto social y moral".
    
"Agradezco que reitere usted su postura de proteger las libertades", dijo el intelectual y columnista político. López Obrador insistió en que no debe haber "escritores asalariados al servicio del régimen" y dijo que "si los conservadores o los liberales quieren tener a sus ideólogos, que ellos los financien, pero no el Estado".
    
Krauze fue objeto de apoyo de otros escritores y de figuras como el ex presidente Felipe Calderón, quien lo catalogó como "un líder que podrá aglutinar a la oposición".



Jamileth
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México