Reportajes

Lecciones de finanzas personales de los ultrarricos

2017-01-11

A la hora de manejar sus finanzas personales, los individuos más acaudalados comparten algunos de...

Veronica Dagher, The New York Times

A la hora de manejar sus finanzas personales, los individuos más acaudalados comparten algunos de los mismos problemas que aquejan a los inversionistas con cuentas más modestas en los bancos.

Algunos de los llamados superricos, es decir que tienen activos invertibles de US$10 millones o más, acuden a los consejos de sus pares para tener asistencia y perspectiva a la hora de administrar y preservar sus fortunas. Los miembros de Tiger 21, cuyo nombre oficial es El Grupo de Inversión para Resultados Mejores en el siglo 21, pagan US$30,000 al año como cuota de admisión y hacen una “defensa” anual de portafolio, donde comparten sus ingresos, estados de cuenta y objetivos financieros con un grupo reducido.

En su vivienda en el exclusivo Upper East Side de Manhattan, Perry Lerner acaba de terminar la novena defensa de su portafolio. En la sesión de cerca de una hora y media, Lerner, el fundador de 73 años de Crown Insurance Global Group, explicó cómo había hecho ciertas inversiones y respondió preguntas sobre su portafolio, familia, donaciones a organismos de caridad y planificación de su herencia.

A continuación presentamos cuatro lecciones de su presentación y la reacción de sus pares.

Consolide sus cuentas

Para preparar la defensa de su portafolio, Lerner creó una hoja de cálculo de todas sus cuentas, activos y pasivos. Colocar todo en una hoja de cálculo lo ayudó a obtener un panorama claro y organizado de lo que posee y adeuda, señala. También le recordó de algo que piensa a menudo cuando recibe un nuevo estado de cuentas por correo. “Tengo demasiadas cuentas”, señala.

Durante la reunión, prometió consolidar sus 12 cuentas en distintas corredoras en dos y sus diez cuentas bancarias en dos.

Los asesores financieros resaltan que la simplificación es una práctica que todos deberían seguir. Hay menos cuentas de las que estar pendientes y reduce el pago de honorarios. Además, cuando llegue el momento, sus herederos tendrán menos trámites que realizar.

Si decide cerrar, combinar o transferir cuentas, esté al tanto de las multas por retiros anticipados o las consecuencias tributarias.

Mantenga efectivo siempre a mano

Durante la defensa de su portafolio, el cofundador de Tiger 21, Michael Sonnenfeldt, preguntó por qué Lerner mantenía 4% de su portafolio en efectivo y sus equivalentes. “Eso es bajo comparado con nuestro miembro promedio de Tiger que guarda cerca de 12%, afirmó.

A Lerner, en realidad, le preocupaba no contar con el efectivo suficiente, pero por temor a no poder pagar las cuentas. Lo que le preocupaba era no contar con la artillería necesaria para comprar acciones rápidamente. “No sé cómo el triunfo de Trump vaya a afectar las acciones en el año nuevo y quiero estar listo”, dijo Lerner, en alusión al presidente electo de EU

Lerner planea aumentar la cantidad de efectivo en su portafolio en las próximas semanas posiblemente al trasladar fondos de inversiones de renta fija, puesto que teme perder el principal si suben las tasas de interés.

Dependiendo de sus metas financieras, la tolerancia al riesgo y situación financiera en general, podría usted considerar dejar a mano un poco de efectivo para hacer inversiones oportunistas en empresas que ha investigado adecuadamente, dicen los asesores de finanzas.

Sin embargo, primero tiene que cerciorarse de que tenga efectivo suficiente en un fondo de emergencia en caso de que surja una crisis financiera. Levine recomienda guardar ingresos equivalentes a los gastos de entre seis meses y nueve meses en una cuenta de fácil acceso en caso de que quede desempleado o se enferme y no pueda trabajar.

Si trabaja en un sector donde los despidos son frecuentes o es difícil hallar un empleo equivalente o mejor, la cifra debiera ser mayor, señala.

Busque lo que le haga falta

Lerner empezó la defensa de su portafolio al mencionar que tal vez no tenga suficiente dinero en fondos de renta variable gestionados en forma activa. El grupo, sin embargo, no hizo mucho hincapié en ese aspecto. En lugar de ello, la mayoría de las preguntas tuvieron que ver con la forma de manejar su herencia y las donaciones a entidades de caridad.

El grupo sugirió que Lerner considerara dar más dinero a sus hijos adultos ahora, colocar ciertos activos en un fideicomiso y establecer una fundación familiar en vida. “Lo importante es arrojar luz sobre las debilidades que no ven los miembros”, indicó Sonnenfeldt.

Lerner no tomó ninguna decisión en la reunión, pero escuchó y tomó notas de los comentarios de Sonnenfeldt y otros integrantes.

Para los inversionistas menos pudientes, un planificador financiero puede ayudar a detectar lo que está pasando por alto en sus finanzas. Por ejemplo, un planificador lo puede ayudar a determinar si tiene demasiado dinero invertido en las acciones de su empleador, si debe reducir el apoyo financiero que le brinda a sus hijos adultos, si le conviene trabajar otro año o si es hora de hacer su testamento.

Nunca es demasiado tarde

Lerner trabajó durante muchos años como abogado de empresas y a los 55 años había acumulado un portafolio de siete dígitos. La mayor parte de su fortuna la consiguió en los últimos 18 años. Lerner atribuye buena parte de su éxito a unas rentables inversiones en private equity, aunque reconoce que no todas sus apuestas en este rubro fueron acertadas.

Aunque la mayoría de los inversionistas particulares no ganaran una fortuna en private equity, que es un negocio arriesgado y limitado a los “inversionistas acreditados”, hay pasos que puede dar para reforzar su portafolio y quedar en una posición más ventajosa para su jubilación.

Hay que concentrarse en los aspectos que puede controlar, como sus gastos y los honorarios que paga por los fondos mutuos que posee, dice Karen Altfest, asesora principal de Altfest Personal Wealth Management, en Nueva York.

Puede contribuir el máximo que permite la ley en EU a su fondo 401(k) u otro plan de jubilación si tiene los medios para hacerlo. Si tiene 50 años o más puede aportar US$6,000 adicionales a su 401(k), observa.

Y si bien Tiger 21 no puede ser la respuesta para la mayoría de los inversionistas particulares, en EU grupos como Better Investing y la American Association of Individual Investors lo puede ayudar a conocer otras personas que también están preocupadas por asuntos de dinero y quieren aprender más sobre la gestión de patrimonio.



JMRS