Reportajes

Cómo preparar un kit de emergencia para cualquier desastre 

2017-07-17

Los problemas geográficos que tú y tu familia enfrentan -incendios forestales,...

Kenneth R. Rosen, The New York Times

La temporada de huracanes del Atlántico comenzó en junio y dura hasta septiembre, pero si te preocupan más los incendios, las inundaciones, los terremotos o incluso los desastres provocados por el ser humano, nunca es demasiado pronto para empezar a hablar con amigos y familiares sobre sus planes en caso de emergencias. Esos planes deben incluir un kit de emergencia, sin importar en qué lugar del mundo vivas.

Los problemas geográficos que tú y tu familia enfrentan —incendios forestales, huracanes, tornados, ataques terroristas, inundaciones, terremotos— están entre los factores más importantes que se deben considerar al decidir qué guardarás en tu bolsa de emergencia, dijo William Booher, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

“Es importante armar un kit de emergencia y tenerlo a la mano en todo momento”, dijo.

Frank Smyth, el director ejecutivo de Global Journalist Security, una firma de capacitación y consultoría para entornos hostiles, advirtió que “lo que podría tener sentido en un sitio quizá no se recomendaría en otro”. Las variables para armar el bolso adecuado a tus necesidades incluyen desde cuánto dinero y en qué moneda te gustaría almacenarlo, si quieres tener una bolsa en casa y otra en la oficina, y hasta para cuántas personas debes empacar.

FEMA, la Cruz Roja Americana y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ofrecen listas de control para ayudarte a empezar, y muchos de los artículos que recomiendan coinciden. Cada agencia ofrece una lista básica que incluye agua, alimentos, un radio de baterías o de carga manual, una linterna, baterías y un botiquín de primeros auxilios.

Además de lo anterior, esto es lo que debes incluir en una bolsa de emergencia ya sea que estés solo, seas parte de una familia de cuatro o tengas una mascota.

Lo más básico

Ready.gov ofrece lineamientos y materiales para prácticamente cada emergencia: ataques químicos y biológicos, incidentes cibernéticos, sequías, avalanchas, incendios en interiores, tormentas de nieve e incluso clima espacial. The Sweethome, un sitio de reseñas de productos que es propiedad de The New York Times, pasó 120 horas investigando y probando casi 100 productos para el kit de emergencia perfecto. Sin importar si lo compras o lo armas, esto es lo que debe incluir:

Agua: Casi todas las organizaciones profesionales de preparación para desastres recomiendan almacenar botellas o bolsas de agua y litros de agua potable para usar en caso de emergencia. Pero si debes trasladarte, es mejor llevar un filtro portátil. “La gente cree que necesitas almacenar muchos litros, pero un filtro es más fácil de llevar y significa que, mientras tengas acceso a agua corriente, tu suministro será casi ilimitado”, dijo Will Egensteiner, editor adjunto de Outside Magazine.

El LifeStraw es el preferido de Smyth en la categoría de tubos con filtro a través de los cuales se puede beber agua. Si tienes un recipiente del cual beber, las tabletas de purificación de yodo son una alternativa más simple y casi sin peso.

Alimentos: El equivalente a tres días de alimentos no perecederos puede tener muchas formas; entre ellas están las enormes barras de supervivencia que contienen 2000 calorías. Sin embargo, apartar algunas cajas de Clif Bars o tus barras energéticas preferidas es una alternativa con mejor sabor e igualmente confiable.

Iluminación portátil: Las linternas y las velas de té son ideales para tener luz de emergencia en una casa o un refugio primitivo, pero una linterna de minero es compacta y deja libres a ambas manos. “Por la noche, incluso los problemas menores pueden ser una molestia si no puedes ver lo que estás haciendo”, dijo Rik Paul, uno de los editores de The Wirecutter, un sitio de reseñas de productos de The New York Times. “Aunque las linternas son prácticas, recomendamos tener una linterna de minero”. Sugirió la Black Diamond Spot, que dura hasta 200 horas con tres baterías AAA (50 horas si la iluminación se ajusta al máximo).

Un silbato de emergencia: Si tu celular no tiene señal o la batería se agotó, un silbato de señalización es ideal para alertar a las cuadrillas de rescate sobre tu ubicación o para localizar a otras personas en condiciones peligrosas.

Cubrebocas: Los residuos en el aire, el humo o el gas proveniente de accidentes o desastres naturales puede provocar problemas respiratorios. Un simple cubrebocas es suficiente en cualquier kit, aunque los modelos más avanzados pueden filtrar una amplia variedad de partículas más pequeñas y durar mucho más antes de tener que remplazarlos. Considera lo que puede haber en el aire que necesites filtrar, y compra el tipo de cubrebocas adecuado para ese propósito.

Cargadores solares: Si no tienes acceso a un enchufe eléctrico o una fuente de alimentación confiable, un cargador solar como el Anker PowerPort Solar Lite, uno de los favoritos de The Wirecutter, carga dispositivos tan grandes como una tableta con un día de sol. Si hay poca luz solar, las baterías recargables son la mejor opción (The Wirecutter también tiene algunas sugerencias). Como con cualquier tecnología y la mayoría de las otras cosas de la bolsa, “es buena idea revisar la bolsa cada dos años en caso de que algo se haya vuelto obsoleto o de que las baterías hayan perdido su carga”, dijo Egensteiner.

Artículos varios: No olvides empacar el equivalente de unos cuantos días de suministro de medicamentos, así como artículos médicos de los que dependas, como el equipo de monitoreo de glucosa y presión arterial, y suministros. Asegúrate de empacar también un par de anteojos de repuesto, toallitas sanitarias, mapas de tu zona, pinzas, tijeras, cinta adhesiva, fósforos resistentes al viento y dinero en efectivo, cheques de viajero o cambio.

Otros elementos importantes

Una emergencia puede ocurrir en cualquier momento, incluso cuando estás solo. En esos casos necesitas planear para ti, pero también debes prever cómo encontrar y llegar adonde haya amigos o familiares en una emergencia.

“Debes tener un plan de evacuación general, así como uno de comunicación. Debes sentarte con tu familia y hablarlo”, dijo Booher, el portavoz de FEMA, “pero también compártelo con tus amigos y colegas; así, si algo pasa, alguien fuera de tu familia inmediata será capaz de rastrearte”.

Una herramienta múltiple: “Tengo una para ir a escalar, una para acampar o ir de excursión y una para ir en balsa o surfear”, dijo Egensteiner. “Pueden hacerlo todo, y es impresionante la lista de herramientas que incluyen los modelos más grandes que se venden actualmente”. Estas herramientas, como la favorita de The Wirecutter, la Leatherman New Wave, también pueden ayudar a dar primeros auxilios, hacer una fogata y reparar maquinaria o electrónicos. Las mejores tienen de todo: desde un cuchillo afilado y un par de alicates o pinzas hasta un abrelatas.

Ropa extra: Ten en cuenta el clima de tu área y empaca para el más común. Desde un abrigo extra y guantes hasta un par de zapatos para caminar, toma en cuenta las tres capas básicas para protegerte del clima: la base, el aislamiento y la cobertura. La capa de base debe incluir algo que absorba la humedad y mantenga la temperatura corporal, como materiales sintéticos o lana. Las capas de aislamiento pueden incluir chaquetas rellenas de lana o plumón, o una sudadera o chaleco de lana con capucha. La capa de la cobertura debe ser resistente al viento y la lluvia, pero también transpirable.

Un radio de emergencia: The Sweethome sugirió el Midland ER310, “un radio de emergencia que puede sintonizar AM/FM y el canal de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos”. En caso de emergencia, especialmente una relacionada con el clima, el radio es tu mejor opción para obtener información actualizada sobre los patrones climáticos, las órdenes de evacuación o los avisos de las autoridades. Una radio portátil puede mantenerte conectado con el mundo exterior aunque estés atrapado en un sótano o un refugio. Este funciona con baterías, manivela, energía solar o USB.

Para una familia

Si estás empacando para una familia, incluyendo niños, toma como guía lo básico y necesario para una persona, y asegúrate de empacar suficientes suministros para todos. Aquí hay algunos artículos más que incluir si estás considerando a más personas.

Mantas isotérmicas: Los sacos de dormir son demasiado voluminosos para un kit de emergencia, por lo que las mantas isotérmicas son una alternativa más ligera. “Las mantas o bolsas isotérmicas son resistentes al viento, impermeables y capaces de reflejar más del 90 por ciento de tu calor corporal”, dijo Paul, de The Wirecutter. “Son baratas y fáciles de almacenar; es lo mínimo que debes llevar para mantener el calor”.

Lejía: Si se diluyen nueve partes de agua en una parte de lejía de cloro de uso doméstico, la mezcla puede utilizarse como desinfectante, de acuerdo con FEMA. “O en una emergencia, se puede utilizar para tratar el agua con 16 gotas de blanqueador líquido de uso doméstico por casi cuatro litros de agua”, dijo la agencia.

Un recipiente resistente al agua: Aunque es práctico para almacenar materiales perecederos o delicados, un recipiente resistente al agua que quepa fácilmente en una mochila también es un lugar seguro para guardar pólizas de seguro, copias de identificaciones y cualquier otro documento que quieras mantener seco y seguro.

Artículos varios: Considera las necesidades adicionales específicas de tu familia, y empaca con base en eso. No debes olvidar la fórmula infantil y los pañales, pues es difícil encontrarlos en cualquier lugar, sobre todo en una emergencia. También debes empacar libros, juegos, rompecabezas u otras actividades de niños para mantenerlos entretenidos y ocupados durante lo que podría ser un momento estresante para ti. Si puedes, empaca kits de utensilios para cocinar y comer, alimentos que no necesiten refrigeración y bocadillos (como mezclas de nueces y barras de energía), así como vasos de papel.

Las mascotas

“Hubo un enorme aumento en la concientización y la demanda de kits de mascotas después de los incendios forestales que tuvimos en el sur de California en 2007”, dijo Jeff Primes, presidente de la empresa de preparativos para desastres Ready America. “Más de un millón de personas tuvieron que evacuar sus hogares. De repente, la gente se dio cuenta de algo: no solo necesito suministros para mí, sino que también debo cuidar de las mascotas”.

El equivalente de unos cuantos días de alimento para mascotas, agua extra y cualquier medicamento que tu mascota pueda necesitar son esenciales para mantenerlas felices en una situación incómoda. Si el clima es particularmente frío, los dueños de perros podrían necesitar algo parecido a un Float Coat o un Track Jacket de Ruffwear, que también son buenos para viajar, dijo Egensteiner. “El Float es un salvavidas que ayuda a los perros en casos de inundación y tiene un mango robusto para cargarlos, y la Track es muy visible”, dijo. “Si hay elevaciones o caídas profundas, está el arnés Doubleback.”

Los dueños de gatos o cualquier persona con otros animales pequeños deben considerar empacar algunas mantas adicionales en su transportadora, para que esté todo a la mano en el mismo lugar si deben salir de emergencia.

Básicos de primeros auxilios

No hay kit de emergencia completo sin un botiquín de primeros auxilios. The Sweethome sugiere el Adventure Medical Kits Sportsman Whitetail. “El Sportsman Whitetail viene con una amplia variedad de suministros, tarjetas de instrucciones y una organización que hace que dar primeros auxilios sea lo más simple posible (incluso para quienes no están capacitados)”, escribieron en una reseña.

Si prefieres personalizar, Smyth, quien también es asesor del Comité para la Protección de los Periodistas, ofreció una lista básica que proporcionó a periodistas en entornos hostiles.

Entre los básicos en su botiquín de primeros auxilios que puede hacer uno mismo, se encuentran: tela de algodón, vendajes líquidos, vendajes elásticos blandos, cinta adhesiva de microporo, vendajes adhesivos de tela y de varios tamaños, vendajes adhesivos de 4 alas, almohadillas de vendaje no adherentes, un rollo de vendaje de gasa estéril, vendajes de heridas adhesivos, vendajes triangulares, hisopos con alcohol y toallitas antisépticas, paquetes de ungüento antibiótico de bacitracina con zinc, ungüento para quemaduras, líquido para lavado ocular, un termómetro, vaselina, analgésicos, antidiarreicos, antiácidos y laxantes.

Finalmente, al igual que con la mayoría de las cosas que se encuentran en tu bolsa de emergencia, es importante comprobar periódicamente que cualquier medicamento, comida u otros suministros perecederos (que pueden incluso incluir agua o analgésicos) no hayan caducado y que la tecnología, como tu radio y las baterías, todavía funcione y sea compatible con tu equipo.



yoselin