Internacional - Política

Giorgia Meloni asume como primera ministra de Italia

2022-10-22

En una ceremonia el Palacio del Quirinal en Roma, Meloni recitó el juramento ante el...

Por FRANCES D’EMILIO

ROMA (AP) — Giorgia Meloni, cuyo partido con raíces neofascistas obtuvo el mayor número de votos en las elecciones nacionales de Italia del mes pasado, asumió formalmente el sábado como la primera premier ultraderechista en presidir el gobierno de Italia desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Meloni, de 45 años, se convirtió además en la primera mujer que asume ese cargo en el país.

En una ceremonia el Palacio del Quirinal en Roma, Meloni recitó el juramento ante el presidente Sergio Mattarella, que el viernes le pidió formalmente que formara un gobierno.

El partido de Meloni —Hermanos de Italia, que cofundó en 2012 y fue el partido más votado en las elecciones generales del mes pasado— gobernará en alianza con dos partidos que han perdido popularidad entre los votantes en los últimos años: la Liga, una formación derechista de Matteo Salvini, y la conservadora Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Meloni recitó un juramento tradicional por el que se comprometió a ser fiel a la república instaurada en la posguerra y a actuar “en interés exclusivo de la nación”. Después firmó la promesa, refrendada por Mattarella, quien, en su papel de jefe de Estado, actúa como garante de la Constitución redactada en los años posteriores a la guerra que acabó con el régimen del dictador fascista Benito Mussolini.

Los 24 ministros del gobierno siguieron sus pasos con juramentos similares. Cinco de los ministros son tecnócratas que no representan a ningún partido y seis son mujeres.

La primera reunión del gobierno de Meloni tendrá lugar el domingo.

Meloni no hizo comentarios públicos en sus primeras horas en el cargo. Se espera que exponga sus prioridades cuando solicite apoyo en el Parlamento antes de los votos de confianza requeridos para un gobierno nuevo la próxima semana.

Los votos podrían indicar grietas en la coalición tripartita si alguno de los legisladores de Berlusconi o Salvini, tal vez descontentos por no obtener los ministerios que querían para sus partidos, no la respaldan.

El gobierno de Meloni sustituye al de Mario Draghi, un exdirector del Banco Central Europeo que fue nombrado por Mattarella en 2021 para liderar una coalición de unidad nacional tras la pandemia. Meloni fue la única líder de un gran partido que se negó a unirse al grupo, insistiendo en que los votantes regresaran a las urnas, como ocurrió el pasado 25 de septiembre.

Durante su campaña, Meloni insistió en que los intereses nacionales prevalecerán sobre las políticas de la Unión Europea en caso de conflicto.

El partido derechista la Liga, de Salvini, se ha inclinado por momentos hacia el euroescéptico. Admirador del presidente ruso Vladimir Putin, Salvini ha cuestionado las sanciones de la UE contra Rusia por su invasión a Ucrania, argumentando que corren el riesgo de perjudicar a las empresas italianas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, felicitó a Meloni y subrayó que era la primera mujer en ocupar el cargo de primer ministro.

“Cuento y espero una cooperación constructiva con el nuevo gobierno sobre los desafíos que enfrentamos juntos”, dijo la jefa de la UE.

Meloni tuiteó que estaba “ansiosa y lista para trabajar con ustedes para fortalecer la resiliencia de la UE frente a nuestros desafíos comunes”.

Un desafío inmediato para Meloni será garantizar que Italia se mantenga sólidamente alineada con otras naciones importantes de Occidente para ayudar a Ucrania a luchar contra los invasores rusos.

En los últimos días, Meloni recurrió a un ultimátum a su otro principal socio de coalición, Berlusconi, por la simpatía que él profesó por Putin y sus comentarios desdeñosos hacia el presidente de Ucrania.

Berlusconi, en declaraciones a los legisladores de Forza Italia, pareció justificar la invasión rusa en febrero para instalar lo que llamó un gobierno “decente” en la capital ucraniana.

Después de dejar en claro que ella exige un apoyo inquebrantable para Ucrania, así como las posiciones de la OTAN y la UE sobre la guerra de Rusia —“Italia con nosotros en el gobierno nunca será el eslabón débil de Occidente”, dijo— Meloni eligió como ministro de Asuntos Exteriores a un incondicional de Berlusconi desde hace mucho tiempo con sólidas credenciales a favor de la UE.

Antonio Tajani anteriormente fue presidente del Parlamento Europeo.

En su tuit de felicitación a Meloni, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy no hizo ninguna referencia a la crítica de Berlusconi.

”¡Espero una cooperación fructífera continua para garantizar la paz y la prosperidad en Ucrania, Italia y el mundo!”, tuiteó Zelenskyy.

Meloni respondió que Italia “siempre estará del lado del valiente pueblo de Ucrania que lucha por su libertad y por una paz legítima”.

En su felicitación a Meloni, el presidente estadounidense Joe Biden elogió a Italia como un “aliado vital de la OTAN y socio cercano a medida que nuestras naciones abordan juntas los desafíos globales compartidos”.



JMRS