Automotriz

Macron pide un "proteccionismo europeo" en defensa del coche eléctrico

2022-10-26

El objetivo del Ejecutivo galo es que esas fábricas saquen de sus cadenas un total de un...

 

París, 26 oct (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, se mostró favorable a un "proteccionismo europeo" en defensa de los automóviles eléctricos producidos en la UE frente a las crecientes importaciones de vehículos chinos.

"Los europeos son todavía demasiado ingenuos", afirmó Macron durante una entrevista con la televisión pública France 2, en la que señaló que Estados Unidos y China protegen sus respectivas industrias, mientras que la UE "está abierta".

"Debemos proteger nuestra industria y reservar las ayudas a los productores europeos" de vehículos eléctricos, aseguró, tras recordar que China fue "más rápida" en apostar por esta forma de automoción que emite menos gases contaminantes.

Macron recalcó que no cree en el proteccionismo comercial a nivel nacional, pero sí a escala europea frente a países que no abren sus mercados de la misma manera que lo hace la UE.

El presidente francés, quien resaltó en varias ocasiones la necesidad de defender la "soberanía industrial europea", indicó que este asunto fue uno de los que trató hoy con el canciller alemán, Olaf Scholz, durante la reunión que ambos mantuvieron en el Elíseo. "Tuvimos una discusión muy buena", agregó.

Francia es uno de los países europeos que más ha apostado por el vehículo eléctrico, gracias a los dos grandes grupos internacionales con sede en suelo francés (Renault y Stellantis), apoyados por el Gobierno galo en este proceso de reestructuración del sector.

Tres gigabaterías de fábricas de baterías están en construcción en Francia, cuya producción surtirá a varias plantas de montaje de vehículos eléctricos, dentro de una estrategia de reindustrialización del país.

El objetivo del Ejecutivo galo es que esas fábricas saquen de sus cadenas un total de un millón de vehículos eléctricos para 2027 y dos millones para 2030, recordó Macron.

Dado el mayor precio de estos vehículos frente a los de motor térmico, el Ejecutivo francés planea aumentar la ayuda de compra para familias de ingresos modestos (de 6,000 a 7,000 euros) y trabaja con la industria y el sector financiero para ofrecer alquileres con opción de compra con una baja cuota mensual.

Ahora, Macron apuesta por un acuerdo a nivel europeo para que esas ayudas se dirijan solo a los modelos fabricados en la UE.



aranza