Deportes

Sainz se acerca a Verstappen

2023-07-07

Los ensayos se completarán este sábado, horas antes de la calificación, que...

 

Madrid, 7 jul (EFE).- El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder destacado del Mundial de Fórmula Uno, dominó la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Gran Bretaña, el décimo del curso que se disputa en el circuito inglés de Silverstone, donde el español Carlos Sainz (Ferrari), ganador hace justo un año, fue el que más se le acercó: a sólo 22 milésimas.

Verstappen, de 25 años -que viene de firmar, en el Red Bull Ring de Austria, su séptima victoria del año, dejando claro que sólo una auténtica desgracia lo apartará de un tercer título seguido-, fue el más rápido por la mañana y volvió a encabezar la tabla de tiempos en el segundo ensayo, en el que todos marcaron sus mejores vueltas del día, con el neumático blando. En una jornada marcada por el viento en la que su compañero, el mexicano Sergio Pérez -que lo secunda, a 81 puntos, en el Mundial-, firmó el cuarto crono; y el otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Aston Martin) -tercero en el certamen, a 98-, el décimo.

El precoz astro neerlandés, que en el circuito de Spielberg, propiedad de su escudería, se inscribió quinto en la lista histórica de ganadores en la Fórmula Uno, nunca se anotó un Gran Premio de Gran Bretaña, pero entre sus 42 victorias sí cuenta una en la pista de Northamptonshire: la del 'Gran Premio del 70 Aniversario', con el que el primer escenario de toda la historia de la F1, allá por 1950, 'dobló' en 2020; para configurar el complicado calendario del Mundial de la pandemia del covid-19. Motivo suficiente para que el insaciable campeón de los Países Bajos intente no dejar escapar la oportunidad de coronarse, ' como Dios manda' en la "catedral" del automovilismo. Donde quedó claro una vez más que, ahora mismo, en la F1 está él; y luego, el resto.

'Mad Max', que si gana el domingo sucederá en el historial de la prueba a Sainz, no tardó en presentar su declaración de principios. Sus intenciones ya se evidenciaron en el entrenamiento matinal. Un ensayo que dominó colocándole casi medio segundo a 'Checo' -segundo-, que en Austria puso fin a su mala racha con un tercer puesto que logró tras arrancar decimoquinto, firmando la remontada del día.

Alonso, cuya nueva escudería tiene su sede precisamente en Silverstone, había marcado el cuarto tiempo, con un Aston Martin que estrenaba alerón delantero; a 66 centésimas del caníbal de los Países Bajos; y a 18 del tailandés Alex Albon (Williams), erigido en la gran sorpresa del día, al repetir puesto en el segundo ensayo.

Carlos, que aún persigue su primer podio del año, firmó el séptimo crono de la primera sesión, que discurrió sin mayores incidencias; a 757 del que fuese su primer compañero en la F1 (en 2015 y en Toro Rosso; actual Alpha Tauri) y a siete centésimas de su colega actual, el monegasco Charles Leclerc.

Los dos ingleses de Mercedes, que no llegaron a instalar el blando, se registraron en plazas discretas por la mañana. El séptuple campeón mundial Lewis Hamilton -asimismo plusmarquista histórico de victorias en la F1 (103)- cuyos ocho éxitos en Silverstone no iguala nadie, fue duodécimo; George Russell, decimocuarto.

No las mejoraron en exceso en el segundo ensayo, que Russell finalizó duodécimo; y Sir Lewis, decimoquinto. Así que, una vez más, salvo el primer puesto de Verstappen, la tabla de tiempos de este viernes no tiene por qué ser del todo orientativa. Prueba de ello es que los dos Williams -penúltima escudería en el Mundial de constructores- se inscribieron entre los mejores cinco; con el debutante estadounidense Loris Sargeant -que cierra la clasificación de pilotos- en el quinto puesto.

La segunda sesión arrancó con cinco minutos de retraso sobre el horario previsto ya que se tardó en arreglar una de las vallas dañadas por un accidente en la calificación para la Fórmula 2. Y durante la misma no salió a pista Leclerc a causa de un "problema eléctrico", según explicó en su chat de prensa, en el que está incluido Efe, la escudería más laureada de la historia. Lejos aún de donde quisiera, esta temporada. Pero que causó muy grata impresión con Carlos -con alerón trasero y fondo nuevos en su coche- a sólo 22 milésimas del nuevo rey de la F1.

Alonso, la gran sensación de esta temporada, en la que, a un par de semanas de cumplir 42 ha subido seis veces al podio (elevando a 104 su relación de cajones en la F1) tuvo un pequeño problema en el ensayo vespertino; en el que sufrió la rotura del anillo que sella el conjunto de frenos delantero izquierdo de su Aston Martin, por lo que se le instó a entrar a box para arreglar la avería.

Al canadiense Lance Stroll -el nuevo compañero del genio astur: 32 veces victorioso en la F1, dos de ellas en Silverstone-, que, al igual que la mayoría, probaba cosas diferentes a las de su vecino de garaje, se le rompió el retrovisor izquierdo; antes de que, al parecer una piedra le golpease un dedo mientras pilotaba.

Éstas fueron posiblemente las principales anécdotas de una jornada sin mayores incidencias. En la que otra de las atracciones en Silverstone fue el actor estadounidense Brad Pitt, una de las más afamadas estrellas de Hollywood, que también rodó -doblemente- en el legendario circuito inglés; en el que aprovecha el Gran Premio británico para filmar escenas de una película sobre la F1 en la que pilota un monoplaza de la antigua GP2 (actual F2) con motor Mercedes. Al talentoso Brad -que da vida a un tal Sonny Hayes- se le ha construído un box, a modo de los reales, entre el de la escudería de Brackley y el de Ferrari.

Los ensayos se completarán este sábado, horas antes de la calificación, que ordenará la formación de salida de la carrera dominical, prevista a 52 vueltas para completar un recorrido de 306 kilómetros.

 



aranza