Deportes

2023, el año en el que el fútbol femenino español conquistó el mundo

2023-12-15

Además, este año también ha quedado claro que el futuro está asegurado...

 

Valencia, 15 dic (EFE).- El fútbol femenino español jamás podrá olvidar el año 2023, un periodo dorado para la historia de este deporte tanto a nivel de selección, con el primer Mundial en categoría femenina, como a nivel de clubes con un claro dominador como el Barcelona, que ha logrado un triplete.

La primera Copa del Mundo llegó el 20 de agosto en Sídney (Australia), gracias al solitario gol de la sevillana Olga Carmona a Inglaterra. Un zurdazo que ya forma parte de la memoria colectiva de España. Antes, el Barcelona alcanzó la Liga, Supercopa de España y Liga de Campeones liderado, como la selección, por Aitana Bonmatí, la nueva Balón de Oro española.

La primera estrella femenina y a un partido de París 2024

La selección española femenina llegó al Mundial de Australia y Nueva Zelanda rodeada de incógnitas. Era una de las favoritas al título, pero, a su vez, su rendimiento era una incertidumbre. España, que llegó a acumular una impresionante racha de triunfos sin encajar ningún tanto desde el 8 de marzo del 2020 hasta el 17 de febrero de 2022, también tenía precedentes negativos con los pobres resultados en europeos y mundiales y la inestabilidad creada por el conflicto de 'las 15' con el seleccionador Jorge Vilda y la Federación Española de Fútbol.

La selección comenzó su andadura mundialista con goleadas en la fase de grupo a Costa Rica (3-0) y Zambia (5-0) hasta que llegó la derrota contra Japón. España fue duramente castigada con un 4-0 para cerrar la fase de grupos de la peor manera. Pero ‘la Roja’ se repuso con rapidez y ese fue su punto de inflexión.

En su camino a la primera final de su historia, España superó en octavos a Suiza (1-5) y dejó atrás a potentes rivales como Países Bajos (2-1) en la prórroga y a Suecia (2-1) en semifinales, a quien no había ganado hasta la fecha.

En la final, la selección entrenada por Jorge Vilda se reencontró con quien las había eliminado en cuartos de final de la pasada Eurocopa, Inglaterra, y se tomó la revancha en las antípodas. Olga Carmona se convirtió en la heroína nacional con su gol en el minuto 29 y España se lució ante la campeona de Europa para hacerse con su primer Mundial.

Un título que, pese a que quedó empañado por el caso Rubiales, ha marcado un antes y un después en el fútbol y en la sociedad. Ya con la estrella bordada en la camiseta y con Montse Tomé como nueva seleccionadora tras la destitución de Jorge Vilda, que fue arrastrado por el que fuera presidente de la RFEF, la selección sigue demostrando su potencial y calidad.

España está a tan solo un partido de lograr su primera participación olímpica. La selección ha firmado una fase de grupos casi perfecta en la primera Liga de Naciones, cuyo inicio fue turbulento por las tensiones con la RFEF, con cinco partidos ganados, una derrota, 23 goles a favor y 9 en contra.

En febrero disputará la semifinal contra Países Bajos en la que, en caso de ganar, se enfrentará por el título al ganador del Francia-Alemania. Si España gana su semifinal, ya sería olímpica. Si pierde y Francia gana su encuentro ante las germanas, la selección aseguraría su presencia en los Juegos si vence el encuentro por el tercer puesto ya que las francesas están clasificadas como anfitrionas.

Además, este año también ha quedado claro que el futuro está asegurado con la consecución del Europeo sub19 y el subcampeonato de Europa en la categoría sub20.

La hegemonía del Barcelona continúa

El Barcelona ha sido reconocido como el mejor equipo femenino del mundo en la gala del Balón de Oro después de un año de títulos y récords. Las culés dominan una Liga F en la que no tienen rival, ganaron la Supercopa de España y pusieron el broche con su segunda Liga de Campeones. En la Copa de la Reina fueron eliminadas por alineación indebida, por lo que no pudieron optar al título.

El equipo de Jonatan Giráldez comenzó 2023 con un récord nunca visto en la historia del fútbol: 62 partidos seguidos de liga ganados. Esta racha comenzó el 6 de junio de 2021 con la victoria por 3-2 ante el Madrid CFF y se extendió hasta el 10 de mayo de 2023, donde las jugadoras azulgranas empataron 1-1 a domicilio ante el Sevilla.

El balance en 2023 en Liga ha sido de 18 victorias, un empate y una derrota. En estos partidos el Barça ha marcado más de 75 goles a favor, una media de casi cuatro goles por partido, y solo ha recibido seis en contra. Todo un huracán.

En Europa, con un global de 12 goles a favor y 4 en contra, han levantado la Liga de Campeones por segunda vez en su historia en una final en la que el Barcelona perdía contra el Wolfsburgo 0-2 en la primera mitad y acabó remontando 3-2. El equipo catalán aún consiguió dos récords más: ganó 78 partidos consecutivos en el Johan Cruyff en todas las competiciones y se mantuvo invicto 64 partidos.

Aitana Bonmatí, la mejor del mundo vuelve a ser española

La talentosa centrocampista es el claro ejemplo del alto y sofisticado nivel del fútbol femenino español. Después de un año brillante con el Barcelona, Bonmatí fue premiada como la mejor jugadora del Mundial de Australia y Nueva Zelanda por llevar con maestría y clase a España hacia el título con tres goles, dos asistencias y más pases que nadie.

Bonmatí, nacida en Sant Pere de Ribes (Cataluña) y de 25 años, fue nombrada la mejor jugadora del año por la UEFA y ganó su primer Balón de Oro. Así, cogió el testigo de Alexia Putellas y logró que estos dos prestigiosos reconocimientos se queden en España por tercer año consecutivo. También está nominada al ‘The Best’ de la FIFA.

Pero la internacional no ha sido la única futbolista española en ser reconocida. Salma Paralluelo, un año después de dejar de compaginar el atletismo con el balón para dedicarse plenamente al fútbol con su fichaje por el Barcelona, fue elegida la mejor jugadora joven del Mundial y quedó tercera en la gala del Balón de Oro.

La madrileña Jenni Hermoso, elegida segunda mujer más influyente del mundo por la revista Financial Times, está nominada al ‘The Best’ junto con Bonmatí. Además, las españolas Maitane López y Esther González han ganado la liga estadounidense entrenadas por el también español Juan Carlos Amorós, convirtiéndose en los primeros españoles en ganar la NWSL.

Mejores condiciones y mayor reconocimiento

Pero todos estos éxitos serían imposibles si el fútbol femenino no hubiera vivido una mejora -aunque todavía queda mucho- de las condiciones para sentirse totalmente profesionales en sus clubes, la Liga F y la Federación.

Por ejemplo, la RFEF incorporó la figura del nutricionista, un fisioterapeuta más y un plan de conciliación familiar para el Mundial y, después, cambió la denominación de las selecciones nacionales bajo la marca única “selección española de fútbol” con el mismo logotipo.

Desde la FIFA se aumentaron los premios de la Copa del Mundo a 150 millones de dólares, una cifra diez veces mayor a la alcanzada en el Mundial de Canadá 2015 y que triplica el premio de Francia 2019. Las audiencias también se dispararon, la final entre España e Inglaterra fue presenciada por 75.784 espectadores en el Stadium Accor de Sídney (Australia) y 5.599,000 millones de personas en España (65,7%) por Televisión Española.

Cuanto mejores son las condiciones, el nivel es mayor y el interés aumenta. El Mundial generó más de 524 millones de euros en ingresos, alcanzando el punto de equilibrio, logró vender más de un millón y medio de entradas antes de comenzar y se retransmitió en 200 territorios y 130 canales y emisoras. Unas cifras que atraen a muchos patrocinadores.

En España también ha crecido el interés por las campeonas del mundo, que, allá dónde van, agotan sus entradas. Así, se puede decir que el fútbol femenino español ha entrado en una nueva era en la que la selección quiere reinar.



aranza