Vuelta al Mundo

Islamofobia: cómo afecta a musulmanes que viven en Alemania

2024-01-15

"Hay un amplio sector musulmán que vive aquí en Alemania sin problemas y...

Por Christoph Strack | DW

Tras el brutal atentado terrorista perpetrado por el grupo Hamás en Israel el 7 de octubre de 2023, los musulmanes de Alemania se quejan de un aumento de los ataques en su contra.

"Viví las semanas posteriores al 11 de septiembre (de 2001) y me siento como si me hubieran transportado a esa época", dice Suleman Malik, musulmán de Turingia, recordando las semanas que siguieron a los atentados terroristas de hace más de 20 años en Estados Unidos.

Desde distintas partes de Alemania, dice Malik, sabe de nuevas hostilidades a las que los musulmanes tienen que hacer frente actualmente: abusos verbales contra las mujeres que llevan velo o incluso cartas de odio enviadas a las comunidades.

Este paquistaní de 35 años es -como ellos dicen- un musulmán bien integrado a la sociedad y perteneciente a la comunidad Ahmadiyya, un movimiento reformista fundado a finales del siglo XIX. Malik habla alemán con fluidez, trabaja como asesor de personal y trabaja con el alcalde del distrito de Rieth, en Erfurt.

Los musulmanes como socios contra el antisemitismo

Malik dice a DW que las personas que simpatizan con el sufrimiento inocente de la población civil palestina en la Franja de Gaza y lo expresan están directamente "asociadas con el antisemitismo". Pero se olvidan de que no todos los judíos piensan que las acciones del gobierno israelí están bien.

Malik condena firmemente el terror de Hamás contra Israel. Cita el pasaje del Corán que prohíbe atentar contra los lugares religiosos de los demás. Subraya "que es un deber para los musulmanes proteger la vida judía". Quien piense lo contrario no ha entendido las enseñanzas del islam. La sociedad debería ver a los musulmanes como socios contra el antisemitismo.

Estudio confirma hostilidad hacia los musulmanes en Alemania

A finales de junio de 2023, tras varios años de trabajo, los expertos presentaron el exhaustivo estudio "Hostilidad hacia los musulmanes - un balance alemán". El gobierno alemán encargó el análisis al Grupo de Expertos Independientes sobre Hostilidad hacia los Musulmanes (UEM) tras el ataque racista de Hanau, donde nueve inmigrantes fueron asesinados.

El estudio ilustra el alcance de las actitudes hostiles hacia los musulmanes en la sociedad alemana. Pero, sobre todo, muestra lo poco que se sabe al respecto. Durante mucho tiempo, los delitos penales ni siquiera se registraban por separado. Sin embargo, está claro "que la hostilidad hacia los musulmanes no es un fenómeno social marginal, sino que está muy extendida en amplios sectores de la sociedad alemana y se ha mantenido a un nivel elevado y constante durante muchos años". Pero desde el 7 de octubre de 2023 apenas se ha hablado del estudio.

¿Incendio racista en Wächtersbach?

En las semanas que siguieron al atentado de Hamás, hubo noticias de ataques contra mezquitas, daños materiales y cartas amenazadoras procedentes de diversas regiones de Alemania. Probablemente el caso más espectacular: antes de Navidad se produjo un incendio en un edificio de viviendas de Wächtersbach, en el estado federado de Hesse.

Posteriormente se descubrieron las palabras "Extranjeros fuera" en varias paredes del edificio. Desde entonces e ha planteado la cuestión de que el incendio haya sido provocado por motivos raciales. La investigación sigue su curso. La casa estaba ocupada por una familia de Pakistán que lleva mucho tiempo viviendo en Wächtersbach y está integrada. Gente como Malik.

"Hay un amplio sector musulmán que vive aquí en Alemania sin problemas y comparte los valores de la sociedad", afirma Süleyman Bag, un periodista que vive en Berlín. "Estamos perdiendo de vista esta normalidad". Ahora parece a veces como si los musulmanes fueran siempre el problema social en Alemania. Sin embargo, los informes de la Oficina de Protección de la Constitución muestran que el extremismo de derecha y de izquierda es más grave que los incidentes islamistas.

El racismo no debe ocultar otro racismo

Pero quizás esto también refleje una inseguridad general. Una sociedad inquieta por la barbarie del terror y la guerra en Oriente Próximo y que, al mismo tiempo, lucha ella misma contra las tendencias a la radicalización, mira más de cerca a sus minorías. 

Para Eren Güvercin, de la liberal Sociedad Alhambra, un grupo fundado en 2017, no basta con centrarse en una forma de racismo (la hostilidad hacia los musulmanes). Por supuesto, actualmente es un "tema importante", pero no debe convertirse en una "competición victimista" en la que la atención a una forma de racismo ignore la otra. Si la sociedad musulmana no habla abiertamente de los problemas dentro de sus propias filas, de los estereotipos antisemitas y del odio a los judíos, no avanzará en sus propias experiencias de marginación.

Según Güvercin, esto también se aplica al país en su conjunto. "La política y la sociedad deben tomarse más en serio el aumento del racismo". Por eso sigue siendo importante el informe sobre la hostilidad hacia los musulmanes presentado en junio de 2023 y sus recomendaciones de actuación a los políticos, que también tienen una responsabilidad mayor para tomarse más en serio la cuestión del racismo.
 



aranza