Internacional - Economía

Las encuestas del BCE prevén una inflación más baja y un crecimiento débil

2024-01-26

La inflación en 2024 podría situarse en una media del 2,4%, por debajo del 2,7%...

 

(Reuters) - La inflación de la eurozona podría caer más rápido de lo previsto este año, ya que el crecimiento económico seguirá siendo anémico, mostraron el viernes dos encuestas clave publicadas por el Banco Central Europeo, lo que probablemente refuerce las apuestas de recortes de los tipos de interés a partir de la primavera boreal de 2024.

La inflación en 2024 podría situarse en una media del 2,4%, por debajo del 2,7% observado hace tres meses y del 2,7% previsto por los expertos del BCE, según la Encuesta de Previsores Profesionales del BCE, un dato clave en las deliberaciones de política monetaria del banco central.

En 2025, la inflación podría situarse en una media del 2,0%, en línea con el objetivo del BCE, frente al 2,1% previsto anteriormente.

Esta rebaja es coherente con las conclusiones de una encuesta independiente sobre los contactos del BCE con las empresas.

"Los contactos informaron de que el crecimiento de los precios de venta seguía siendo moderado en el cuarto trimestre de 2023 y se espera cierta relajación adicional a corto plazo", señaló el BCE.

El BCE mantuvo los tipos de interés sin cambios el jueves e insistió en que incluso un debate sobre recortes de tipos era prematuro, ya que las presiones sobre los precios aún no se han extinguido del todo.

Pero muchos economistas creen que el BCE es excesivamente pesimista sobre la inflación, ya que la debilidad del crecimiento, la moderación de los precios de las materias primas, un crecimiento de los salarios inferior al temido y el impacto de las anteriores subidas de tipos apuntan a que el crecimiento de los precios volverá a situarse en el objetivo del 2% del BCE antes de lo previsto para 2025.

De hecho, la encuesta de los analistas prevé un crecimiento económico anémico este año y una expansión del PIB del 0,6% en 2024, inferior al 0,9% de la previsión anterior. En 2025, el crecimiento será del 1,3%, frente al 1,5% anterior.

Esta perspectiva cada vez más pesimista se refleja en la encuesta empresarial.

"Los contactos reflejaron un panorama prácticamente sin cambios de estancamiento o ligera contracción de la actividad en el cuarto trimestre de 2023, con escasa o nula previsión de repunte en el primer trimestre de 2024", señaló el BCE.

Las empresas señalaron que esperan que el mercado de trabajo se suavice, dada la prolongada incertidumbre y la creciente necesidad de contener los costes.

A más largo plazo, es decir, hasta 2028, la encuesta de previsión sitúa el crecimiento de los precios en el 2%, frente al 2,1% previsto anteriormente.



Jamileth