Migración

Italia inaugura una cumbre africana para presentar su plan de desarrollo y contra la inmigración

2024-01-29

Italia, que desde hace décadas está en el epicentro del debate migratorio europeo, ha...

 

ROMA (AP) — La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, inauguró el lunes una cumbre con líderes africanos dirigida a presentar el gran plan de desarrollo italiano para el continente, con el que su gobierno espera frenar los flujos migratorios y forjar una nueva relación ente Europa y África.

Sin embargo, el plan encontró una recepción inicial poco entusiasta. El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki mahamat, dijo a la cumbre que a los países africanos les habría gustado ser consultados antes de que Italia presentara su proyecto.

“Debemos pasar de las palabras a los hechos”, dijo Faki, ex primer ministro de Chad. “No podemos estar contentos con promesas que nunca se cumplen”.

Dos docenas de líderes africanos, funcionarios destacados de la Unión Europea y de Naciones Unidas y representantes de bancos internacionales acudieron a Roma para la cumbre, el primer evento importante del turno de Italia como presidenta del Grupo de los Siete.

Italia, que desde hace décadas está en el epicentro del debate migratorio europeo, ha defendido su plan de desarrollo como una forma de crear seguridad y condiciones económicas que creen empleos en África y disuadan a sus jóvenes de seguir peligrosas rutas migratorias a través del Mediterráneo.

En su discurso de apertura, la mandataria detalló varios proyectos piloto en países concretos que según dijo permitirían a África convertirse en un gran exportador de energía a Europa para ayudar a reducir su dependencia de la energía rusa tras la invasión rusa de Ucrania.

“Queremos liberar energía africana para garantizar que generaciones más jóvenes tienen un derecho que hasta ahora se ha negado”, dijo Meloni a los asistentes. “Porque aquí en Europa hablamos mucho sobre el derecho a emigrar, pero rara vez hablamos sobre garantizar el derecho a no verse obligado a emigrar”.

Meloni, la primera mandataria de ultraderecha en Italia desde que terminó la II Guerra Mundial, ha hecho de limitar la inmigración una prioridad de su gobierno. Pero su primer año en el poder coincidió con un gran incremento en el número de personas que llegaban a las costas italianas, con unas 160,000 el año pasado.

El plan del gobierno, que lleva el nombre de Enrico Mattei, fundador de la petrolera estatal Eni, intenta ampliar la cooperación con África más allá de la energía pero de forma no desigual. Funcionarios italianos dicen que el plan incluye proyectos piloto en campos como educación, salud, agua, saneamientos, agricultura e infraestructura.

“La base del Plan Mattei es una nueva estrategia, no depredadora, no paternalista pero tampoco benéfica”, dijo Meloni a la cadena estatal RAI. “Es una estrategia de iguales, para crecer juntos”.

Italia, que durante el fascismo fue una potencia colonial en el norte de África, ha celebrado antes reuniones con países africanos a nivel ministerial. Pero en la cumbre del lunes, celebrada en el Senado italiano para demostrar el compromiso de todas las instituciones públicas italianas en el proyecto, es el primer evento de su clase en nivel de jefes de estado o de gobierno.

La cumbre incluye presentaciones de ministros italianos para detallar distintos aspectos del plan. El presidente de Italia, Sergio Mararella, ofreció una cena de gala el domingo por la noche.

Parlamentarios opositores y verdes italianos tenían previsto ofrecer una conferencia rival en la cámara baja del parlamento para criticar el Plan Mattei, que describen como una “caja vacía” neocolonial que intenta explotar una vez más los recursos naturales africanos.

Además del Plan Mattei, el gobierno de Meloni ha cerrado acuerdos controversiales con países concretos para tratar de mitigar la carga de la inmigración sobre Italia. Un acuerdo respaldado por la UE con Túnez aspira a reducir las salidas con proyectos de desarrollo económico y oportunidades de emigración legal, mientras que un acuerdo bilateral con Albania contempla crear centros en Albania para procesar las solicitudes de asilo de los migrantes rescatados en el mar cuando intentaban llegar a Italia.



Jamileth