Internacional - Población

Una actriz porno estadounidense que defiende a los palestinos visita Irán

2024-02-05

La actriz iraní Setareh Pesiani criticó al estricto gobierno iraní por su...

 

JERUSALÉN (AP) — Una actriz porno estadounidense que ha defendido a los palestinos en internet durante la guerra entre Israel y Hamás viajó a Irán y visitó la antigua embajada estadounidense en Teherán, abandonada tras la crisis de rehenes de 1979.

La visita de Whitney Wright a Irán, que mantiene encarcelada a Narges Mohammadi, ganadora del Nobel de la Paz y activista de derechos de las mujeres, provocó duras críticas por la represión de las mujeres en el país desde la muerte de Mahsa Amini bajo custodia policial en 2022 y las protestas que desencadenó en todo el país.

Wright se grabó recorriendo Teherán, a pesar de que su trabajo en pornografía la exponía técnicamente a cargos penales que pueden incluir la pena de muerte.

Wright no respondió a peticiones de comentarios de The Associated Press. Pero en comentarios en redes sociales describió la antigua embajada estadounidense como un lugar que “TENÍA que visitar”. La Guardia Revolucionaria, un cuerpo paramilitar iraní, gestiona ahora un museo en el lugar.

Estudiantes iraníes que respaldaban al ayatolá Rujolá Jomeini tomaron el complejo tras la Revolución Islámica de 1979. Empleados de la embajada tomados como rehenes estuvieron 444 días retenidos. Se puede trazar una línea directa entre esa crisis y las tensiones actuales entre Teherán y Washington.

“Comparto exposiciones de un museo que no se ven nunca”, escribió Wright en Instagram. “No es un apoyo al gobierno”.

Como ciudadana estadounidense nacida en Oklahoma City, Wright necesitaría una visa para su visita. La delegación iraní en Naciones Unidas no respondió a preguntas sobre el viaje de la actriz.

El vocero del Ministerio iraní de Exteriores recibió una pregunta sobre Wright durante una conferencia de prensa el lunes y respondió que no tenía información sobre ella. Wright ha compartido información propalestina en internet, incluido material que apoya la lucha armada contra Israel.

Su viaje provocó reacciones de inmediato.

La actriz iraní Setareh Pesiani criticó al estricto gobierno iraní por su imposición del hiyab, un pañuelo que cubre el cabello, y que llevó a la detención y la muerte de Amini, de 22 años.

“¡¿Castigan de distintas formas a la gente de este país por quitarse el hiyab pero permiten que una actriz porno venga aquí a hacer turismo?!”, escribió Pesiani en Instagram.

Masih Alinejad, una activista afincada en Estados Unidos que ha sufrido intentos de secuestro y asesinato de Irán, también criticó la visita de Wright.

“Nosotras, las mujeres de Irán, queremos ser Rosa Parks y no Whitney Wright”, escribió Alinejad, en referencia a la emblemática activista estadounidense de los derechos civiles. “¡Los auténticos impulsores de la guerra son los agentes de la república islámica que te ejecutan si eres fiel a ti misma!”.

En 2016, una actriz porno británica conocida como Candy Charms viajó a Irán, lo que provocó críticas inmediatas. Sin embargo, no había cobertura mediática de la visita de Wright dentro de Irán, un probable indicio del estrecho control sobre los periodistas en el país desde las protestas de 2022.

En cuanto a la guerra israelí contra Hamás en la Franja de Gaza, los medios estatales iraníes han aprovechado el apoyo estadounidense para criticar a Estados Unidos y a otros que se oponen a la teocracia iraní. También lo hizo Abdolreza Davari, asesor mediático del expresidente de línea dura Mahmoud Ahmadinejad.

“Israel es absolutamente malvado y sucio”, escribió en X, antes Twitter, en octubre. “Apoyaremos a cualquiera que luche contra Israel, aunque esa persona sea Mia Khalifa, una exestrella del porno que ha limpiado su pasado de crueldad y corrupción apoyando abiertamente a la nación palestina oprimida y combatiendo los crímenes sionistas”.

Cuando se le preguntó por la visita de Wright, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo a AP en un comunicado que ha advertido a los estadounidenses que eviten viajar a Irán y “tengan una cautela adicional debido al riesgo de detención injusta”. Los estadounidenses y personas relacionadas con Occidente pueden verse detenidos y condenados en juicios secretos para ser utilizados después como piezas de cambio en negociaciones con Washington.

“La República Islámica de Irán es un gran impulsor de inestabilidad en la región de Oriente Medio y lo ha sido desde 1979”, indicó el Departamento de Estado. “Si a Irán le preocupara la paz y estabilidad en la región de Oriente Medio o el bienestar de la gente allí, detendría su apoyo a organizaciones terroristas”.



aranza