Deportes

El Athletic alimenta su ambición 'Champions'

2024-02-19

Y un poco después con un mano a mano de Savinho ante Simón, en el que se impuso el...

 

Bilbao, 19 feb (EFE).- El Athletic Club alimentó su ambición de clasificarse para la Liga de Campeones imponiéndose por 3-2 al Girona en San Mamés en un gran partido, un choque que abrió un gol de Alex Berenguer, empató Viktor Tsyganov, ladearon de nuevo para los locales Alex Berenguer e Iñaki Williams y apretó para el tramo final Eric García.

Fue un gran partido de los rojiblancos, que merecieron mayor ventaja al descanso que el 1-0, pudieron ampliar el 3-1 con el que se adelantaron en la segunda mitad pero estuvieron a punto de empatar los visitantes en dos ocasiones en el descuento.

Es la novena victoria seguida del Athletic en San Mamés, la séptima en un campeonato liguero en el que apuntala su quinta plaza, se acerca de nuevo a dos puntos de la 'Champions' y además se sitúa a siete puntos de un Girona que sufre su segunda derrota consecutiva, su tercer partido seguido sin ganar y ve cómo se aleja a seis puntos un liderato que llegó a ocupar y que parece cada vez más claro para el Real Madrid.

El Athletic salió decidido a por el Girona a su área y para el minuto y medio se había cobrado la primera pieza. Aleix García se equivocó en un balón horizontal de un lado a otro del campo, Berenguer lo interceptó, regateó a Arnau y alojó el un duro disparo junto al palo de Gazzaniga.

Parecieron tocados los visitantes con ese primer tanto porque antes del minuto 10 los locales pudieron marcar dos veces más. Pero Iñaki Williams no estuvo demasiado fino y dio vida a un conjunto catalán que trató de responder una vez recuperado del mazazo.

También fueron tres veces las que se acercó el Girona antes del minuto 20. La más peligrosa la primera, un tremendo disparo desde la frontal de Tsygankov que Unai Simón mandó a córner. Un contra entre Dovbik e Iván García, en la que se impuso la defensa rojiblanca, y otro disparo de Tsygankov, alto, cerró ese buen momento de los de este lunes de blanco.

A partir de ahí, con la excepción un gran disparo desde la frontal de Herrera para finalizar una muy buena combinación del Girona, fue todo un recital de ocasiones malogradas por Iñaki Williams.

El mayor de los hermanos encontró un filón por su banda, la derecha, y en los pases de sus compañeros, que no dejaron de alimentarle. Pero el Iñaki que ha vuelto de la Copa de África dista mucho del que se fue y dilapidó una tras otra hasta media docena de ocasiones.

Las más claras un disparo al palo tras recortar a un rival en un colada por la banda y un remate fallido solo, en el punto de penalti, a pase de la muerte de Guruzeta.

Un remate de Yeray tras córner dio carpetazo a una primera parte en la que si Iñaki Williams hubiese tenido un poquito de finura e instinto en el área el choque hubiese estado claramente encarrilado a favor del Athletic.

Pero no lo hizo y lo pagó caro el Athletic al inicio del segundo tiempo, ya que para el minuto 49 los de Míchel Sánchez habían empatado el partido. Lo hicieron en el segundo acercamiento consecutivo a la meta de Simón.

El meta internacional repelió un primer centro de Savinho, pero no pudo repetir a otro posterior de Iván Martín al área pequeña en el que Tsyganvov le había ganado la posición a Yuri. El bilbaíno Iván Martín se había zafado en el área Prados con un sombrero.

No le duró mucho la alegría al Girona, ya que en un nuevo error en la salida del balón provocó un segundo tanto vizcaíno parecido al primero otra vez de Berenguer. Aunque en esa ocasión el centro fue de Guruzeta, que le había robado el balón a Miguel Gutiérrez en una presión al unisono con Iñaki Williams.

Aunque no parecía la noche del mayor de los Williams, su trabajo estaba siendo tremendo y encontró el premio del gol, el 3-1 que pareció decidir el choque. En esa oportunidad sí fue capaz de aprovechar un doble indecisión de Juanpe y Miguel a un balón largo de Yeray que conquistó y alojó en una esquina de la meta de Gazzaniga tras dar en el palo.

Vivió momentos de zozobra entonces el Girona, al que Gazzaniga, que no había llegado a ninguno de los tres goles, salvó el 4-1 hasta en dos ocasiones, primero a remate de Berenguer y después a una presión de Williams tras un balón complicado que le envió Eric García.

No acabó de decidir el choque el Athletic y el Girona volvió a encontrar vida casi sin buscarla. Fue a través de un golpe franco de Aleix García que no pudo rematar en el primer palo Herrera y que el central internacional acabó alojando casi a placer entre los tres palos.

El VAR revisó la jugada por un posible fuera de juego si Herrera hubiese tocado el balón, pero acabó concediendo el tanto.

Se paró el partido porque los médicos tuvieron que salir hacia una grada para atender a un espectador que lo necesitaba y, tras la reanudación, el Girona amenazó con el 3-3 ya en el descuento en un remate de Dovbyk al lateral de la red.

Y un poco después con un mano a mano de Savinho ante Simón, en el que se impuso el meta internacional, y un disparo de John Solís tras le rechace que Vivian despejó bajo palos.

Fue la última ocasión de un choque que merecieron ganar los locales pero que pudieron empatar en el añadido los visitantes.

- Ficha técnica:

3 - Athletic Club: Unai Simón; Lekue (De Marcos, m.30), Vivian, Yeray (Paredes, m.86), Yuri; Prados (Vesga, m.86), Galarreta; Iñaki Williams, Unai Gómez (Sancet, m.74), Berenguer; y Guruzeta (Nico Williams, m.74).

2 - Girona FC: Gazzaniga; Arnau Martínez (Valery, m.74), Èric García, Juanpe, Miguel Gutiérrez; Aleix García, Herrera (John Solís, m.89); Tsygankov (Stuani, m.89), Iván Martín (Portu, m.74), Sávio; y Dovbyk.

Goles: 1-0, m.2: Berenguer. 1-1, m.48: Tsyganov. 2-1, m.56: Berenguer. 3-1, m.60: Iñaki Williams. 3-2, m.75: Eric García.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité Murciano). Mostró tarjeta amarilla al local Lekue (m.25) y al visitante Juan Carlos (estando en el banquillo, m.20).

Incidencias: Partido de la jornada 25 de LaLiga EA Sports disputado en San Mamés ante 46.220 espectadores. Dato oficial. En el minuto 77, justo tras el 3-2, los médicos del Athletic saltaron a una grada para atender a algún espectador que necesitaba de atención y acabó siendo evacuado del estadio.



aranza