Internacional - Economía

El empeoramiento de los indicadores de pobreza en España apuntan a una salida desigual de la pandemia

2024-02-28

Además, el académico apunta que la subida de los precios produce efectos...

 

28 feb (Reuters) -La pobreza empeoró en España en 2023 respecto al año anterior, en un contexto de inflación generalizada y encarecimiento de la energía que han contribuido a una recuperación desigual de la sociedad tras la pandemia de COVID-19.

Aunque la economía española aguantó los embates pospandémicos e inflacionarios mejor que otros países de la Eurozona, la Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el INE el martes muestra que el porcentaje de la población en riesgo de pobreza o exclusión social aumentó hasta el 26,5%, frente al 26% de 2022.

Asimismo, el porcentaje de los que están en situación de carencia material y social severa también subió del 7,7% al 9%.

El PIB español de 2023 (1,46 trillones de euros) superó con creces los niveles prepandémicos (1,24 trillones en 2019), pero el persistente repunte de los precios en los dos últimos años ha reducido el poder adquisitivo de los hogares, pese a que las medidas del Gobierno han moderado los precios antes que otras grandes economías y han suavizado la escalada del recibo energético.

Estos factores se aprecian en el informe del INE, que muestra importantes divergencias entre las distintas variables de la pobreza.

Mientras que el acceso al automóvil o a las vacaciones se han mantenido relativamente estables desde 2019, la pobreza energética se ha disparado, en un clima del encarecimiento del gas natural tras la guerra de Ucrania y las sanciones a Rusia.

De acuerdo con los datos del INE, en 2019 el 7,6% de la población no podía permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada, y en 2023 esa proporción es del 20%. Para Roberto Gómez-Calvet, profesor de la Universidad Europea de Valencia, es un alza preocupante, porque no han sido años "excesivamente fríos".

La tendencia de la pobreza puede resultar contradictoria, porque, según el mismo informe del INE, los ingresos medios por persona subieron notablemente en 2023, alcanzando los 14.082 euros por persona y con un alza interanual del 8,3%.

Es una estadística que se debe interpretar "con cautela", advierte Gómez-Calvet, porque puede que la mejoría no se haya producido de forma uniforme, a lo que se suma el efecto amortiguador de la inflación.

"Hay que ver cómo se ha distribuido la riqueza; si ha sido uniforme entre todos los estratos o si ha habido unas partes que sí han sido capaces de recuperar unos ingresos previos a la pandemia y otras que no".

Además, el académico apunta que la subida de los precios produce efectos asimétricos en la economía y que los estratos de mayor capacidad seguramente han aguantado mejor la adversidad.

En este sentido, la ONG Save the Children hizo hincapié en un informe publicado el martes en que los hogares con hijos e hijas menores de edad se enfrentan a mayores tasas de pobreza y son los que más sufren la inflación acumulada.

"Todos estos datos ponen de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes para reducir la desigualdad a la que hacen frente las familias más vulnerables, así como de evitar que hacer frente a la crianza de niños y niñas se convierta en un factor de empobrecimiento en nuestro país", explica Catalina Perazzo, directora de Incidencia Social y Política de Save the Children.

De hecho, según el informe de la INE, 28,5% de los menores de 16 años estaban en riesgo de pobreza en 2023, en contraste con el sector de 16 a 64 años —18,9% — o el sector de más de 65 años —18,3% —.

Según Gómez-Calvet, las instituciones deberían focalizar mucho más las ayudas al segmento más vulnerable de la población.

"Las medidas de forma generalizada para que todas las viviendas puedan tener un aislamiento adecuado son demasiado ambiciosas y al final tienen un coste económico que es muy alto", apunta el académico. "Además, igual solo llegan a las familias que son capaces de adelantar ese dinero para la reforma, y a lo mejor una familia que realmente lo necesita no se puede plantear anticipar ese gasto".



aranza