Internacional - Economía

Suben precios del petróleo, el cobre y el oro: ¿qué pasa?

2024-04-05

En el caso del crudo, hay un factor adicional que restringe la oferta: la OPEP. La...

Por Gregor Lischka | DW

Las gasolineras en Alemania son importantes indicadores de precios: quien va regularmente puede darse cuenta del precio del petróleo. Actualmente está subiendo de nuevo. Pero también suben el oro y el cobre.

El barril de 159 litros vuelve a causar revuelo. Se trata del barril de petróleo, que se utiliza habitualmente como unidad de medida en el mercado mundial del crudo. Mientras que a principios de año el precio del barril de petróleo brent del Mar del Norte era de poco más de 70 dólares, ahora se acerca a los 90 dólares, lo que supone un aumento de más del 20 por ciento. Los precios de la gasolina han aumentado unos 10 céntimos por litro desde principios de año, y la tendencia va al alza.

Según Carsten Frisch, analista de materias primas del Commerzbank, actualmente están sucediendo muchas cosas: "El aumento de los precios del petróleo se debe a una mezcla de optimismo económico, escasez de suministro de petróleo y las actuales tensiones en Oriente Medio".

Dos guerras impulsan los precios del petróleo

Los acontecimientos en Oriente Medio, en particular, han contribuido al aumento de los precios del petróleo. Recientemente, por ejemplo, siete miembros de la Guardia Revolucionaria iraní murieron en un presunto ataque israelí contra la embajada iraní en Siria. Este tipo de incidentes demuestran la rapidez con la que puede agravarse el conflicto en la región y, por tanto, la preocupación por el abastecimiento de petróleo. Esto inquieta al mercado. "Por otro lado, recientemente han aumentado los ataques de drones ucranianos contra refinerías de petróleo en Rusia", añade Carsten Fritsch.

Linda Yu, del DZ-Bank, también considera que las tensiones geopolíticas son uno de los principales impulsores de los precios del petróleo: "Además, la demanda, actualmente todavía moderada, y la débil economía en China y Europa tendrían que recuperarse", dice a DW la analista de materias primas. La perspectiva de una reactivación económica mundial y el consiguiente aumento de la demanda de petróleo hacen subir el precio del oro negro.

El cobre y el oro sacan ventaja

En general, los precios de las materias primas, incluidos el cobre y el oro, han subido recientemente de forma generalizada. Por ejemplo, el precio de una onza troy de oro subió recientemente a más de 2,300 dólares, un máximo histórico. Según Fritsch, del Commerzbank, actualmente se puede incluso hablar de un "repunte de las materias primas”. Las razones de la subida de precios -desde el petróleo hasta el oro- son todas similares: "En la mayoría de los casos, hay indicios de un aumento de la demanda, unido a noticias de una oferta limitada".

El precio del cobre, importante metal industrial, se ve impulsado actualmente por la especulación en torno a un recorte de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. Esto, a su vez, debilita el dólar y hace que las materias primas negociadas en dólares, como el cobre, sean más baratas para los inversores con otras divisas, lo que aumenta la demanda y, por tanto, el precio.

Sin embargo, en el caso del oro -que suele ser un refugio seguro para los inversores en situaciones de crisis-, tanto los inversores como los observadores del mercado se preguntan por las razones del aumento del precio. Algunos sospechan que está relacionado con la esperada bajada de los tipos de interés. Pero el Consejo Mundial del Oro también destaca el gran interés actual de varios bancos centrales: "Estos han continuado recientemente sus compras de oro al más alto nivel". Recientemente continuaron con sus compras de oro "al más alto nivel". Se mencionan los bancos centrales de China, pero también los de Polonia, República Checa, India, Singapur y Libia. Lo mismo ocurre aquí: la mayor demanda está impulsando el precio. 

OPEP: no se prevén restricciones de la producción

En el caso del crudo, hay un factor adicional que restringe la oferta: la OPEP. La Organización de Países Exportadores de Petróleo ya restringió la producción hace unos meses. A mediados de esta semana anunció que no modificaría su política de producción. Esto debería contribuir a mantener la tensión en los mercados mundiales en los próximos meses y, posiblemente, a hacer subir aún más el precio del crudo. Según la agencia Bloomberg, Irak también produjo en marzo más petróleo del acordado y las exportaciones rusas de crudo también han aumentado. La analista Yu, del DZ-Bank, cree que el precio del petróleo seguirá subiendo hasta alcanzar los 95 dólares por barril a lo largo del año.

La noticia sobre el barril de 159 litros no es buena para los conductores, al menos para los que utilizan un automóvil con motor de combustión. La evolución del precio del petróleo tiene una repercusión directa y notable en la gasolinera. Dado que los precios de la gasolina y el diésel están estrechamente correlacionados con los del crudo, el encarecimiento del petróleo se traduce en un aumento del precio de los carburantes.

Un análisis actual del club automovilístico ADAC sobre la evolución de los precios de los carburantes en marzo indica también que el precio del litro de Super E10 subió durante tres semanas seguidas y alcanzó una media mensual de 1,787 euros. El precio del diésel, en cambio, apenas varió. Según el ADAC, el hecho de que el diésel se vea menos afectado por las subidas de precios se debe probablemente al inminente final de la temporada de prender la calefacción.



aranza