Migración

Las solicitudes de asilo en México caen un 37 %, un alivio para la frontera sur

2024-04-09

La Comar del Gobierno de México recibió 23.753 peticiones de enero a marzo pasados,...

 

Tapachula (México), 9 abr (EFE).- Las solicitudes de asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) cayeron un 37,34 % anual en el primer trimestre de 2024, lo que representa un alivio para los migrantes varados en la frontera sur de México.

La Comar del Gobierno de México recibió 23.753 peticiones de enero a marzo pasados, casi 14,000 menos que la cifra récord de 37.906 del mismo periodo de 2023.

El principal país de origen fue Honduras, con 10.376, seguido de Cuba (5.152), Haití (1.982), El Salvador (1.732), Venezuela (1.314), Guatemala (1.309), Colombia (624), Nicaragua (301), Ecuador (183) y Angola (150).

Los datos muestran una tendencia a la baja tras el récord de casi 141,000 solicitudes en 2023, cuando se elevaron un 18,2 % en medio del flujo migratorio inédito de la región.

Una esperanza para la frontera sur

En Tapachula, ciudad fronteriza de México con Guatemala que recibe casi dos de cada tres peticiones de asilo a nivel nacional (15.092), la tendencia a la baja es una esperanza para migrantes que llevan meses en espera de su trámite.

Migrantes dijeron a EFE que ahora perciben un mejor servicio de la Comar a pesar del escaso personal.

El haitiano Sergemnd Raymond, quien lleva siete meses en Tapachula, indicó que antes recibían atención en un edificio sin espacio suficiente, donde sentían asfixia y las personas dormían de cinco a seis días en la fila en espera de atención.

“Ahora no, la gente viene y pasa de una vez, de inmediato, porque lo de antes eran tres meses que (tardaban en) llamar a uno, ahora no, de 15 a ocho días van mejorando.

Este migrante, quien vende refrescos y agua a otros solicitantes, permanece en el sur de México desde el pasado 25 de septiembre pasado y es testigo de la mayor agilidad en los procesos.

"Hay quienes llegan con un mes y les dan su papel normal, aquí está todo bien, normal, con su baño, luces y no hace falta nada para los migrantes que llegan para su trámite”, comentó.

El salvadoreño Asilas Romero realizó su trámite para permanecer en Tapachula y que las autoridades no lo molesten.

Este migrante en su país era comerciante, pero las pandillas lo extorsionaron, por lo que llegó a México en busca de protección.

"Tengo paciencia, gracias a Dios. Por la violencia que tenemos en el país, que nosotros vivimos así, por eso posiblemente no se sabe (si obtenga el asilo), allí depende del proceso que se lleve, solo ellos pueden saber", relató.

El descenso de las solicitudes de asilo coincide con un decremento de casi 55 % en los últimos tres meses de los migrantes detectados en la frontera de México con Estados Unidos, según reportó el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en marzo pasado.

Piden agilizar la atención

Óscar de la Olla, un comerciante mexicano que tiene un negocio frente a las oficinas de la Comar, consideró que ha mejorado la atención hacia los migrantes, pero pidió a las autoridades mexicanas agilizar el trámite porque las personas requieren ayuda.

“Si nos ponemos del lado humanitario, todos tenemos necesidades y la migración de ellos es una necesidad, llevan el tiempo que es y cumplen con sus horarios, pero a lo mejor allá dentro el trámite es lento", opinó.

En el perímetro de la Comar se mantienen decenas de vallas metálicas con efectivos de la Guardia Nacional para proteger la seguridad de las personas y evitar disturbios.

Aún así, De la Olla cree que la "Comar necesita más gente que trabaje, necesita apoyo y ayuda para poder atender a las personas, hay regaderas, sanitarios, está más limpio y no se ven abusos".



aranza