Internacional - Política

Biden recibe a líder iraquí en periodo de tensión en Oriente Medio

2024-04-15

El pronunciado aumento de las tensiones ha suscitado interrogantes sobre la viabilidad de la...

 

WASHINGTON (AP) — El presidente estadounidense Joe Biden recibió al primer ministro iraquí el lunes en la Casa Blanca, en momentos en que su gobierno pretende evitar una escalada de la violencia en Oriente Medio por la guerra en Gaza y el ataque iraní sin precedentes a Israel del fin de semana en represalia por el bombardeo atribuido a Israel —el cual destruyó la sección consular de la embajada iraní en Siria.

El primer ministro iraquí Mohammed Shia al-Sudani visitó la Casa Blanca para sostener conversaciones destinadas a centrarse principalmente en las relaciones entre Estados Unidos e Irak, que habían sido programadas mucho antes de los ataques iraníes. Pero los lanzamientos de drones y misiles del sábado, incluidos algunos que sobrevolaron el espacio aéreo iraquí, han puesto de relieve la delicada relación entre Washington y Bagdad, sobre todo debido a los grupos afines a Irán que operan en Irak.

El pronunciado aumento de las tensiones ha suscitado interrogantes sobre la viabilidad de la presencia militar estadounidense de dos décadas en Irak. Sin embargo, una batería de misiles Patriot estadounidenses en Irbil, Irak, derribó por lo menos un misil balístico iraní, según funcionarios de Estados Unidos —uno de las docenas de misiles y drones destruidos por las fuerzas estadounidenses en la defensa israelí al ataque.

Al inicio de la reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Biden reforzó que Estados Unidos sigue “comprometido con la seguridad de Israel” y elogió el “esfuerzo militar sin precedentes para defender a Israel” el sábado.

“Nuestra asociación es fundamental para nuestras naciones, Oriente Medio y el mundo”, dijo Biden a al-Sudani, que por su parte señaló que el encuentro se da en un “momento delicado”.

Al reunirse con el viceprimer ministro iraquí Muhammad Ali Tamim antes de la sesión de Biden con al-Sudani, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que Estados Unidos estaba instando a todas las partes a evitar una escalada.

“En las 36 horas transcurridas desde entonces, hemos estado coordinando una respuesta diplomática para tratar de evitar una escalada”, sostuvo. “La fuerza y la sabiduría deben ser dos caras de la misma moneda”.

Tamim dijo que el gobierno iraquí estaba igualmente preocupado.

“Oriente Medio vive hoy circunstancias excepcionales que tienen repercusiones en nuestras naciones, y esperamos que terminen las escaladas y las tensiones en la zona”, afirmó.

Complicando la situación, grupos afines a Irán han perpetrado ataques contra intereses estadounidenses en la región desde territorio iraquí.

Las conversaciones del lunes incluirán la estabilidad regional y el futuro de los despliegues militares estadounidenses, pero también se abordarán temas económicos, comerciales y energéticos que se han convertido en una prioridad para el gobierno iraquí.

Estados Unidos e Irak iniciaron conversaciones formales en enero sobre el fin de la coalición creada para ayudar al gobierno iraquí a combatir al Estado Islámico, con cerca de 2,000 soldados estadounidenses en Irak bajo un acuerdo con Bagdad. Las autoridades iraquíes han pedido periódicamente el retiro de esas fuerzas.

La relación entre ambos países es delicada, en parte por la considerable influencia que Irán tiene en Irak, donde una coalición de grupos respaldados por Irán llevó a al-Sudani al poder en octubre de 2022.

En años recientes, Estados Unidos ha pedido al gobierno iraquí hacer más para evitar ataques contra bases estadounidenses en Irak y Siria, que han estremecido más a la región desde el ataque del 7 de octubre contra Israel perpetrado por el grupo palestino Hamás. El ataque de este fin de semana por parte de Irán, a través de espacio aéreo iraquí, ha subrayado las preocupaciones estadounidenses, aunque al-Sudani ya había salido de Bagdad y estaba camino a Washington cuando Irán lanzó sus misiles y drones.

 



aranza