Vox Populi

 Los negocios de Aurelio Nuño

2016-06-22

El contrato fue asignado a Grupo Mexicano de Seguros, no obstante que su propuesta fue mayor en 141...

Enrique Galván Ochoa, La Jornada

La Secretaría de Educación adquirió un seguro por 460 millones 800 mil pesos, que cubre ‘‘bienes patrimoniales, responsabilidades y seguro de embarcaciones 2016-2017’’, según apareció en Compranet. Participaron tres empresas y el contrato fue asignado a Grupo Mexicano de Seguros. Según expertos en la materia, la secretaría pagó un sobreprecio de cerca de 142 millones de pesos. La pregunta es si se trata de un recurso para la eventual campaña presidencial del secretario Aurelio Nuño.

La historia

De acuerdo con el documento que obra en poder de esta sección, la Dirección de Adquisiciones de la Secretaría de Educación Pública, expediente 1064856, solicitó un proveedor para el servicio integral de aseguramiento. Es uno de los principales contratos en esta materia del gobierno federal por su cuantía; se trata de asegurar millares de inmuebles: escuelas y oficinas, computadoras, etcétera, en toda la República. Desde la publicación, la licitación estaba muy forzada. 1) Salió bajo el esquema de ‘‘tiempos recortados’’. Se publicó el 18 de mayo del año en curso y el fallo fue dado a conocer el 30 de mayo. ¿Son dos semanas suficientes para analizar y resolver un negocio de tal cuantía? 2) Concursaron tres participantes: Axa Seguros, con propuesta económica por 525 millones de pesos; Grupo Mexicano de Seguros, con 460 millones 800 mil y Seguros Banorte, con 319 millones de pesos. 3) El contrato fue asignado a Grupo Mexicano de Seguros, no obstante que su propuesta fue mayor en 141 millones 800 mil pesos que la de Banorte. ¿Se presentaron inconformidades por el cuestionable fallo? No, hasta el momento. En el sector de seguros, de tradición conservadora, se comenta que nadie querría comprar un pleito con un funcionario que puede llegar a ser presidente de la República.

Don Beltrone

No es imaginable que Manlio Fabio Beltrones vaya a retirarse a filosofar a orillas de la playa de Bahía de Kino. Renuncia a la presidencia del PRI porque hizo un desteñido papel en la campaña electoral reciente. Sus amigos cercanos lo defienden: nadie hubiera podido ganar una elección que el gobierno de Peña Nieto había perdido desde antes del 5 de junio. Votaron en su contra la crisis económica, la devaluación, la corrupción/inseguridad y un largo etcétera. Otra cabeza que rueda por los malos resultados es la de Agustín Basave. No deja al PRD ni mejor ni peor que como lo tomó. Simplemente en estado de putrefacción incurable. Dimitió a siete meses de haber asumido el cargo. Versión oficial: la ‘‘ingobernabilidad’’ dentro del partido; dijo que su decisión no tiene nada que ver con los resultados de las elecciones del 5 de junio.

La ley 3 de 3

Pareciera que la corrupción/impunidad aparte de todo tienen buena suerte. Los sucesos de Oaxaca vinieron a poner en segundo plano el tema. ¿En que va? Los priístas están viendo cómo aplican el ‘‘va p’atrás, apá’’. Es decir, van a corregir la ley en la parte que impone a personas físicas y empresas privadas que contraten con el gobierno la obligación de presentar información sobre su situación financiera y fiscal. La condición era para los políticos, sólo que la tergiversaron en el Congreso.

Ombudsman Social

Enrique: Permíteme que te corrija. El sexenio no apunta a finalizar de modo turbulento. Ya estamos en zona de turbulencia. Y Beltrones renuncia en el momento en que sabe que es el mayor daño que puede hacerle a su rival. ¿Será candidato a la Presidencia? Cualquier partido de la chiquillería lo postularía.



TRO