Internacional - Población

Fuerzas iraquíes retoman a los kurdos casi todos los campos de petróleo en Kirkuk

2017-10-18

El martes, miembros de las fuerzas iraquíes retiraron las banderas kurdas, colocadas en los...

Ahmad AL-RUBAYE KETZ 

Bay Hasan, Irak | AFP |Las tropas iraquíes recuperaron este martes la casi totalidad de los campos de petróleo de la provincia de Kirkuk, tras la retirada de las fuerzas kurdas, arruinando las esperanzas de independencia de un Kurdistán iraquí en pleno marasmo económico.

Desde el inicio de la operación dos días antes, los convoyes blindados iraquíes avanzaban para restaurar la autoridad del poder central en esta provincia del noreste de Irak, donde los combatientes kurdos peshmergas se instalaron en 2014 aprovechando el caos provocado por una ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El martes, miembros de las fuerzas iraquíes retiraron las banderas kurdas, colocadas en los edificios y puestos de control de los campos de Bay Hasan y Havana, para sustituirlas por las banderas iraquíes, constató un fotógrafo de la AFP.

Para el coronel Ahmed Modhi, de la policía federal, el hecho de que las fuerzas iraquíes retomen el control de los campos petroleros es totalmente lógico. "Es una riqueza nacional, pertenece a Irak, igual que las riquezas naturales del conjunto de las regiones del país", dijo a la AFP.

"La recuperación por parte del gobierno y el ministerio del Petróleo del conjunto de las instalaciones de los campos petrolíferos, así como de las estaciones de bombeo y los oleoductos de la provincia de Kirkuk y las zonas 'disputadas', permitirá el regreso al orden", indicó en un comunicado el ministro del Petróleo, Jabar al Luaibi.

En efecto, cinco de los seis campos de la rica provincia de Kirkuk están nuevamente bajo el control de las autoridades de Bagdad, que recuperarán una producción de más de 400,000 barriles de crudo por día (b/d), en cuanto retomen la actividad.

Solamente un campo menor, el de Jurmala, en manos de los kurdos desde 2008, y que produce unos 10,000 b/d de petróleo pesado, de inferior calidad, no fue retomado por las fuerzas iraquíes.

Hasta ahora, casi tres cuartas partes del crudo eran exportadas a través del Kurdistán, en contra del interés de Bagdad, que ha retomado una muy importante fuente de ingresos a esa región autónoma en plena crisis financiera.

Según la Constitución iraquí, estos ingresos corresponden al poder central.

- 'Fin del sueño de independencia' -

"Con la pérdida de estos campos, la cartera kurda se divide en dos", afirma el geógrafo francés Cyril Roussel. Pero más allá de la cuestión económica, "es el fin de la autonomía económica del Kurdistán y del sueño de independencia", agrega.

"Fue solo después de anexar en julio de 2014 los yacimientos de Kirkuk que el presidente kurdo Masud Barzani comenzó a hablar de independencia, antes solo hablaba de autonomía", recuerda este especialista del Kurdistán iraquí.

Kirkuk es sede la petrolera nacional North Oil Company y de numerosas infraestructuras petroleras y de gas.

Los mercados observaban con inquietud una posible reducción de la oferta mundial de crudo, que podría hacer aumentar los precios. Sin embargo, estos cayeron el martes al cierre de las plazas europeas, aparentemente tranquilizadas por el repliegue de los combatientes kurdos.

Este progreso marca un giro en la operación lanzada por Bagdad, que el lunes también proclamó varias victorias simbólicas, tres semanas después del polémico referéndum de independencia, cuyo instigador, Barzani, está siendo duramente criticado incluso por su propio bando. 

Al izar la bandera iraquí y arriar la bandera kurda delante de la gobernación de Kirkuk, Bagdad quiere dejar claro su regreso al poder frente a los kurdos.

Tras este avance rápido y casi sin violencia, las fuerzas gubernamentales siguen progresando para imponer su autoridad en otras zonas disputadas.

El regreso de centenares de familias kurdas, según responsables locales, a la ciudad de Kirkuk, permite en particular a las fuerzas iraquíes demostrar que apoyan la convivencia entre comunidades, que llamaron a preservar desde el comienzo de los movimientos militares.

- Sinjar y Diyala -

A varios cientos de kilómetros de Kirkuk, cerca de la frontera con Siria, las fuerzas iraquíes tomaron el control de la ciudad de Sinjar (noroeste), bastión de la minoría yazidí, perseguida por los yihadistas del EI.

Ahí también los peshmergas se retiraron "sin violencia".

En la provincia de Diyala, al este de Bagdad, les tropas gubernamentales "entraron en Jalawla e izaron la bandera iraquí en el ayuntamiento", indicó a la AFP el responsable de seguridad local, Sadeq al Huseini.

"Los peshmergas se retiraron de todas sus posiciones en cuatro sectores, entre ellos Jalawla y Janaqin, y regresaron a las posiciones que tenían antes del 2014", añadió.


 



regina