La Visión del Bucanero

Planeación

2018-08-10

La planeación es una función administrativa que comprende el análisis de una...

Grumete Exigente

PLANEACION

Es la acción previa requerida, para alcanzar con seguridad uno o varios objetivos, detallando las actividades necesarias que permitirán lograr ordenada y oportunamente los eventos del proyecto, o sea: define el proceso a seguir que permitirá desarrollar con éxito las actividades de dicho proyecto, tal como lo concibió la planeación.

Prevé la correlación de dichas actividades, la duración de ejecución de cada una de ellas, así como las ayudas requeridas, considerando la ejecución de otras actividades necesarias que resolverán los posibles problemas potenciales.

Es el conjunto de actividades requeridas para llevar a cabo con éxito, la alternativa ganadora (entre las evaluadas), resultante del análisis ordenado del problema que soportó la correcta toma científica de decisiones, asegurando con la planeación, el alcance exitoso del(los) objetivo(s) proyectado(s).

La planeación (planificación o planeamiento) es una función administrativa que comprende el análisis de una situación, el establecimiento de objetivos, la formulación de estrategias que permitan alcanzar dichos objetivos, y el desarrollo de planes de acción que señalen el cómo, cuándo y dónde aplicar tales estrategias.

Existen diferentes tipos de planeación:

     Planeación Inactiva.- Consiste en pasar por alto su necesidad y salir del paso a duras penas. Este tipo de planeación funciona bien para negocios pequeños, estructurados de manera sencilla, implica un alto grado de riesgo.

     Planeación Preactiva.- La empresa determina la forma del futuro y cómo afectará sus operaciones, y luego se prepara para ese conjunto de sucesos. Las empresas con este tipo de planeación consideran que el futuro es un hecho seguro y su mejor estrategia consiste en configurar la forma de dicho porvenir, preparándose para ello.

     Planeación Proactiva.- Se realiza cuando las empresas consideran que sus acciones pueden dar forma a su futuro. Este tipo de planeación se fundamenta en la convicción de que el futuro no es preordenado o fijo y que las empresas pueden darle forma al suyo.

     Planeación Reactiva.- Ocurre en ambientes estáticos, donde las empresas bien establecidas, conservadoras y tradicionales tienen un largo historial de éxito. Tienden a concentrarse en el pasado pese a resentir las nuevas exigencias del entorno dinámico. La mayor parte de su planeación está dirigida a prevenir cambios o por lo menos a disminuir la frecuencia de su incidencia.

     Planeación operativa.- Consiste en formular planes a corto plazo que pongan de relieve las diversas partes de la organización. Se utiliza para describir lo que las diversas partes de la organización deben hacer para que la empresa tenga éxito a corto plazo. La planeación operativa marca la diferencia entre empresas eficientes y eficaces, y las que desaparecen al cabo de cierto tiempo hundidas en un mar de problemas.

     Planeación Educativa.-  Prevé  actividades para proyectos, específicos de la Educación Básica y la Educación Normal e implica la interacción de diversas dimensiones. Por ejemplo: el aspecto social, el cual habrá que tener en cuenta porque la escuela forma parte de una sociedad y como tal, los cambios que experimente la trascenderán.

     Planeación Estratégica.- Observa la cadena de consecuencias de causas y efectos durante un tiempo, relacionada con una decisión real o intencionada que tomará el director. La esencia de la planeación estratégica consiste en la identificación sistemática de las oportunidades y peligros que podrían surgir en el futuro, los cuales combinados con otros datos importantes proporcionan la base para qué una empresa tome mejores decisiones en el presente a fin de explotar las oportunidades y evitar los peligros. Es un proceso que se inicia con el establecimiento de metas organizacionales, define estrategias y políticas para lograr estas metas, y desarrolla planes detallados para asegurar la implantación de las estrategias y así obtener los fines buscados. También es un proceso para decidir de antemano qué tipo de esfuerzos de planeación debe hacerse, cuándo y cómo debe realizarse, quién lo llevará a cabo, y qué se hará con los resultados. La planeación estratégica es sistemática en el sentido de que es organizada y conducida con base en una realidad entendida.

     Planeación Táctica.- Comienza cuando termina la planeación estratégica, pues lo que se busca es desarrollar a un nivel intermedio las estrategias planteadas, a fin de desarrollarla a nivel de cada área en un lapso menor y con menos complejidad. Se relaciona con la toma de decisiones a corto plazo, en general para sobrellevar una crisis.

     Planeación normativa.- Es aquella que trata de ordenar lo rutinario, en base a la opinión de especialistas o de la burocracia (este enfoque maneja: los propósitos, la conceptualización en el resultado, fines perseguidos y consecuencias, resultados para las consecuencias futuras, objetivos satisfactorios,). Son una serie de reglamentos que se deben cumplir para la planeación de un objetivo, es decir: está basada en una serie de reglas acordadas por los miembros y terceros involucrados en el alcance del objetivo.

     Planeación financiera.- La planeación financiera busca mantener el equilibrio económico en todos los niveles de la empresa, está presente tanto en el área operativa como en la estratégica. La estructura operativa se desarrolla en función de su implicación con la estrategia. En otras palabras, la planeación financiera define el rumbo que tiene que seguir una organización para alcanzar sus objetivos estratégicos mediante un accionar armónico de todos sus integrantes y funciones. Su implantación es importante tanto a nivel interno como para los terceros que necesitan tomar decisiones vinculadas a la empresa (como la concesión de créditos, y la emisión o suscripción de acciones).

     Planeación de proyectos de construcción.- Es lo opuesto a la improvisación, es un sistema eficaz de la gerencia de proyectos que permite definir el objetivo, el alcance y la estrategia para ejecutar las obras socialmente viables, en los aspectos: técnico, económico y financiero. La buena gerencia debe intervenir a lo largo de todo el proyecto de construcción, de principio a fin, es decir: desde el inicio del estudio de viabilidad, ubicación, mapeo y distribución del terreno, Ingenierías básica y de detalle, obtención de permisos, planeación y desarrollo de la construcción, hasta la entrega del proyecto al cliente, llave en mano.

La Planeación casi siempre se acompaña de una carta de Ruta Crítica, relacionada a una grafica de Gantt, la cual enlista cada una de las actividades, su duración, el calendario de ejecución, identificando las actividades que pudieran retrasar o presentar un obstáculo al proyecto.

El diagrama de Ruta Crítica indica la secuencia que tiene cada una de las actividades del Proyecto y los ramales de actividades que se pueden ejecutar en paralelo en cada una de ellas. Se complementa con una simbología que muestra en cada evento: el tiempo más temprano para empezar una actividad, el tiempo más tardado para terminar dicha actividad, su duración y el tiempo flote.

Una buena Planeación considera las características del personal técnico (coordinador y supervisión) en la ejecución, así como de mano de obra calificada que se requerirá para realizar cada actividad.

     Planeación del Proyecto de Nación.-   Es la Planeación Proactiva de todas las acciones que darán forma al futuro de la Nación. Considera que tales acciones requerirán, en un momento dado, de casi todas las formas de planeación, dependiendo de la particular madurez de los entornos involucrados, para que secuencialmente se vaya logrando el propósito mayor de posicionar a la Nación en el nivel que le corresponde, dentro del entorno mundial.

Diseña las metas que se pretenden alcanzar ordenada y secuencialmente, de cada una de las acciones proyectadas por los sectores que integran la estructura socio- económica-financiera del país, incluyendo la explotación y comercialización de sus materias primas.

Considera la imprescindible correlación que existe entre los alcances de las actividades y sus logros, a fin de aprovechar los recursos eficientemente, sin desperdicio de tiempo, dinero y esfuerzo.

El resultado se verá en la generación suficiente de empleos bien pagados, ocupados por “individuos de bien”, formados ética y moralmente, dedicados y dispuestos a capacitarse, para mejorar su productividad, con lo que se lograría homogenizar el bienestar de la población, piedra angular en el desarrollo sostenido de la Nación.

El personal de Planeación debe saber lo que hace, esto es:

    Está consciente de su Responsabilidad administrativa, técnica y financiera para llevar a buen término el Proyecto.

    Está convencido de los Objetivos que se pretenden.

    Su preparación y buen juicio le indican la Secuencia de las actividades que se requieren y su Dependencia.

    Desmenuza las actividades grandes en actividades cortas para identificar aquellas que puedan realizarse en paralelo sin afectar la ruta crítica.

    Evita las afectaciones que podrían incidir en la sociedad y el medio ambiente, considerando las medidas para eliminarlas.

    Se mantiene enterado de la estacionalidad, presencia esporádica y magnitud de los factores climáticos y sus efectos.

    Estar consciente de la logística de los insumos.

    Estima la duración de cada actividad, para determinar el tiempo más probable y el más tardado en su ejecución.

    Estimar el costo de cada actividad con una desviación de +/- 5%

    Conocer lo que afecta en costo, el retraso de obra y está familiarizado con las penalidades.

    Considerar los pormenores (permisos, rutas, costo, demoras, imprevistos) de llevar a cabo las actividades con el mínimo riesgo, salva guardando la seguridad del personal, evitando en todo lo posible los desechos que contaminen el medio ambiente.

Una mayoría de los eruditos opina que la Planeación no es una cualidad significativa en la cultural de las etnias latinoamericanas, como lo ha sido en la formación cultural de los europeos (anglosajones, sajones, galos, celtas, etc.). Posiblemente debido al enfrentamiento abrupto con la era moderna y al sometimiento que durante años llevaron a cabo los conquistadores (mexicas, españoles, franceses y portugueses), en los que estos, decidían por ellos, fomentando el conformismo.

En este país, los proyectos que ejecuta la administración del sector político carecen de Planeación, simplemente porque no están capacitados para exigir a sus subordinados lo que deben hacer y en que deben enfocar sus esfuerzos. Supliendo esta carencia con órdenes y deberes arbitrarios, frecuentemente influidos por asesores internos (todólogos), tan ignorantes como ellos. Entonces, los resultados de la planeación de proyectos quedan en mano de los contratistas coludidos (creados temporalmente para optimizar las ganancias, contrarrestando los montos de las comisiones exigidas), atentando además contra las especificaciones y normas de la construcción, la calidad de los materiales, la modernización de los equipos, la productividad de las operaciones, etc.

Pero, como nadie se fija, porque todos están cumpliendo con el código de comportamiento político (roba arcas) de no intervenir en asuntos ajenos, las construcciones y las operaciones tienen una duración circunstancial, quedando vigente su terminación para la siguiente Administración, generándose una continuidad que prevalecerá por tiempo ilimitado.

Se ha presenciado el ocaso de miles de proyectos gubernamentales, unos porque sirvieron para resaltar la imagen del partido en el poder y que por la alternancia ya no era conveniente mantenerlos vivos, otros porque la nueva visión irresponsable los volvía obsoletos y muchos otros porque se terminó la vigencia para enriquecer al grupo en el poder.

La arbitrariedad con que se han aprobado los proyectos obedece al desorden en la evaluación de sus componentes durante la licitación, como son: claridad en el(los) propósito(s), su justificación, ejecución calificada, entrega formal, vida útil (duración) de la partes, refacciones en almacén, ignorancia del mantenimiento, operación eficiente de lo construido y naturalmente a la carencia de exigencia.

Por la misma razón, cualquier Proyecto de Nación en este país es una falacia, además de que, a ninguno de los Gobernantes a la fecha, le ha convenido comprometerse en serio, para llevar a cabo algo que nunca se concluirá y que pudiera resultar en el legado de su pésima actuación.

Naturalmente esta visión puede cambiar si se le presta atención a:

     La educación dirigida para formar individuos de bien.

     Invertir esfuerzo y recursos (humanos, económicos y materiales) en mantener un orden cívico en el territorio.

     Diseñar, establecer y aplicar un código de comportamiento para la población, incluyendo al político, basado en la ética.

    Ser productivos: estudiando, creando, trabajando, meditando, superando las carencias, cumpliendo, viviendo ordenadamente.

     Racionalizar y depurar el sector político.

     Simplificar las Leyes, para volverlas efectivas.

     La exigencia para hacer y reconocer: el esfuerzo, el trabajo completo, la calidad óptima, el cumplimiento contra viento y marea.

 México sería otro, si se Planearan las actividades que llevan a cabo los Gobiernos. Es necesario ser productivos y no gastar el fuego (tiempo, esfuerzo y recursos) en infiernitos.



JMRS
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México